La Comunicación (Parte 3): Déficit de Palabras

Panal de miel son los dichos suaves;

Suavidad al alma y medicina para los huesos. 

(Prov. 16:24)

Como el agua fría al alma sedienta,

Así son las buenas nuevas de lejanas tierras.

(Prov. 25:25)

 

El Valor de Las Palabras

“Siempre que deseo platicar con mi esposa de algo que me ayudaría a conocerla mejor, cierre la boca y rehúsa hablar. Ella se cierre a todo.” “Mi esposa muy pocas veces inicia una conversación. Si yo no empezara casi todas las conversaciones, mi casa sería como una morgue.” “Mi esposo tiene una sola palabra en su vocabulario. No, en realidad tiene dos: una es ‘Sí’ y la otra es ‘No’”. “Me casé con un diario con piernas.” “Hacer que nuestro hijo hable es como sacar sangre a las piedras.”

Muchos pastores han escuchado que la gente se expresa con dolor de que su comunicación ha sido rota de alguna de esas maneras. Multitudes de hombres y mujeres anhelan comunicarse más con otros miembros de la familia, pero un patrón dominante de poca o nula conversación entre ellos los mantiene a distancia.

Dios nos enseña a comunicarnos verbalmente, y espera que así lo hagamos. Sigue una lista de algunos de los muchos versículos que nos animan a usar el regalo del habla, y nos advierte en contra del “hablar poco.”

Manantial [fuente de agua pura] de vida es la boca del justo… (Proverbios 10:11)

Los labios del justo apacientan [cuidar] a muchos… (Proverbios 10:21)

La boca del justo producirá sabiduría [aplicación del conocimiento]… (Proverbios 10:31)

Hablando entre vosotros [de las cosas del Señor]… (Efesios 5:19)

Alentaos [exhortar y instruir] los unos a los otros con estas palabras (I Tes. 4:18)

 

Déficit de Palabras

Tal vez la manifestación más común de “una persona de pocas palabras” es simplemente, una falta de palabras. La gente a menudo confiesa que su familia pasa días sin pronunciar una palabra. Cuando existen patrones malos, la relación queda en un nivel muy superficial y llega a ser aburrida.

Hay muchas razones para pocas palabras. Una pregunta compleja para muchos es, ¿Cómo se establece en el hogar? Hay seis causas o fuentes comunes para las personas de “pocas palabras.”

1. La fatiga – El mucho esfuerzo gastado en comenzar una conversación con alguien de “pocas palabras” es cansadora.

2. La venganza egoísta – El egoísmo, y un deseo de castigar son raíces poderosas de “pocas palabras.”

3. Un complejo de inferioridad – Tiene miedo de que si abre la boca, va a parecer tonto.

4. El miedo – No se sabe si puede hablar libremente.

5. Las costumbres – Algunas personas aprenden a ser de “pocas palabras.”

6. Estar ocupado – Hablaría más si tuviera tiempo.

 

Como Vencer a “Pocas Palabras”

Las Escrituras ofrecen una solución perfecto en cuanto a la importancia de hablar y comunicarse (Efesios 4:25). Uno debe ser correcto en lo que dice.

1. Habla en vos alta. – Es un verbo en el imperativo, quedarse callado es injusto.

2. Habla la verdad. – Una mentira nunca es justo, no decir toda la verdad es injusto.

3. Habla la verdad en amor. vs.15 – Es importante la manera en que uno se comunica.