Todo Aquel que en Él Cree Será Salvo (Hechos 2:13-21)

Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.
Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. Y daré prodigios arriba en el cielo,
Y señales abajo en la tierra,
Sangre y fuego y vapor de humo; El sol se convertirá en tinieblas,
Y la luna en sangre,
Antes que venga el día del Señor,
Grande y manifiesto; Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
(Hechos 2:13-21)

predica hechos

El Espíritu de Dios está obrando ahora para llevar a cabo el plan de la redención.

I. El Espíritu Santo expone la verdad  vv. 13-15

A. Reclamo v. 13 

B. Respuesta v. 14-15

II. El Espíritu Santo interpreta la verdad vv. 16-21

Aquí tenemos una aplicación de una profecía del Antiguo Testamento del profeta Joel (2:28-32).

A. Los postreros días están introducidos por el derramamiento del Espíritu de Dios vv. 16-18

B. La culminación de estos días será marcado por el día del Señor vv. 19-20 

C. El propósito de la llegada del Espíritu Santo es la salvación de los interesados v. 21

PREDICA hechos square copy

Sonoros Conocidos Inesperados (Hechos 2:5-12)

Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?
(Hechos 2:5-12)

predica graphic copy

Al esperar grandes cosas de Dios, Él nunca nos falla. Hay una palabra que utilizamos para describir un estado de ánimo elevado que es la palabra éxtasis. “Por éxtasis puede entenderse, en general, un estado de plenitud máxima, usualmente asociado a una lucidez intensa que dura unos momentos. Tras su fin, la vuelta a la cotidianidad puede verse incluso transformada por el evento previo, pudiéndose sentir aún algún grado constante de satisfacción. Es entonces una experiencia de unidad de los sentidos, en la que pensar, sentir, entender e incluso hacer están armónicamente integrados. El estado de éxtasis implica una desconexión con la realidad objetiva para conectarse con una realidad puramente mental dirigida hacia sí mismo” (Wikipedia).

El Éxtasis además es una droga estimulante que puede provocar alucinaciones. Se considera una droga de diseño, eso decir, una droga sintética psicoactiva, porque se fabrica con el objetivo de que a sus consumidores les den “picos” de euforia. Los consumidores de la droga dicen que les produce sentimientos, profundamente positivos, y empatía hacia otros, eliminación de la ansiedad, y relajación extrema que duren unas horas. El Éxtasis o MDMA puede producir efectos estimulantes tales como una sensación agrandada de placer y confianza en sí mismo y energía incrementada. Sus efectos psicodélicos incluyen sensación de paz, aceptación y empatía. Se dice que el MDMA suprime la necesidad de comer, beber o dormir, haciendo posible que los consumidores aguanten fiestas de dos a tres días. Consecuentemente, el uso del Éxtasis o MDMA algunas veces resulta en deshidratación y agotamiento severos. En los peores de los casos los resultados son convulsiones seguido por parálisis y paro cardíaco. En un mundo cada vez más lejos de los límites establecidos por Dios, no nos debe de sorprender que muchas personas buscan placer aún en cosas temporales de corto plazo de duración.

En el capítulo dos de Hechos encontramos la palabra éxtasis utilizada en los versículos seis y doce para describir la sensación que muchos lograron sentir al escuchar a los apóstoles y seguidores de Jesús hablar en lenguas. Ellos estaban en búsqueda de algún acontecimiento grande del obrar de Dios y no fueron decepcionados. Dios usó el hablar en lenguas como una pista para la presentación del evangelio primeramente a los judíos. Pero no los judíos de la localidad de Jerusalén, sino también de los que representaban a las naciones al estar reunidos en Jerusalén. Mientras ellos buscaban una señal por parte de Dios reciben una confirmación por parte de Dios a través de sonidos que llamaban la atención. Lucas nos registra una verdad muy importante; Cuando esperamos grandes cosas de Dios, Él nunca nos falla.

