Ánimo Para Ser Perseverante (Hebreos 6:9-12)

perseverante

9Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así. 10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. 11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, 12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

I. Nuestras acciones demuestran nuestra dedicación a Cristo. V. 9

En vez de estar en la categoría de los que están cerca a ser maldecidos, y que su fin es el ser quemado (v. 10), los “amados” en Cristo han persuadido al apóstol que pertenecen a la fe genuina porque sus vidas demuestran que pertenecen o están ligados a la verdadera salvación. Esto a pesar de que los advierten en los vs. 4-8 de no profesar fe sin ningún cambio en su ser.

II. Nuestra dedicación es premiada según la rectitud de Dios. Vs. 10-12

A. Dios no es injusto a su propia promesa llena de gracia. V. 10

B. Llegamos a ver que el autor de Hebreos quiere estimular el mismo sentir en todos los santos.

C. No podemos bajar los brazos y ser lentos en cumplir con nuestro deber. V. 12 No recibimos un premio porque nuestras obras nos llevan a merecerlo. El autor aquí dice que hemos servido y debemos continuar sirviendo a los santos.

1. Un siervo no gana mérito por su servicio, solamente hace lo que es su deber.

2. Nuestro mejor esfuerzo no puede compararse con todo lo que no cumplimos.

3. Toda nuestra fuerza proviene de Dios. Así que es por Su gracia y en Su nombre que podemos participar en una “obra de amor” y no en un grupo selecto. V. 11 Si cada uno puede servir a los demás, entonces no habría falta en el pueblo de Dios. El amor que nos une no es suficiente porque debe haber perseverancia o solicitud en nuestro servicio. Nuestro servicio tiene que perseverar hasta el fin o hasta viene Cristo cual es nuestra esperanza. En el 5:11 ellos están retados por ser “tardos en oír” y ahora dice que no desea que lleguen a ser tardos en hacer. Deben de imitar o seguir el ejemplo de los que han esperado pacientemente (Ef. 5:1; 1 Cor. 11:1). Las promesas son nuestras (Heb. 11:13, 39, 40) pero se consiguen a través de la fe junto con la paciencia (I Cor. 13:4). Esto sigue el formula del apóstol Pablo en I Cor 13:13)

predica por el Pastor Jaime Greenwood, 22 de mayo, 2016