El Modelo de Servicio (Juan 13:12-20)

shoeShine“Un gran grupo de pastores europeos llegó a una de las conferencias bíblicas de Northfield en Massachusetts, guiada por D. L. Moody a fines del siglo diecinueve. Siguiendo la costumbre europea de la época, cada invitado puso sus zapatos fuera de su habitación para ser lustrados por el siervo del pasillo durante la noche. Pero por supuesto, esto era los Estados Unidos y no hubo siervos del pasillo.

Caminando por los pasillos del dormitorio esa primera noche de la conferencia, Moody vio los zapatos y decidió que no quiso que pasen vergüenza sus hermanos cristianos. Él hizo mención de la necesidad a algunos estudiantes ministeriales que estaban allí, pero se encontró con o el silencio o excusas pías. Moody volvió al dormitorio, recogió los zapatos y, a solas en su habitación, el único evangelista famoso del mundo en aquel entonces comenzó a limpiar y lustrar los zapatos. Sólo la llegada inesperada de un amigo en pleno trabajo reveló el secreto.

Cuando los pastores visitantes abrieron sus puertas la mañana siguiente, se encontraron sus zapatos bien lustrados. Nunca sabían por quién. Moody no lo dijo a nadie, pero su amigo lo comento a algunas personas, y durante el resto de la conferencia, diferentes hombres se ofrecieron a lustrar los zapatos en secreto. Quizás este episodio es un ejemplo ideal de por qué Dios usó a D. L. Moody en tan gran manera. Era un hombre con un corazón de siervo y eso fue la base de su verdadera grandeza”. (Gary Inrig)

Lamentablemente la iglesia hoy, tiende a mostrar una actitud similar a la de los discípulos de Jesús en e aposento alto. Los cristianos muchas veces se acercan a la iglesia con la actitud de un cliente buscando recibir un buen servicio en vez de buscar a quién pueden servir.

Jesús nos muestra un ejemplo para seguir en lavar los pies a los discípulos. Pero en nuestro pasaje hoy, vamos a descubrir que el lavar los pies es mucho más que un ejemplo, tiene que ser una manera de vivir constante en la vida cristiana.

[vimeo http://vimeo.com/112870697]

***

I. La gran verdad detrás del simbolismo de los hechos. Vs. 12-15

A. Nos es preciso reflexionar sobre el significado del ejemplo dado. V. 12

B. Debemos estar dispuestos a servirse los unos a los otros con humildad. Vs. 13-14

C. Debemos recalcar el propósito de este ejemplo a nosotros mismos. V. 15

“Jesús a dado a sus discípulos una lección en la humildad para reprender sus celos, orgullo y contiendas exhibidos en esta misma cena. La lección del ‘ejemplo’ se aplica a todas las relaciones entre los creyentes. Es una lección que se necesita constantemente”. (Robertson, A.T. Word Pictures in the New Testament)

II. El principio de conducta para implementar en la vida. Vs. 16-17

A. No somos superiores a nuestro Maestro y Amo. V. 16

1. Somos siervos pertenecientes a nuestro Señor.  Hay que servir porque no somos demasiados dignos para realizar la obra que Dios nos ha entregado.

2. Somos representantes oficiales de nuestro Dios.  Nuestro Dios tiene el derecho de mandar en nuestras vidas o emitir órdenes.

B. La obediencia trae felicidad. V. 17  No es suficiente saber esas cosas. Es imprescindible implementar un plan de acción para disfrutar de los beneficios de nuestro conocimiento.

III. La necesidad de avanzar a pesar de los obstáculos. Vs. 18-20

A. No todos los seguidores de Cristo serán obedientes. V. 18

B. Jesús no fue una víctima de sus circunstancias, así que podemos creer en Él. V. 19

C. Seguir a Jesús implica servir a los demás mientras cumplimos nuestra misión. V. 20