7 Cosas Que Tu Pastor Necesita Desesperadamente De Ti

2017-03-19 aniversario 194Cuando estaba en la escuela  y era más joven, pensaba que el pastor era la estrella de la iglesia, de pie delante de sus “fans”. Fue el producto de años de formación privilegiada en el seminario y de estudio personal de la Biblia, que pase a ver al pastor de una manera diferente; como una fuente inagotable de consejo, aliento y fortaleza.

Si bien es cierto que muchos de nuestros líderes en la iglesia son dotados por tener un corazón increíble de servicio, me he dado cuenta de que estas “superestrellas”frecuentemente se sientan solos. Podemos suponer que están recibiendo un montón de elogios y aliento, pero los pastores pueden ser objeto de crítica brutal, y muy a menudo, tienen falta de apoyo espiritual, emocional e incluso físico necesario para llevar a cabo la difícil tarea de dirigir una iglesia.

Con el fin de honrar a los líderes respetados que he tenido la oportunidad de servir y observar, consulté con varios pastores para crear esta lista de las 7 cosas que tu pastor necesita de ti.

1. Oración

“La oración eficaz del justo puede mucho.” ( Santiago 5:16, NVI ). Es increíble que Dios realmente use las oraciones de su pueblo para influir en su voluntad! Eso es un tremendo privilegio. La oración puede ser un estímulo que causa el cambio real de las cosas. La oración abre las puertas de la prisión ( Hechos 12:05 ), trae la lluvia del cielo ( Santiago 5:17 ), añade años a la vida ( Isaías 38:5 )El poder de Dios es accesible a través de la oración ( Juan 16:23 ). ¿No suena esto como algo que a su pastor le vendría bien?

Ciertamente, muchas cosas se logran a través de la oración. Tu debes saber que el orar por tu pastor, cambie su mente y su corazón. Es muy difícil  difamar y hablar mal de una persona por la cual se está orando. Tu ganarás nueva empatía, amor y respeto por él a través de la oración. No asumas que todo el mundo estará orando por el pastor, debes orar-orar regularmente y con fe en que la bendición de Dios esté a su favor.

2. Animo

Anime a su pastor, mostrandole aprecio. Sea específico. Mencione las cosas particulares que edifican a la iglesia, cómo usted aprecia sus sermones y el buen ejemplo que él es. Dígale que usted está orando por él y continuará haciéndolo. Anime a su pastor, mostrando interés por su vida y por servir en la iglesia en algún lugar. Sea un participante no un espectador. Si usted presenta una idea o quiere hacer una observación, vaya con humildad y aporte una solución reflexiva no sólo una crítica.

“No dejes que ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para edificación, de acuerdo a sus necesidades, para que imparta gracia a los que escuchan.” ( Efesios 4:29 ). No hay nada más desalentador que ser víctima de calumnia. Si usted escucha a la gente hablar mal de su pastor, niégate a ser parte de chismes y esquemas que socavan y no edifican. Escuchar chismes y calumnias es  pecado para quien las dice tanto como para el que participa de ellos. Por lo tanto,  influencia a los que te rodean para animar y ser una bendición a su pastor. Dar honor a quien honor merece.

3. Salario honroso ( No Horroroso!)

Aunque existen pastores indulgentes, la gran mayoría son mal pagados. Si su pastor está cargado de gastos financieras excesivos será menos efectivo en el ministerio y toda la congregación sufrirá como resultado 1 Timoteo 5:17-18 dice: “Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, especialmente a los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: “No pondrás bozal al buey que trilla”, y: “El obrero es digno de su salario.”. Que sea una tarea anual evaluar la situación y asegurarse de que el pastor esta bien en esta área.

4. Oportunidad para el crecimiento personal

Su pastor puede ser muy educado y bien entrenado, pero estar en el ministerio requiere un compromiso de ser un estudiante de por vida. Pastores que tratan las circunstancias en el mundo real requieren no sólo el estudio continuo de la Palabra de Dios, sino también el estudio de la cultura y las nuevas tecnologías. Se debe fomentar el apoyo al pastor para continuar su educación, asistir a útiles conferencias y retiros, y otros viajes. Asegúrese de que el presupuesto de la iglesia incluye dinero para libros, software relacionado y otras herramientas de estudio.

