primeros pasos

Los primeros pasos de obediencia producen resultados eternales. Seguimos en nuestro trato con el relato de Lucas sobre la conversión y llamado de Saulo al ministerio por parte de Dios mismo. Vemos como los pasos de obediencia tanto de Saulo como también de Ananías produjeron resultados eternales para sucesivas generaciones.

 

I. Ananías, con una fe simple, entrega su mensaje restaurativo a Saulo (v. 17)

Ananías en cierto sentido hace exactamente lo que el profeta Oseas predice en Oseas 6:1-2 al venir con la solución para Saulo y su ceguera. Le impuso las manos demostrando que el llamado de Saulo al apostolado no provenía de los demás apóstoles sino de Cristo. Le llamó hermano para demostrar la hermandad en la fe. Ahora le hace entender que lo que está sucediendo es por la voluntad de Dios y Su llamado a Saulo a una nueva vida y al ministerio Hechos 22:14-16. Y por último vemos que Saulo fue lleno del Espíritu. Esto contrasta el bautismo del Espíritu que Saulo ya recibió cuando invocó el nombre de Jesús Hechos 22:16; Rom. 10:13.

II. Saulo es librado del cautiverio al recibir su vista (v. 18)

No tan solo es restaurada la vista de Saulo sino en contraste es librado de la oscuridad de sus propias dudas y temores. ¿Puede Dios perdonar por completo a uno que era perseguidor de la iglesia? La respuesta se ve en esta obra milagrosa y sumamente espiritual de ver a Saulo sanado para después entrar activamente en la obra.

III. Saulo fue fortalecido en Damasco (v.19)

A pesar de que Saulo es uno nacido fuera de tiempo 1 Cor. 15, vemos que avanza hacia la madurez en su nuevo andar.

A. Físicamente Recibió comida después de tres días de ayunos

B. Espiritualmente  Los hermanos de la fe le fueron enseñando en el camino de Jesucristo en el diario vivir.

IV. Saulo experimenta un cambio de sentido (vv. 20-21)

A. Dónde Pablo predicó (v. 20a)  Comenzó apropiadamente en las sinagogas predicando a los judíos primero. Es interesante considerar que el propósito de Saulo era asolar y perseguir a los cristianos en las sinagogas y ahora él mismo es uno de ellos en el mismo lugar.

B. Qué predicó Pablo (v. 20b)  Predicó que Jesús es exactamente quien dice ser. El es el Mesías, el Señor de todos. El es Dios en la carne y Salvador del mundo.

C. Los resultados de la prédica de Pablo (v. 21)  Muchos fueron sorprendidos por el cambio en Saulo. Pero la sorpresa sirve de confirmar el poder del evangelio cuando el más grande perseguidor de la fe cristiana termina siendo uno de sus más grandes defensores. Saulo argumentaba con denuedo e inteligentemente mientras predicaba a Cristo.

V. El poder de Dios fue exhibido (v. 22)

Vemos el poder de Dios, no Saulo, expuesto para todos ver. Saulo argumentaba con éxito que Jesús es el cumplimiento de la ley. Cuán grande milagro y tremendo resultado de una vida transformada.