Pobreza y Riqueza

Una Petición Interesante

Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí;
No me des pobreza ni riquezas;
Manténme del pan necesario;  
(Prov. 30:8)

 En Proverbios 30:8 encontramos una petición muy inusual: “No me des pobreza ni riquezas”

Muchas personas podrán pedir a Dios que los guarde de la pobreza, ¿pero cuántas personas pedirían a Dios que los guarde de las riquezas?

 

No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová?
O que siendo pobre, hurte,
Y blasfeme el nombre de mi Dios.
(Prov. 30:9)

¿Cuál peligro espiritual hay en ser pobre?

¿Cuál peligro espiritual hay en ser rico?

¿Deberíamos confiar en el dinero o deberíamos confiar en Dios que nos ha bendecido con dinero y que también nos lo puede quitar?

***

El que confía en sus riquezas caerá; Mas los justos reverdecerán como ramas. (Proverbios 11:28).

Tres razones por las cuales no debemos confiar en las riquezas:

1) Proverbios 23:5 – “¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo.”

2) Proverbios 27:24 – “Porque las riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones?”

3) 1 Timoteo 6:17 – “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.”

Pobreza y Riqueza

Seguir con el estudio aquí.