En Búsqueda de Propósito y Significado (1 Tesalonicenses 1:1-2:1)

1 Tes copyLa vida puede parecer ilógica y vana si la examinamos sin la perspectiva cristiana. Muchas personas se encuentran en una lucha por conseguir algún propósito en un mundo donde reina la violencia y falta de amor y respecto que uno esperaría de los demás seres humanos. Es precisamente a esa altura que muchos erran por pensar que con un poco de argumento desde la lógica y educación humanista el hombre se puede mejorar en su trato el uno al otro y lograr conseguir un propósito en esta vida fuera de sí. Obviamente, aquel propósito busca traer significado a una vida vacía y tiene como objetivo el bien de uno mismo.

Pablo explica a los tesalonicenses que sus vidas nunca iban a tener sentido aparte de una relación personal con Jesucristo. Que el sacrificio y resurrección de nuestro Señor y Salvador nos da la oportunidad de experimentar una vida con propósito y significado. El propósito, o principal fin del hombre, es glorificar a Dios. Dios dice que el ejercicio de nuestra fe es la principal manera en que podamos traerle gloria a Él. En dos instancias Pablo alaba a la fe de los tesalonicenses (vv. 3; 9) y nos hace entender que el cambio efectuado en sus vidas dio comienzo a una nueva forma de vivir con propósito. El significado es que su ejemplo llegó a influenciar en las vidas de otros para bien. Es impresionante como el hombre, salvo o inconverso, alaba y honra al hombre que se entrega su propia vida hasta la muerte para salvar a la vida de otro. Así que, Pablo alaba a los tesalonicenses por la manera en que han servido de ejemplo en las demás regiones para el bien del alma de muchos y para ayudarles encontrar propósito y significado en sus propias vidas.

La fórmula del versículo tres que habla de la fe, el amor y la esperanza en Jesucristo se repite en los versículos 9-10. Pablo ha llevado el evangelio a los tesalonicenses en un contexto religioso histórico porque dice Hechos 17:1-2 que fue primero a la sinagoga de los judíos. Llevando consigo las enseñanzas del Antiguo Testamento pudo argumentar que Jesús es el cumplimiento del las profecías de un Mesías (Is. 9:6; 53). Pero al hablar de una fe salvadora necesitaría de algo más sustancial. Si nosotros vamos a Hebreos 11:1-7 encontramos una fórmula divina para la fe salvadora. Dice que tiene que ser como la fe de Abel al acercarnos a Dios por el sacrificio correcto. Tiene que ser como la fe de Enoc al caminar con Dios de la manera adecuada. Y como la fe de Noé tiene que expresarse en una manera que mira hacia el futuro y el juicio venidero. Es impresionante como corresponde con la fe enseñada por Pablo en Tesalónica.

heb 11

En Capítulo 2 y el versículo uno Pablo dice que la obra realizada entre ellos no es solamente algo que otros vieron sino algo que ellos experimentaron. Muestra una confianza en ellos y que los hechos acerca de su motivación quedaron claros para todos. Pablo termina diciendo que su visita no fue en vano sino que tuvo un propósito que fue totalmente logrado al ver a ellos empezar a vivir por fe.   

***