El Espíritu Santo Y La Persecución (Juan 15:26-16:4)

old men talkingTres veteranos de la guerra de las Malvinas estaban reunidos en el centro de ex-combatientes cuando empezaron a hablar de sus ancestros y sus logros militares. El primero dijo que su abuelo había luchado en el combate de la vuelta de obligado con General Rosas. Otro decía que su papá habría servido bajo el mando de General Franco en España. El tercero dijo que él era el primer veterano en todo la historia de su familia pero agregó que si su bisabuelo estuviera vivo en los días de hoy, él sería la persona más famoso en todo el mundo. Sus compañeros le pregunto al amigo por qué era tan importante su bisabuelo. ¿Qué logros había completados? El amigo respondió y dijo, no es que mi bisabuelo hizo cosas tan importantes, es que si estuviera vivo hoy tenía 165 años de edad y sería la persona más vieja en todo el mundo.

Yo supongo que esto sí te haría bastante famoso. Ser famoso o estar en presencia de las personas famosas es uno de las metas más destacadas en el mundo de hoy. Uno puede llegar a ser famoso en instantes a través de Youtube. Si el cristiano no guarda su corazón, puede terminar con los mismos deseos engañosos del mundo.

En nuestro texto hoy, Jesús toma un instante para aclarar sus declaraciones previas sobre el odio del mundo contra sus seguidores y advertir a nosotros acerca de las consecuencias de la persecuciones inevitables por seguir al Señor. Es natural desea ser aceptado en este mundo pero la realidad para el creyente es que su vida es tan diferente que el mundo no nos aguanta. Nuestro testimonio apunta a la diferencia que hay entre nosotros y el mundo y por esta razón el mundo nos aborrece. Nos es preciso tener una perspectiva realista de la reacción del mundo hacia nuestra fe. Jesús ya nos dijo que el mundo nos va a odiar porque le odió a Él. Pero esto no significa que debemos escondernos en comunes sino tenemos una misión muy importante. Tan importante que Dios no espera que lo hacemos solitos, así que nos va a mandar un “Ayudante” para completar la tarea.

Juan 15:26-16:4

26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

27 Y vosotros daréis testimonio también, porque habéis estado conmigo desde el principio.

16  Estas cosas os he hablado, para que no tengáis tropiezo.

Os expulsarán de las sinagogas; y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios.

Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí.

Mas os he dicho estas cosas, para que cuando llegue la hora, os acordéis de que ya os lo había dicho.

Esto no os lo dije al principio, porque yo estaba con vosotros.

***

***

I. El Espíritu Santo da testimonio de forma continua. (Vs. 26-27)

A. El Espíritu Santo nos ayuda dar testimonio que es fiel. (V. 26)  El “Abogado defensor y Amigo Ayudador” es lo que el término griego “paracletos” abarca. Él ofrece ayuda no tanto a pesar de la situación, sino para librar a alguien de esa difícil situación  (Morris, Leon. El Evangelio Según Juan Vol II, p. 288). El Espíritu se ve ligado al Padre y al Hijo de una manera bastante íntima. Será enviado a nosotros por parte de ambos el Padre y del Hijo (14:26). Siendo Espíritu de Verdad nos habla de la seriedad de su posición en nuestras vidas para llevarnos a un Dios Santo, cosa que nos permita vivir una vida feliz o bienaventurada y dichosa. También habla de la igualdad en la deidad porque Dios Padre es verdad según Números 23:19 y el Hijo es la Verdad Juan 14:6.

El Espíritu Santo llevará a cabo una obra de dar testimonio de la veracidad de Jesús.

B. El Espíritu Santo nos ayuda continuar dando testimonio. (V. 27)  Los apóstoles iban a seguir dando testimonio de lo que habían escuchado y visto desde el principio. Nosotros disfrutamos de su testimonio a través de la Palabra preservada.

II. El Espíritu Santo ayuda a los que batallan durísimamente. (Vs. 1-4)  La obra del Espíritu Santo en la vida del creyente tiene un contexto. Por menos que nos anima el contexto es lo de la persecución de los Santos.

A. Jesús no nos quiere estar sorprendidos cuando viene la dura persecución. (V. 1)  Es el propósito de Jesús de preparar a sus seguidores en cuanto a lo que está por venir después de su muerte y resurrección. Él desea que sean realistas y de no desanimarse al venir los tiempos difíciles.

B. Va a venir hostilidad. (V. 2)  La pérdida de comunión con el resto del pueblo iba a parecer como algo horrible para los seguidores porque hasta esta altura, la mayoría de la hostilidad ha estado enfocada en Jesús. Ahora que él se va a  marchar, cambiará el enfoque y caerá sobre los seguidores fuertemente. Pero no es eso lo que debe de sorprender, sino el hecho de que los mataría el “Pueblo de Dios” en nombre de Dios. “La Misná recoge que se podía matar a aquellos que habían cometido ciertas ofensas (Sanh. 9:6) véase Núm. 25:13” (Morris, Leon. El Evangelio Según Juan Vol. II, p. 319, nota a pie). En los ojos de los perseguidores sus acciones estaban de acuerdo con la voluntad de Dios.

C. La hostilidad se basa en la ignorancia de la Persona de Dios. (V. 3)  Por su falta de conocimiento del Dios revelado, los perseguidores, por más que sean religiosos, van a atacar a los que profesan que Dios ha venido en la carne. Su falta de fe en un Dios Padre que se da a conocer en el Hijo y que es eternamente expresado en Tres Personas va a ser un tropiezo demasiado grande.

D. Las dificultades en la vida están bajo el control de un Dios Soberano. (V. 4)  En el momento de la persecución debemos traer a nuestras mentes las enseñanzas de nuestro Dios quien ya nos advierte que van a venir porque Él tiene todas las cosas bajo su control. (Romanos 8:28-29)