I. Las expectativas de una ocurrencia maravillosa v. 5

Es necesario entender el contexto de lo que Lucas dice en el versículo cinco. Los seguidores de Jesús acaban de recibir al Espíritu Santo por primera vez en la historia como una fuente de poder inexhaustible para poder llevar a cabo la obra que Jesús les había encomendado. Ellos ahora salen al encuentro con la gente para dar testimonio de la grandeza de Dios. Pero Lucas agrega que los que experimentan el milagro de Dios son personas reunidas en Jerusalén con un propósito. El propósito ya fue mencionado en Lucas 19:11. Esa gente anticipaba la llegada del Mesías debido a varios factores. Las setenta semanas de Daniel acaban de transcurrir, el cetro se había ido de Judá y la gente anticipaba alguna obra milagrosa por parte de Dios. Ellos quisieron estar cerca a Jerusalén en anticipación de participar primeros en las bendiciones de Dios al comenzar de nuevo a obrar en la tierra.

II. Los efectos de un sonido familiar vv. 6-8

La palabra aquí traducida “estruendo” significa “el efecto auditorio producido por una causa específica” y no quiere comunicar la idea de un sonido fuerte sino un sonido como un murmullo que captaba la atención de la gente. La principal causa porque la gente investigaba la fuente del sonido se encuentra al final del versículo 6 donde dice “cada uno les oía hablar en su propia lengua”. Su sorpresa se hizo más profunda al considerar la procedencia de los hablantes y llegar a la conclusión que eran todos galileos que se consideraron como personas de vulgo. El milagro era que cada uno escuchaba a los discípulos hablar en su propia lengua vernácula o habla local.

El mensaje de la salvación hace el mismo efecto hasta el día de hoy.

III. La eficacia del alcance del milagro vv. 9-11

Desde el momento en que Dios abrió la puerta del arca de Noé hasta el día de hoy, vemos a nuestro buen Dios llevando a cabo Su gran plan de la redención de las naciones. No nos debe de sorprender que aquí encontramos una lista de las naciones que representan a las agrupaciones de personas que terminan siendo los descendientes de Noé y sus hijos. Los Partos, medos, elamitas y habitantes de Mesopotamia con Judea son los descendientes de Sem. Los de Capadocia, Ponto Asia menor y Roma son los descendientes de Jafet. Frigia, Panfilia, Egipto y Cirene son los descendientes de Cam. Están los de Creta y de los países árabes también incluidos para dar a conocer el alcance de capítulo 1:7-8. Dios desea que muchos lleguen a reconocer la obra de Dios por declarar sus maravillas.

gen 10 donde habitaron nietos de noe

IV. El estado de ánimo de los que recibieron el milagro v. 12

Notemos que ellos otra vez están en un estado elevado de perplejidad y asombro por lo que Dios estuvo haciendo en medio de ellos por parte de testigos comunes y corrientes. Su pregunta de “Qué quiere decir esto” está pronto por ser contestada.

Un Pentecostés Inolvidable (Hechos 2:1-4)

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. (Hechos 2:1-4)

Hechos_de_los_Apóstoles_2.4_4x3No podemos cambiar al mundo sin el poder energizante del Espíritu Santo. Hay muchas bebidas energizantes en el mercado hoy día. Con vidas cada vez más complicadas y complejas, muchas personas buscan robar a su cuerpos el sueño necesario y toman estos productos que están diseñados para ayudarte mantenerte más alerto por un periodo de tiempo más extenso. Es aquella que tiene la finalidad de proporcionar una sensación de mayor vitalidad y energía. Son bebidas sin alcohol que contienen sustancias estimulantes y que ofrecen al consumidor el evitar o disminuir el cansancio. Pero todos saben que sus efectos secundarios son negativos y que producen una caída que es a veces más fuerte que el efecto estimulante en sí. Al ir buscando energía para cumplirse sus tareas diarias necesarias en una de estas bebidas, una persona se ve cada vez más obligada a consumirse estos productos y con mayor frecuencia. Mis hijos están muy felices porque recién apareció en el mercado local la marca Monster lo cual termina siendo uno de sus favoritos. Lo he probado y tiene un fuerte sabor a limonada metálica y sus efectos son casi instantáneos verificados por el dolor de cabeza que me produce.