5. Personal de confianza para ser voluntarios

Ningún pastor puede hacerlo todo solo, sino que necesita que otros estén dispuestos a venir a su lado y aligerar sus cargas. Es muy importante para un pastor delegar la responsabilidad para que no se queme. Algunos pastores tienen dificultades para delegar, mientras que otros tienen un problema porque no tienen a nadie a quien delegar. Un administrador fuerte (ya sea en lo personal o como voluntario), es fundamental para ser un pastor exitoso. En una iglesia más grande, un personal administrativo puede encontrar a los líderes y voluntarios adecuados para ayudar a apoyar los esfuerzos de varios ministerios y mantener miembros responsables. En una situación de contratación, siempre es mejor anticiparse a las necesidades de su iglesia y encontrar personal cualificado adicional antes de que se necesiten. Esto ayudará a su pastor concentrarse en la enseñanza de la Palabra de Dios y al cuidado de las personas en lugar de distraerse con un millón de tareas administrativas.

6. Alguien con quien hablar

Piense en las cosas que más le preocupa, como la familia y las finanzas. Su pastor se preocupa por esas cosas y él también siente el peso de los que él pastorea. Existe una presión diaria para ser tentado por la ansiedad. Para aquellos de ustedes que trabajan de cerca con su pastor, deben ser amigos, un oído atento. Un pastor que hablé con todos, no sólo en la entrada, si no en el ministerio, también con los consejeros, mentores, asesores fuera de su propia iglesia. Se gana la visión y la perspectiva de un entorno en el que realmente se puede bajar la guardia y escuchar su consejo.

7. Tiempo con la familia

Asegúrese de que su pastor recibe tiempo libre. El tiempo adecuado de vacaciones. Y cuando está en casa le ayuden hacer de esta verdaderamente un lugar de refugio mediante la protección de su tiempo personal. Su hogar debe ser un lugar en el que “se puede ocultar”, libre de interrupciones, para concentrarse en estar allí para su familia.

 

Este artículo es un esfuerzo por crear mayor conciencia en la comunidad de la iglesia cristiana acerca de lo que los pastores necesitan. Esperamos que puedas compartir esta lista con tu pastor y pedirle  que agregue otras cosas que él crea conveniente. Hebreos nos instruye: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos, porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta. Para que lo hagan con alegría y no quejándose, porque esto no os es provechoso.” ( Hebreos 13:17, NVI ).

 

Fuente: http://www.devocionalescristianos.org/2014/02/7-cosas-que-tu-pastor-necesita-desesperadamente-de-ti.html

 

 

Entender mejor a su pastor

Los pastores llevan muchas cargas. Es por eso que Pablo dijo: “y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias” (2 Corintios 11:28). Pablo tenía muchas dificultades. Él tenía impedimentos físicos, había sido perseguidos severamente por la fe, había sido abandonado en una isla con los delincuentes en el medio de una tormenta. En resumen, él llevaba en su cuerpo las marcas del Señor Jesús, sin embargo, el cuidado de las iglesias pesaba más en él que sus propias cargas.

La mayoría de los cristianos nunca pienso en eso, pero sus cargas están en el corazón de su pastor – cuando se conduce por el camino, se las despierta durante la noche, trabajando en su escritorio, visitando a la gente, caminando por una escalera del hospital, escuchando el coro canta , jugando con sus hijos, o en cualquier otro lugar en cualquier otro momento del día.

He aquí algunos puntos para tener en cuenta cuando no entienden por qué su pastor no hace algo la forma en que lo haría usted:

  • Su pastor debe estar dispuesto a estar mal entendido o juzgado mal a los ojos porque no puede revelar ciertas confidencias. Usted ve la parte, él ve el todo.
  • Lo único que tiene usted es la fe en Dios y en la integridad de su pastor para hacer lo correcto. Se trata de una cuestión de confianza.
  • A causa de circunstancias providenciales, su pastor no será capaz de hacer algunas cosas que usted esperaría que lo hiciera.
  • El amor de su pastor para su familia no debe ser llevado a juicio debido a la percepción de la supervisión de su parte en un asunto en particular.
  • La paciencia de su pastor para con usted será mayor que la paciencia de usted para con él.
  • Su pastor será el primero en perdonar y el último en ser perdonado.
  • La familia del pastor está sufriendo en silencio con él en un asunto determinado, mientras que otros sufren de manera abierta y recibir garantías necesarias.
  • Su pastor no le pedirá a sacrificar en un asunto que no ha sacrificado ya.

“Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.” (1 Tes. 5:12-13)