La Certeza de la Muerte (Juan 8:21-24)

ver. juan 8.24

Juan 8:21-24

21 Otra vez les dijo Jesús: Yo me voy, y me buscaréis, pero en vuestro pecado moriréis; a donde yo voy, vosotros no podéis venir.

22 Decían entonces los judíos: ¿Acaso se matará a sí mismo, que dice: A donde yo voy, vosotros no podéis venir?

23 Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.

24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

La Biblia habla largamente de la certeza de la muerte. De hecho, es una de las pocas enseñanzas bíblicas con la cual los científicos están de acuerdo. En Hebreos 9:27 la Biblia enseña que nos toca morir una sola vez. En Eclesiastés 3:1-2 la Biblia nos enseña que hay un tiempo designado para nuestra muerte. En Job 14:1-2 y 5 la Biblia dice que la vida es relativamente corta. En Eclesiastés 8:8 la Biblia dice que no hay manera de añadir más días a nuestra vida. Y Salmo 49:10 nos advierte que no podemos llevar las cosas acumuladas de esta vida a la vida venidera.

Esto nos lleva a preguntar, ¿Qué es la peor cosa que te puede ocurrir? Algunos opinan que es perder el trabajo, mientras otros opinan que es que alguien le falte respeto en público. Yo creo que muchos estarían de acuerdo en decir que morir es la cosa peor que le podía ocurrir. Pero hay algo peor que simplemente pasar por la muerte y se encuentra en nuestro pasaje hoy.

Aquí Jesús da una advertencia contra los que le rechazan como el único y suficiente Salvador. En esta misma sección del evangelio de Juan se presentan tanto palabras terroríficas y palabras de aliento. Jesús declara que la peor cosa que te pueda ocurrir es morir en tus pecados. Es una situación tan horrorosa que no hay manera adecuada para describirla. Esto quiere decir que no hay descripción de este estado porque incluye todo lo que es estar separado de Dios y de perder la oportunidad de responder a su ofrecimiento de perdón por los pecados. Jesús habla en algún momento con “los judíos” que es una referencia a los líderes religiosos del pueblo. Explica su condición actual y las consecuencias de seguir en aquella condición.

I. La advertencia de su partida para estar con el Padre. (V. 21)

Las consecuencias son varias:

A. Jesús va por la senda opuesta.  Nadie le va a quitar la vida, sino él va a entregar su vida por los pecados del mundo. Mientras los líderes religiosos buscaban una manera de librarse de la persona de Jesús, él mismo les dice que se va sólo.

Que interesante que les da tantas oportunidades para reconocer su partida y tomar posesión de su persona en vez de soltarle.

B. El verdadero Mesías es rechazado por el pueblo de Dios.  Me van a buscar no parece ser una referencia a que van a lamentar la partida de Jesús, sino más bien, es una referencia al hecho que van a seguir buscando el Mesías prometido sin darse cuenta de que ya había venido (Jn. 1:9-11).

Jesucristo es el cumplimiento de la promesa de Dios de enviar a un Salvador del mundo.

C. Van a seguir en su impenitencia.  En Ezequiel 3:19 la Biblia afirma que el que  si uno no se arrepintiere, morirá EN su pecado. Esto implica que no habrá más oportunidad de responder al ofrecimiento del perdón. La salvación se vence y no tiene más vigencia después de la muerte.

D. Estarán separados de Dios eternalmente.  No tiene derecho de entrar en el Jerusalén celestial cualquiera persona que rechaza que Jesús es la única manera de entrar.

II. La burla de esta advertencia. (V. 22)  En vez de responder con temor a las palabras de Jesús, parece ser que se burlan de sus palabras diciendo que si el va a suicidarse entonces ellos seguro no van a seguirle a la tumba y el sufrimiento después. En Jn. 7:34-35 ellos suponían que iba a ir a la Diáspora pero ahora le acusan de ir a la tumba y Gehena como consecuencia.

El hombre que hace burla del ofrecimiento de Jesús está en peligro. Jesús sí se entrego su vida pero lo volvió a tomar otra vez.

III. La clara diferencia entre Jesús y los judíos. (V. 23-24)  Hay varios contrastes presentados en estos versículos.

A. Los judíos son terrenales mientras Jesús es celestial. (V. 23)  “La cosa básica que les distingue es su ser” (Morris. p. 50) Col. 3:1 nos invita a buscar a Jesús y las cosas celestiales en el reino de “arriba.”

B. Los judíos van a morir en sus pecados por no creer en Jesús. (V. 24) Tenemos estas mismas palabras en Is. 43:10. Es imprescindible creer para no padecer la muerte sin esperanza. La fe que Juan presenta en su evangelio proviene de un concepto bastante alto de la persona de Jesús.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 27 de abril, 2014

Jesus El Gran Yo Soy -Jesus en Juan-3