El Buen Pastor: Vida Abundante (Juan 10:7-13)

vida abundante2

Juan 10:7-13

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. 

13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.

Aquí en nuestro texto Jesús afirma su relación con su iglesia o redil. Jesús dice que ofrece su vida para el bien de sus ovejas y muestra que está dentro del plan de Dios su sufrimiento. La Pasión de Cristo no solo es parte del plan de Dios sino Jesús mismo se deleita en dar su vida por su rebaño para llevarnos a Cristo. La entrega de Su vida por nosotros es la máxima expresión de Su amor por cada uno de nosotros y la profundidad de la relación con su Padre.

jesus el buen pastorAsí que, Jesús es la puerta del redil y es el buen pastor de las ovejas.

I. Jesús nos ofrece acceso a la salvación. Vs. 7-10  Un redil de los tiempos de Jesús contaba con una sola entrada. Muchas veces el pastor de las ovejas se acostaba frente a esta entrada y de esta manera llegó a ser la puerta.

A. Jesús ofrece protección al redil. Vs. 7,8  Una puerta cerrada a los peligros. Una puerta abierta para la comunicación.  Los fariseos en particular habían usurpado la autoridad de Jesús en rechazarle como el Mesías, o Salvador del rebaño.

B. Jesús ofrece la única manera legítima de entrar al redil. V. 9  Jesús no sólo es la única puerta de entrada y protección contra los ladrones sino también es una puerta de acceso. Nuestra salvación produce gozo porque obtenemos la provisión de nuestras necesidades más profundas.

C. Jesús ofrece vida en abundancia a los que conforman el redil. V. 10  Ez. 34:16 habla proféticamente de la función del buen Pastor en ayudar al rebaño. Jesús nos ofrece la vida en abundancia en comparación de los que quieren quitar la vida de las ovejas por la condenación de la vida del pecado.

II. Jesús se ofrece por el rebaño. Vs. 11-13  No era nada común que un pastor de ovejas se entrega su vida por el rebaño. Es cierto que lo debe de proteger con su vida, pero la muerte del pastor implicaría la destrucción del rebaño. Aquí, la entrega de la vida del buen pastor produce resultados positivos en las vidas de las ovejas.

A. La muerte del Buen Pastor trae vida eterna a las ovejas. V. 11  Es una actividad única y sin precedentes que Jesús realiza para el bien de todos los que conforman su rebaño.

B. Los no-pastores  no tienen el mismo amor por el rebaño que su dueño. Vs. 12-13  Uno que no es pastor no se preocupa por el bienestar del rebaño porque busca su remuneración en vez del bien de las ovejas.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 6 de julio, 2014