Una Actitud de Gratitud (1 Tes 3:9-10)

1 Tes 3:9-10
9 Por lo cual, ¿qué acción de gracias podremos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios,
10 orando de noche y de día con gran insistencia, para que veamos vuestro rostro, y completemos lo que falte a vuestra fe?

 

1 Tes copy La gratitud es una actitud que proviene de un corazón que reconoce a Dios como a cargo de toda circunstancia en nuestras vidas. Es demasiado fácil de tomar para uno mismo el prestigio y honra cuando las cosas salen bien y de acusar a otros cuando las cosas salen mal. En las experiencias de la vida cotidiana uno puede aceptar con facilidad el alabo de la gente y a la misma vez disculparse cuando las circunstancias no salen como uno espera.

El Apóstol Pablo asegura a los tesalonicenses que él sabe bien de sus luchas y las circunstancias adversas que estuvieron enfrentando. El Apóstol mismo les hace saber que él padece dificultades por el mismo evangelio. Pero Pablo agradece a Dios porque los tesalonicenses se han mantenido firmes en su fe a pesar de las dificultades. Su fe en acción ha manifestado la veracidad del mensaje de Pablo y corroborado su posición como pastor fundador de la obra.

Pero en vez de demostrar una actitud de superioridad por todos los logros en tesalónica, Pablo demuestra una actitud de humildad al agradecerle a Dios por los avances en aquella ciudad. La actitud de Pablo es digna de imitar porque demuestra una madurez en su conocimiento de cómo funciona la vida siendo Dios a cargo de las circunstancias en nuestras vidas.

I. Pablo expresa su satisfacción por lo que Dios hizo v. 9

A. La obra de Dios supera nuestra habilidad de ofrecer acciones de gracias. Pablo realiza una pregunta de ¿cómo él puede agradecer a Dios de forma adecuada por todo lo que Dios ha hecho en sus vidas? La frase indica que Pablo reconoce de antemano su inhabilidad de expresar su gratitud de manera adecuada. Pablo ve la gracia de Dios en operación y toma pausa para agradecerle a Dios por obrar en una manera tan maravillosa (II Cor. 4:15)

B. Dios trae el verdadero gozo al alma que es de origen divino. Pablo no siente una mera felicidad sino el gozo que es sumamente espiritual en naturaleza. Las palabras “nuestro Dios” unen a los tesalonicenses en los procesos divinos. Pablo reconoce que ellos están activos en hacer factible los éxitos en su ministerio y esto le trae gozo.

II. Pablo anticipa por fe continuar ministrar a esta congregación v. 10

A. Pablo ora constante y fervientemente que pueda seguir con ellos. La frase “orando de noche y de día’’ no es una fórmula de oración como tienen los musulmanes. Es más una expresión de constancia junto con abundancia en la oración. Pablo ora de corazón poder volver a estar con ellos porque siente una depravación al no poder verlos.

B. Pablo desea perfeccionar en ellos su fe.  A pesar del gozo que siente Pablo por su fe en acción, también reconoce que no hubo tiempo adecuado para instruir los en todo lo necesario concerniente su fe en Jesucristo. Entonces Pablo desea darles aún más instrucción (Rom. 1:11).