Las Palabras del Señor (Juan 5.37-47)

Juan 5:37-47
37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,

38 ni tenéis su palabra morando en vosotros; porque a quien él envió, vosotros no creéis.

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida.

41 Gloria de los hombres no recibo.

42 Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros.

43 Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.

44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?

45 No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza.

46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él.

47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 12 de mayo, 2013 

AUDIO: escuchar/descargar mp3

En nuestro texto hoy, Jesús presenta su último testimonio sobre su persona. Según Jesús las palabras de su Padre Celestial ya entregadas dan testimonio de quién es y su autoridad para obrar en la tierra. Los líderes religiosos pretendían atesorar las palabras de la Biblia sin permitir que las mismas les afecten para bien. Entonces tenemos que concluir que las palabras de la Biblia no nos salvan pero nos llevan a Jesús.

I. Las Palabras del Padre dan testimonio acerca de Jesús. Vs 37-40  A partir de ahora Jesús se centra en el Padre y no solo habla acerca de sus obras.

A. El testimonio del Padre no es nada nuevo. V. 37a  La revelación del Padre acerca de Jesús es algo que fue iniciado en el principio. Gen. 3:15  Es importante que estudiemos las Revelación del Padre acerca de Su Hijo Jesucristo porque “bien entendida e interpretada, toda la Revelación da testimonio” del Hijo (Morris, Leon El Evangelio Según Juan Vol. I, p. 375).

B. El rechazo del testimonio del Padre tiene consecuencias medibles. Vs. 37b-38  Hay tres resultados del rechazo del testimonio del Padre acerca de Jesús.

1. No oye la voz de Dios. v. 37b  Moisés oyó la voz de Dios según Ex. 33:11 cosa que demuestra que no son verdaderos seguidores de Dios los judíos que rechazan a Jesús como Mesías.

2. No ve la apariencia de Dios. V. 37b  Jacob, padre de la nación de Israel vio a Dios en Gen. 32:30-31 pero estos judíos no son verdaderos israelitas porque no reconocieron a Jesús.

3. No mora la Palabra de Dios en ellos. V. 38  En Col. 3:16 estamos exhortados a permitir a la Palabra de Dios morar en nosotros. El resultado inevitable de no hacerlo es no cree en Aquel que el Padre envió. Los judíos leyeron la Palabra de Dios sin permitir que la misma produzca fe un sus corazones.

C. El testimonio del Padre produce vida eterna. V. 39-40  Está más que claro que los judíos religiosos escudriñaban a las Escrituras dando honor a cada tilde. Parece que “los judíos las leían con una reverencia supersticiosa por las palabras” (Morris, p. 377) que por su mensaje. El temor de este pastor es que alguien entre nosotros convertiría a la Biblia en un libro mágico y no buscar encontrar al Autor revelado en ella. Los que no reciban a Jesús, el enviado del Padre, no verán la vida. Juan 3:36  Sin un ejercicio de la voluntad, nadie acepta la oferta de la salvación.

II. La gloria del Padre le pertenece a Jesús. Vs. 41-44

A. Jesús no busca su propia gloria. V. 41  Su gloria es otorgada por el Padre misma en cumplir las obras del mismo en perfecta obediencia.

B. El amor del Padre incluye amor hacia el Hijo. V. 42  La falta de amor indicaba que los judíos buscaban que Dios se encastra en su religión en vez de ejercitar una práctica religiosa después de conocer el amor del Padre.

C. Jesús glorifica al Padre mientras el hombre natural no lo hace. Vs. 43-44  Jesús dice que es la expresión perfecta del amor del Padre y hace Su voluntad. El hombre natural rechaza la persona de Jesús precisamente porque rehúsa aceptar al hombre en su condición natural de pecador. Si uno viene en su propio nombre es una profecía del Anticristo y demuestra que el hombre natural recibe a cualquier que no expone su pecaminosidad. Jesús los hace entender que no van a poder creer en Él mientras buscan gloria para sí mismos.

III. El Juicio del Padre caerá sobre los que rehúsan cree en Jesús. Vs. 45-47  Ahora Jesús cambia su postura de defensor a fiscal y critica a los religiosos por su falta de fe.

A. Los que se apoyan en la ley de Moisés son responsables delante de la Ley. V. 45

B. Moisés da testimonio acerca de la persona de Jesús. V. 46

C. Las Palabras de Jesús son más creíbles que los escritos de Moisés. V. 47

Si no creían en los escritos que estudiaron religiosamente, ¿cómo creerían las palabras de Jesús aún respaldadas por sus obras?