En Hechos dos vemos el cumplimiento de la promesa de Jesús de enviar al Consolador (Juan 15:26) para dar a la iglesia el poder energizante necesaria para la tarea entregada a ella en Hechos 1:7-8. Van a necesitar más que sus propios esfuerzos, poder, auto-determinación, talentos y habilidades para lograr poder llevar a cabo la tarea. Van a intentar a cambiar al mundo entero sin ningún precedente de cómo hacerlo sin un ejército de gran porte. Es más, van a intentar a realizar estos cambios de manera pacífica al entregar el mensaje de la salvación sin buscar defenderse de sus adversarios. La única manera que esto sea posible es a través de la directa intervención del Espíritu de Dios en la vida de cada individuo. Al reconocer que ellos no pudieron cambiar al mundo sin el poder energizante del Espíritu Santo, esperaron con anticipación Su llegada desde el aposento alto. El día de Pentecostés de aquel año iba a terminar siendo un día inolvidable.

PREDICA hechos square copy

I. El significado de Pentecostés (v. 1)

Aquí tenemos la palabra “llegó” que sería mejor agregarle después el término “plenamente” para dar el sentido competo. El movimiento de la santidad y la iglesia pentecostal han apropiado el término Pentecostés para sus propios fines. Pero cuando llegó el día de Pentecostés en Hechos dos es un festival que ya tiene como 1500 años de celebración (Lev. 23:15-21; Deut. 16:9-11). Significa “cincuenta” y son la cantidad de días después de la Pascua cuando se celebra. El simbolismo de presentar dos panes con levadura predice la naturaleza de la iglesia siendo compuesta por ambos judíos y gentiles.

II. Los sucesos milagrosos de Pentecostés (vv. 2-4)

“El Espíritu Santo había estado activo antes de Pentecostés y había trabajado en la Creación (Génesis 1:1-2), en la historia del Antiguo Testamento (Jueces 6:34, 1 Samuel 16:13), y en la vida y el ministerio de Jesús (Lucas 1: 30-37; 4: 1, 14; Hechos 10:38)”. Wiersbe, W. W. (Vol. 1, p. 407). La diferencia ahora es que su ministerio será permanente mientras el Espíritu moraba en ellos.

A. El milagro de un sonido (v. 2)  No es que hubo viento sino el sonido de un viento. La palabra griega para Espíritu también se traduce “viento” y es una descripción no solo del evento sino de la presencia del Espíritu Santo entre los creyentes.

B. El milagro de algo visto (v. 3)  Las llamas repartidas posaban sobre cada uno presente. Esto simboliza que cada creyente debe de ser un representante del poder de Dios en la tierra. Como candelarios, llevamos la luz de Dios al mundo.

C. El milagro de comunicación (v. 4)  El hecho de estar llenos del Espíritu y después ver a ellos hablar en lenguas se ha mal interpretado como algo normativo. Es normativo que el Espíritu nos viene encima para darnos de Su poder. Pero el hablar en lenguas era un símbolo de la manera en que Dios iba a hacer factible la divulgación de Su mensaje de la salvación aún cuando existían barreras a la comunicación.

Una Moción para una Nueva Selección (Hechos 1:21-26)

Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección. Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías. Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido, para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar. Y les echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles. (Hechos 1:21-26)

La selección de futuros líderes debe de contemplar la fidelidad anterior. Este año se juega la copa mundial de la FIFA en Rusia donde esperamos ver a la selección Argentina volver al final y ganarse la copa por primera vez en hace más que de 35 años. Hay mucha especulación sobre quienes pueden estar o no en la lista de jugadores para la selección. Nosotros desearíamos ver a un equipo equilibrado y potente. Pero sabemos que el equipo que tenemos no es tan fuerte como en otros años. Esto se debe a los personajes que están siendo contemplados y el hecho que muchos ya han demostrado una tendencia de no poder rendir en el contexto del evento deportivo más grande del planeta (Higuaín). Sin líderes verdaderos en la cancha, no hay mucha expectativa de poder avanzar en el torneo. Por esta razón, hay mucha inseguridad por si la selección va a ganarse otra copa mundial.

