El Plan De Acción De Jesús (Juan 18:1-11)

“Un nuevo predicador acababa de llegar a la ciudad. Tenía una manada de nuevas historias, nuevos sermones, y un nuevo enfoque dinámico acerca de todos los viejos problemas. Un gran número en la comunidad se sentía atraída por él. Sería seguro decir que él era singularmente exitoso como evangelista.

Sin embargo, un grupo de la vieja guardia se preocupó, y lo discutió entre sí. Su enseñanza no tenía el tono al que estaban acostumbrados a escuchar. Sonaba nuevo y poco ortodoxo para sus oídos. De hecho, los acusó en términos dramáticos y condenatorios de su propia posición bastante conservadora. Esto les alteró en gran medida. ¡Algo había que hacer! Comenzaron cuestionando y criticando constantemente. Lo criticaron por las personas con que él tenía comunión, a causa de las personas con las que él asociaba, y el hecho de que un gran número de las personas estaban de acuerdo con él, especialmente la generación más joven. Tenían miedo de que su enseñanza modernista pronto destruyera la Biblia. Incluso le consideraron un liberal. Alguien sugirió que deba morir.

Y así fue, entregado por ellos,

en el Calvario.”

(Paul Decker)

Pero necesitamos entender que todo lo que ocurre en capítulo 18 solo confirma que nuestro Señor Jesucristo tiene la situación bajo su control. El plan de Dios se está llevando a cabo en cada detalle. Jesús no va a morir a consecuencia de sus circunstancias sino que va a morir por los pecados del mundo. Mientras los eventos de la muerte de Jesús se llevan por adelante, se ven claramente los deliberados pasos de Jesús hacia el propósito divino para su vida.

Juan 18:1-11

1 Habiendo dicho Jesús estas cosas, salió con sus discípulos al otro lado del torrente de Cedrón, donde había un huerto, en el cual entró con sus discípulos.

Y también Judas, el que le entregaba, conocía aquel lugar, porque muchas veces Jesús se había reunido allí con sus discípulos.

Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas.

Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis?

Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.

Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.

Volvió, pues, a preguntarles: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno.

Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy; pues si me buscáis a mí, dejad ir a éstos;

para que se cumpliese aquello que había dicho: De los que me diste, no perdí ninguno.

10 Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco.

11 Jesús entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?

01_Jesus_Gethsemane_1920

I. Los primeros pasos en el Huerto. V. 1

El huerto de Getsemaní contrasta con el huerto de Edén. El primer Adán comenzó su vida en un huerto. Cristo llega a terminar su vida en un huerto. En Edén Adán pecó, y en el huerto de Getsemaní Cristo vence el pecado. En Edén Adán cayo, en Getsemaní Cristo conquistó. En Edén Adán se escondió, y en Getsemaní Jesús se presentó con audacia ante sus enemigos. En Edén la espada se desenvaina, y en Getsemaní se vaina. (Hughes hace esta comparación)

El torrente Cedrón se menciona en varios textos, pero en 1 Reyes 2:37 Salomón pronuncia muerte a Simei, el viejo enemigo de David, si el cruce el Cedrón. Jesús lo cruzó y muere, no por su rebeldía sino la rebeldía del mundo.

13_Jesus_Gethsemane_1920

II. Los pasos de la traición de Judas. Vs. 2-3

Judas había formado parte del grupo íntimo de los discípulos de Jesús. Ahora viene con un grupo de soldados y líderes religiosos judíos armados en búsqueda de Jesús para ganar una recompensa. Pero ellos parecen esperar tener problemas porque tienen sus antorchas  y sus armas. Es desafortunado que la persona de Judas se conoce más por su traición debido a que su corazón nunca estaba ligado con Cristo.

15_Jesus_Gethsemane_1920

III. Los pasos que marcan la Majestad de Jesús. Vs. 4-9

Miren como Jesús toma el control de la situación. En un sentido Jesús no es arrestado sino se entrega a sí mismo por ti y or mí. Jesús se enfrenta con la oposición. Ellos buscaban a un nazareno y se encuentran con deidad. Jesús habla enfáticamente que él es la persona que están buscando. Pero agrega que ellos deben de dejar a sus seguidores salir en paz. El Buen Pastor sigue cuidando de los suyos hasta el final.

18_Jesus_Gethsemane_1920

IV. Los pasos de la espada de Pedro. Vs. 10-11ª

Cuando Pedro saca su espada demuestra su ignorancia del plan de Dios. Su primer golpe ni siquiera llega a cumplir con su fin porque no corta la cabeza sino la oreja. Jesús reta a Pedro porque Lucha contra el enemigo equivocado, utiliza el arma equivocado, tiene la motivación equivocada, y va a lograr el resultado equivocado. En una manera verdadera resiste la voluntad de Dios. Pero Jesús demuestra misericordia en sanar a Malco.

20_Jesus_Gethsemane_1920

V. Los pasos de Sumisión. V. 11

Jesús demuestra una determinación de cumplir la voluntad de Dios. Explica que el padre lo ha preparado para aquel momento. Los discípulos huyen y Jesús va con los soldados.