TODO para la gloria de DIOS

1 Corintios 10:31-11:1

31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

32 No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios;

33 como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.

1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 11 de diciembre, 2011 – Traer Gloria a Dios por Regularizarse la Libertad – 

Según encuestas realizadas en 1999 y 2006 uno en cada cinco estadounidenses y británicos cree en el geocentrismo. Además,  según una encuesta realizada en el 2011 uno en cada tres rusos piensa que el sol gira en torno a la tierra. En 1543 fue publicado el libro De Revolutionibus por Nicolaus Copernicus un matemático, astrónomo y clero católico del Renacimiento sobre su teoría que el mundo gira en torno al sol. Antes de esta fecha la gran mayoría de científicos creían que el universo giraba en torno a la tierra.

En estos últimos versículos de capítulo 10 el apóstol Pablo establece  a Dios como el centro de la vida cristiana. A pesar de la libertad en Cristo que cada creyente disfrute nadie tiene el derecho de enfocarse en sí mismo y sus propósitos sino los propósitos de Dios.  Debemos permitir a nuestra libertad ser regularizado por el amor a los demás.

I. La libertad Cristiana debe usarse para la honra de Dios. V. 31

Así como los demás conductas y actos cotidianos debemos buscar glorificarle a Dios.

A. Glorificar a Dios en las actividades básicas.

No hay dudas que el alimentarse al cuerpo es una actividad básica en la vida de cada ser humano. Pero el creyente que usa su libertad para glorificar a Dios tiene que reconocer su responsabilidad de comer y beber en una manera que no es simplemente para su propio bien sino para traer gloria a Dios.

Es posible comer y beber en una manera que deshonra a Dios. Números 11:33 Pablo se hizo referencia en el versículo 10 a este acontecimiento y nos advierte a no caernos en la misma trampa. El comer y beber es para alimentar al cuerpo para poder cumplir con la voluntad de Dios. Pero es posible elevar a la comida y la bebida a una cosa que remplaza la voluntad de Dios y llega a ser una manera de satisfacer a nuestros deseos pecaminosos. El comer es una de dos maneras de gratificar a la carne en una forma inmediata.

El creyente maduro va a darse cuenta de su responsabilidad de poner al lado cualquier enfoque personal en gratificar a su carne con la comida y las bebidas y buscar la gloria de Dios.

B. Glorificar a Dios en las tareas importantes.

Esto parece más lógico y fácil de entender para nosotros los cristianos. Si hacemos algo, el término griego es la idea de crea algo y se usa casi exclusivamente para Dios, debemos hacerlo para hacer avanzar a la obra de Dios y para Su gloria. Colosenses 3:17 Es necesario reconocer que traer gloria a Dios va a involucrar agradecer a Dios. Es lo que Pablo dice en el versículo 30 que sus acciones de gracias deben ser expresadas con el bien de otros en mente. Si no expresás gracias a Dios por tu comida y bebida, ¿cómo vas a estar preparado para darle gloria a Dios cuando logres grandes metas.

 II. La libertad cristiana debe usarse para ganar a las almas perdidas. V. 32-11:1

Estos tres grupos abarcan toda la humanidad, entonces debemos tener cuidado no perder una oportunidad de testificarlos por un mal testimonio.

A. Hacerlo fácil para los inconversos creer en Cristo. V. 32

No podemos vivir en una manera que va a impedir a los inconversos llegar a los pies de Cristo. Si nuestras acciones impidan a los no creyentes hemos pecado contra ellos y le hemos faltado honra a Dios. El único tropiezo válido es Jesucristo mismo. I Pedro 2:6-8

Déjeme agregar que Pablo separa a la iglesia e Israel en este pasaje que nos lleva entender que la Biblia se interpreta más bien por la dispensacionalismo que la teología reformista.

B. Buscar lo mejor para los demás para que sean salvos. V. 33

Cuando Pablo dice que “agrada a todos” no dijo que traicionó a sus principios o intentó a agradar a los hombres (Gal. 1:10) sino que su vida y ministerio se enfocaron en ayudar a otros  en vez de promocionar a sí mismo y sus deseos. Cuando Pablo comía con los gentiles en una ocasión y en otra comía con los judíos seguro que pareciera a otros que vivió una vida incongruente. A la vez un veleta parece ser incongruente porque apunta una dirección y después otra. Pero es verdadero en apuntar siempre la dirección del viento también es lo que le da su utilidad. Debemos ser útiles en apuntar a otros a Jesucristo.

C. Seguir buenos ejemplos. V. 11:1

Si uno llega a la conclusión que su carne es traicionera y no le permite lograr glorificar a Dios y apuntar a otros a Jesucristo debe buscar buenos ejemplos y seguirlos. Filipenses. 3:17 Si otro hermano es un buen ejemplo seguirlo en la medida que él siga a Cristo.

Los cristianos maduros se saben que tienen libertad en Cristo, pero con la libertad viene una gran responsabilidad. La manera en que usemos nuestra libertad en relación a los demás indica si somos maduros en Cristo o no.