PREDICA hechos square copyEn el texto que estamos estudiando, encontramos al grupo de seguidores de Jesús frente a la necesidad de reemplazar a Judas Iscariote por su traición y ellos debaten los requisitos para seleccionar a los candidatos y así tener un complemento de 12 apóstoles como Jesús había señalado en varias ocasiones. Ellos reconocen que el futuro reemplazo debe ser un ejemplo de fidelidad por su comportamiento anterior. Así que ellos hacen moción para presentar a los mejores candidatos y encontrar la voluntad de Dios para el apostolado abandonado por Judas.

I. Las condiciones para los posibles reemplazos (vv. 21-22)

A. Tiene que ser uno que reúne las calificaciones consideradas necesarias (vv. 21-22a).  Alguien que estuvo desde el comienzo. “Aquellos que han sido diligentes, fieles y constantes en el cumplimiento de su deber en una posición inferior, son más aptos para ser preferidos a una superior; a los que han sido fieles en lo poco se les confiará más”. Henry, M. (1994). (p. 2065). Peabody: Hendrickson. La familiaridad con la persona de Cristo termina siendo la sobresaliente característica para su selección tanto como debe ser para cualquier ministro del evangelio.

B. Tiene que ser uno que pudo dar testimonio hasta la resurrección (v. 22b).  Pablo dice en 1 Cor. 9:1 que ver a Jesús corporalmente después de la resurrección es un requisito para el apostolado. Aquí, el duodécimo apóstol tiene una función de testificar que la resurrección de Cristo es un evento histórico. Su función era “predicar a Cristo, y a este crucificado” (1 Cor. 2:2). Más adelante con la elección de los primeros diáconos vemos que ellos también tienen que tener la capacidad de dar testimonio de Cristo como por ejemplo el caso de Esteban.

II. La elección de entre los posibles candidatos (vv. 23-25) 

A.  Los recomendados son José y Matías  – José es distinguido por el nombre de su padre Sabbat y vuelve a ser mencionado en Hechos 15:22 y Col. 4:11 que indica que al llegar corto a ser nombrado apóstol no dejó el ministerio. Matías o Mathathías no sabemos nada de él aparte de su rol como apóstol. El hecho de que la Biblia no lo vuelve a mencionar no indica que fue por error su nombramiento sino que llenó su rol perfectamente bien.

B. El único elector es el Señor mismo (vv. 24-25)  La congregación oraba que Dios eligiera a quién iba a ocupar el lugar del duodécimo apóstol. Pidieron que Dios elija según la condición del corazón del candidato. Es necesario hacer todo lo posible para identificar a un candidato para el liderazgo, pero es sumamente importante dejar a Dios identificar al candidato correcto. Su lugar es unirse alos otros y compartir en el labor del ministerio.

III. Todos dejaron a Dios determinar las consecuencias (v. 26)   La selección al echar suertes era una metodología utilizada en muchas ocasiones para la selección entre varias opciones. Esto debido a que las sagradas Escrituras dicen que Dios controla los resultados (Proverbios 16:33).

