El Carácter del Siervo

HE AQUÍ MI SIERVO – El SIERVO DEL SEÑOR – El Carácter del Siervo
El Ejemplo del Señor de Una Vida de Servicio Sacrificial

Predica de Jesse Garza, 16 de noviembre, 2012

[youtube http://youtu.be/_9Z4d_4cOs8]

grabar.descargar ESCUCHAR/DESCARGAR mp3.

I. Introducción
Isaías 42:1-7 “1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones. 2 No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles. 3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia. 4 No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley. 5 Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan: 6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones, 7 para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas.”

Mateo 12:15-21 “15 Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos, 16 y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen; 17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: 18 He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio. 19 No contenderá, ni voceará, Ni nadie oirá en las calles su voz. 20 La caña cascada no quebrará, Y el pábilo que humea no apagará, Hasta que saque a victoria el juicio. 21 Y en su nombre esperarán los gentiles.”

Juan 13:15-17 “Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. 16 De cierto, de cierto os digo: El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió.17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis.”

EL SENOR JESUSCRISTO, SU CARÁCTER, SU COPA, SU CRUZ, Y SU CORONA

II. El Señor Jesucristo es el Siervo del Señor y es nuestro ejemplo de vivir una vida de Servicio Sacrificial. El es el Señor de Señores pero es el Señor Siervo, Maestro de Siervos (Cristianos). ¡Si usted es un cristiano usted es un siervo!

Lucas 22:27 27 Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Más yo estoy entre vosotros como el que sirve.

Juan 13:15 Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

A. Carácter
Filipenses 2:5-11 “5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

Mateo 12:18 (Isaías 42:1) “He aquí mi siervo, a quien he escogido; Mi Amado, en quien se agrada mi alma; Pondré mi Espíritu sobre él, Y a los gentiles anunciará juicio.”

Marcos 10:45 “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

1. Obediencia

a. Él fue enviado por Su Señor como Siervo.  

Juan 20:21 “Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. ¡Nosotros hemos sido enviados por nuestro Señor, el Señor Jesucristo!

b. El vino para hacer toda la voluntad de Su Padre.

Juan 4:34 34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

c. El no vino para ser servido sino servir.

Marcos 10:45 “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

d. El Vivió Su vida como un sacrificio a Su Señor. ¡El es el Cordero de Dios!

Juan 1:29 “29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”

Romanos 12:1,2 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

e. El fue obediente hasta muerte.

Marcos 10:45 “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”

Fil. 2:8 “…y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

2. Humildad – Toda Su vida la vivió en humildad. Dejo que Su Padre lo exaltara.

Fil. 2:8b “…se humilló a sí mismo, 2:9a” Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo.

1 Pedro 5:6 “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;”

3. Amor y compasión – “no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. (Mar. 10:45b) ¡Servir y Dar con Sacrificio!

Juan 15:13 “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” ¡NO SOLO MURIÓ POR NOSOTROS, EL VIVIÓ POR NOSOTROS!

Juan 13:34 “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.”

Mateo 9:36 “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.”

a. ¡Siendo Dios se hizo hombre para cumplir lo que nosotros no cumplimos! (Fil. 2:6,7) Y venir hacer nuestro Salvador y Sacerdote.

b. ¡Siendo Santo se hizo pecado para poner a nuestra cuenta Su justicia! (2 Cor. 5:21) “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”

c. ¡Siendo rico se hizo pobre para que nosotros viniéramos hacer herederos de Dios Padre! (2 Cor. 8:9) “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.”

d. ¡Siendo Señor se hizo Siervo para darnos el ejemplo! (Juan 13:15) Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.

4. Fe – ¡La Fe en nuestro Señor que él puede hacer grandes maravillas por medio de nosotros!

Marcos 10:45 “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Juan 14:12 “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.”

5. Santidad

Hechos 3:14-15 “Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, 15 y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.”

2 Timoteo 1:8-10 “8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, 9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos, 10 pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,”

III. Conclusión – El Señor Jesucristo es el Siervo del Señor y es nuestro ejemplo de vivir una vida de Servicio Sacrificial.

  1. Obediencia.
  2. Humildad.
  3. Amor y compasión.
  4. Fe.
  5. Santidad.

El Carácter del Siervo – “El Ejemplo del Señor de Una Vida de Servicio Sacrificial” 

Juan 12:26 “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

Filipenses 2:5 “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,”

¿Está dispuesto a rendir su vida al Señor y vivir una Vida de Servicio Sacrificial? ¿Está dispuesto de servir y dar con sacrificio? ¿En su iglesia o en otro país?