La Comunicación (Parte 1): Comunicación no verbal

Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables;  no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.  Porque:  El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño; apártese del mal, y haga el bien; busque la paz, y sígala.   Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal. (1 Pedro 3:8-12)

 

La Comunicación Efectiva; Una Definición

Sin una buena comunicación no podés tener el tipo de matrimonio o familia que Dios quiere que tengas. Por eso vamos a dedicar unas semanas de estudio a una discusión de lo que constituye una comunicación efectiva, y como puede ser desarrollada. Generalmente, “comunicación efectiva” puede ser definida como el proceso de compartir información con otra persona en tal manera que el mensaje del que lo manda sea entendido como él lo propuso. Al menos que él que lo manda y él que lo recibe hayan llegado a un acuerdo común, no se comunicarán efectivamente. En Efesios 4:29 Pablo dice que debemos hablar lo que es bueno para edificación, cosa que indica que cuando nos comunicamos efectivamente, reforzamos y enriquecimos mutuamente nuestras vidas. Esta es la norma que debemos utilizar para evaluar nuestra comunicación matrimonial y familiar.

Comunicación No Verbal

Es importante reconocer que la comunicación es más que palabras; también involucra mandar y recibir correctamente los mensajes no-verbales. Un ejemplo de la comunicación no-verbal se encuentra en Génesis cuando Adán y Eva estaban desnudos y no se avergonzaban (2:25). Más tarde, cuando desobedecieron, su comportamiento no-verbal expresó claramente que algo había cambiado (3:7). Otro ejemplo se encuentra en capítulo 37 de Génesis. La Biblia nos dice que los hijos de Jacob sabían que él amaba más a José que a ellos (v. 3-4). Dudo que Jacob anduviera diciendo: “José es mi hijo favorito.” Fue su comportamiento no-verbal que conllevaba este mensaje, de manera poderosa.

 

Formas Comunes de Comunicación Silenciosa

Nos comunicamos con los ojos, por la forma en que miramos o dejamos de mirar a otro. También nos comunicamos a través de nuestra manera de vestir. Comunicamos algo según la manera en que nos sentamos o nos paramos. La gente también comunica algo por medio del uso de su tiempo. También comunicamos por la manera en que usamos nuestro dinero. La manera en que reímos, lo que nos hace reír dice mucho de nuestros valores y actitudes. Comunicamos por medio de nuestras orejas, si tenemos voluntad de escuchar a la gente. También comunicamos algo por nuestros brazos y manos.

 

El Poder de la Comunicación Silenciosa

La comunicación involucre tanto lo que hacemos como lo que decimos. Inclusive nuestros intentos de evitar la comunicación mandan sus propios tipos de mensajes. La pregunta no es ¿Vamos a comunicar o no?, sino ¿Estamos comunicando efectivamente?

Tu Familia, Como Dios La Quiere, Wayne Mack