Nuevos Comienzos (Hechos 1:12-14)

Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. (Hechos 1:12-14)

PREDICA hechos square copy

Cuando Dios nos manda a realizar una nueva tarea, él espera nuestra estricta obediencia. Es interesante observar el carácter de los hijos de uno a la hora de darles instrucciones para completarse una tarea en casa. Si uno se apresura en darles las indicaciones, muchas veces resulta en que los hijos no lo toman tanto en serio y los padres no conseguimos los resultados esperados. Por ejemplo, si yo deseo que uno de mis hijos barre las hojas de delante de nuestra casa y le digo “quiero que barres las hojas” con un tono de autoridad, puede o no ser que me va a obedecer inmediatamente y con una obediencia estricta. Muchas veces resulta que agrega su propia interpretación a mis instrucciones y dice en sí mismo, “Papá no me dijo cuándo tengo que completar la tarea así que lo voy a hacer cuando me es conveniente”. Al ver que las hojas todavía están sin levantarse produce enojos en mí al descifrar la falta de cumplimiento del objetivo como un caso de desobediencia. Esto es el resultado inevitable de dar instrucciones y tener expectativas sin expresarlo todo y con claridad.

Al ver los versículos 12-14 de Hecho 1 podemos ver que las instrucciones de Jesús ni son confusas ni sin expresar sus expectativas. El mandato es claro, “esperar en Jerusalén hasta que venga sobre ellos el Espíritu Santo” y recién después van a poder comenzar la tarea de dar testimonio al mundo acerca de la obra redentora de Jesucristo mismo. Hoy, vamos a ver tres lecciones importantes acerca de la obediencia que los apóstoles demostraron con su actitud hacia la tarea que les fueron entregadas por Dios y como ellos respondieron con una estricta obediencia.

 I. Obediencia inmediata v. 12  

Se encuentran  cerca a Betania que es una aldea a un lado del monte de los olivos según Lucas 24:50 y 19:29. No sabemos con exactitud si se reunieron en el día sábado pero de todos modos, no se habían viajados lejos porque Lucas agrega que era equivalente la distancia a un viaje permitido en el sábado según la ley judía (aprox. 1.2 km).

Vemos aquí que están cumpliendo tanto con las palabras de Jesús al regresar a Jerusalén para esperar al Espíritu Santo como con las leyes de la religión judía. Volvieron inmediatamente anticipando la llegada de lo prometido.

II. Obediencia individual v. 13

Esta lista de apóstoles corresponde a la lista dada por el mismo autor en Lucas 6:14-16 y nos hace entender que ellos conforman el núcleo de la iglesia que está por formarse y que lo seguidores iniciales de Jesús le están siendo fieles. Ellos están juntos en un aposento alto. No nos es posible saber si es el mismo aposento alto donde todos ellos participaron en la última cena con Jesús pero es un lugar donde muchos pueden ir y venir. El versículo 15 nos indica que era un lugar amplio con espacio para los 120 seguidores de Jesús. Cada apóstol está responsable por obedecer al mandato de Jesús y su obediencia se ve registrada a esta altura.

III. Obediencia integral v. 14

No vemos a un grupo de hombres buscando promover sus propias agendas. No hay indicación alguna de que volvieron a su antigua manera de debatir quién sería el más grande en el reino (Lucas 9:46). En vez de actitudes egoístas se ve una completa entrega a buscar la voluntad de Dios en el intervalo de tiempo entre la ascensión y el día de Pentecostés. Persistieron en una actividad que demuestra su unidad al comenzar a formarse una nueva comunidad: todos unánimes en oración.

Un Poder sin Igual (Hechos 1:7-8)

Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
(Hechos 1:7-8)

Hechos_de_los_Apóstoles_1.8_4x3Hay un poder sin igual disponible para todos los que buscan llevar a cabo el plan de Dios. A algunos les gusta la sorpresa, y a otros no tanto. Hay algunos que se emocionen al recibir la noticia de que alguien estuvo trabajando tras el escenario para sorprenderlos con una fiesta especial o un regalo que nunca iban a sospechar que se les había conseguido. Hay otros que le gustan saber con anticipación cada detalle de su día y además les gusta saber con la mayor exactitud posible lo que va a suceder en el próximo futuro. Al recibir algo de sorpresa, este segundo grupo de individuos muchas veces no puede disfrutar de lo que se ofrece porque no fueron informados con anticipación así que no lo pudieron procesar antes para maximizar la experiencia.

