Llegando Al Calvario (Juan 19:17-22)

08_Jesus_Dies_1920Hoy vamos a visitar el Calvario. Es un lugar donde uno alcance el perdón de los pecados. Pero la Cruz del Calvario es también un lugar de aprendizaje. Si vos vas a la UBA, vas a aprender acerca de la ley, si vas a la ITBA o la Facultad de Ingeniería, vos aprenderás acerca de la ingeniería, si vas a la Universidad Austral, vas a aprender acerca de la medicina. Pero si vos vas al Calvario, vas a aprender acerca de la grandeza del amor de Dios y la profundidad del pecado del hombre.

Oí hablar de un hombre de ciencia que montaba un transbordador. Estaba hablando con un hombre de poca educación abordo del mismo buque. Le preguntó si ¿sabía de la Geología? Él dijo que no, no supo nada. El hombre respondió, así, una cuarta parte de su vida has perdido. Luego le preguntó si ¿sabía de la Biología? Una vez más, él dijo que no. El hombre dijo, bueno, la mitad de tu vida se ha desperdiciado. Él aún le preguntó si ¿sabía algo de la Zoología? El hombre le respondió que no, que no lo estudió. El hombre dijo, bueno 3/4 de su vida se ha perdido. En ese momento, una ola golpeó el transbordador, mandando el hombre de ciencias al agua. El hombre inculto le gritó, ¿sabe usted nadar? El hombre de ciencias gritó su respuesta, ¡no! Le dijo, entonces, su vida entera está perdida.

Si nunca has llegado al Calvario y conocido a Jesús como tu salvador, tu vida se te está escapando y al menos que te acerques a Jesús, vos vas a perder tu vida en el infierno.

Juan 19:17-22

17 Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota;

18 y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio.

19 Escribió también Pilato un título, que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS.

20 Y muchos de los judíos leyeron este título; porque el lugar donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la ciudad, y el título estaba escrito en hebreo, en griego y en latín.

21 Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: Rey de los judíos; sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos.

22 Respondió Pilato: Lo que he escrito, he escrito.

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 21 de junio 2015

I. Jesús se identifica con los pecadores en su crucifixión. Vs. 17-18

A. Salió al encuentro con la cruz por voluntad propia. Vs. 17

Así cumpliendo con varias profecías. En Isaías 53:7 la Biblia predice que Jesús será llevado, no a las patadas, a la cruz. Jesús fue a la cruz como un Cordero en sacrificio por ti y por mí por más que sabía lo que le esperaba allí. En verso 8 dice que fue sacado por cárcel y por juicio dando de entender que la crucifixión iba a llegar rápido. No esperaron los dos días después de la condenación cómo la ley lo prescribe. Pero todo esto ocurre para cumplir con las escrituras.

B. Recibe el trato de un criminal o esclavo. V. 18

Al estar crucificado entendemos que los romanos quieren usar el momento para avisar a otros de los peligros de meterse con las autoridades. La crucifixión no se aplicaba nunca a un ciudadano romano. Solamente se usaba para mantener a los esclavos y criminales extranjeros en orden. Muere entre los criminales para destacar su lugar de culpable Isaías 53:12. La muerte de Jesús sirve para destacar la gran necesidad de los pecadores y la grandeza de un Dios que llegó a ser pecado por nosotros II Cor. 5:21.

II. La crucifixión de Jesús tiene aplicación universal. Vs. 19-22

A. Todo el mundo debe de saber que el Rey ha dado su vida en rescate. Vs. 19-20

Las acusaciones del crucificado se llevaban en un letrero. En el caso de Jesús, no hubo ningún crimen para acusarle, así que el letrero lleva el título otorgado por Pilato para que todo el mundo sepa que es lo que molesta al pueblo judío tanto para demandar la muerte de Jesús. Pero el letrero lleva tres inscripciones. Uno en la lengua de los hebreos, el siro-caldeo que representa a la nación judía. El segundo en latín que representa la lengua oficial y el gobierno. El tercero es el griego que se usa en cada rincón del Imperio Romano y expresa la universalidad del alcance de la muerte de Jesús.

Es una muerte que se puede aplicar a tu vida.

B. Por más que uno rechaza la persona de Jesús; sigue siendo Rey. Vs. 21-22

El letreo de Pilato desata una polémica entre los líderes religiosos judíos. Ellos se acercan a Pilato para pedir que la frase exprese que Jesús se llamaba a sí mismo “Rey de los judíos”, pero que esta designación estaba rotundamente rechazado por el mismo pueblo.

Pero Pilato aprovecha para mostrar su indignidad con los judíos en arrinconarlo en una situación donde tiene que entregar a uno que parece estar inocente a la muerte de cruz. Parece que Pilato hizo caso omiso de la petición de los judíos para burlarse de los acusadores de Jesús. Pero Juan destaca el hecho de que por más que Jesús muere en una cruz, sigue siendo Rey del universo.

¿Es Jesús el Rey de tu vida?