En cierta manera, la pregunta de los apóstoles en versículo uno tiene que ver con su deseo de saber si Dios iba a empezar a cumplir con su interpretación de lo que significaba el reino de Dios en la tierra. Para ellos, el reino consistía en un mundo sojuzgado a la nación de Israel. Jesús responde a su pregunta con una respuesta cortante y apunta a su necesidad más apremiante al contestarles la pregunta correcta que ellos no se atrevieron a preguntar. En vez de preguntar cómo iban a poder ayudar establecerse el reino de Dios ellos se preocuparon por cuándo iba a instalarse. Jesús insista en que hay un poder sin igual a la disposición de todos los que buscan obra en el reino tanto espiritual como físico que está por establecerse.

PREDICA hechos square copy

I. Es insensato desear saber lo que está solo bajo la potestad de Dios (v. 7)

A. Estar informado con exactitud sobre el por venir no es para el creyente.  Los discípulos quisieron saber si, en la economía de Dios, el orgullo nacionalista de Israel iba a restaurarse. Cristo reprendió a los discípulos con un aviso que sirve para la iglesia en todas las edades. No debemos anhelar obtener conocimiento prohibido y entremeternos en lo escondido que Dios ha decidido no revelar. Es aquel pecado que resultó en la expulsión de Adán y Eva del huerto de Edén. En Lucas 8:10 Jesús nos asegura que a nosotros es dado conocer los misterios relacionados con el reino. Igual, hay cosas que no nos deben de preocupar y los detalles del futuro son algunas de estas cosas. Jesús ya había prometido que el Espíritu revelaría todo lo necesario concerniente el futuro (Juan 16:13).

B. Sólo el Padre sabe con exactitud sobre los tiempos y las ocasiones.  La potestad de Dios hace referencia a Su autoridad en saber y llevar a cabo Su plan en el tiempo (Hechos 15:18). Por más que nos revela algunos detalles sobre el futuro, como por ejemplo las revelaciones a Juan en Apocalipsis, nos deja con la necesidad de confiar los tiempos y ocasiones de su cumplimiento en Sus manos sin las conjeturas nuestras (Is. 46:10).

II. Es sabio ser investido con el poder divino (v. 8)  

A. El poder divino se recibe a través del Espíritu Santo.  Intentar hacer algo para Dios sin ser investido con el poder del Espíritu Santo es la personificación de la insensatez. Lamentablemente aprendemos desde temprano en nuestras vidas a hacer todo lo que podemos y después pedir a Dios cumplir con lo que no podemos lograr a través de nuestros propios esfuerzos. Es un orgullo tremendo intentar hacer algo espiritual en el poder humano. Es por eso que el libro comienza con una expresión de cómo Dios iba a llevar a cabo Su plan utilizando estos hombres comunes y corrientes.

B. El poder divino actúa en los creyentes para llevar a cabo el plan divino.  La palabra utilizada aquí para describir a la función de los que operan bajo el control del Espíritu Santo es “testigos” o literalmente mártires. La idea es de un embajador que representa a su patria y está dispuesto a dar su vida en servicio mientras representa a su patria. Esta persona está dispuesta a morir en servicio a su patria. Debemos hacernos la pregunta, ¿Cuándo no es un embajador un embajador? La respuesta es que representa a su patria en todo momento mientras ocupa la posición de embajador. Nosotros los creyentes somos representantes oficiales de la patria celestial en todo momento.

C. El poder divino no tiene limitaciones geográficas.  El programa delineado aquí corresponde al libro de Hechos en su totalidad. Los capítulos 1-7 nos relatan la conversión de los judíos, 8-9 nos demuestran la conversión de los samaritanos mientras los capítulos 10-28 describen con mucho detalle la conversión de los gentiles y la extensión del evangelio hasta los lugares más remotos. Hay que entender que este libro no pretende enseñar que la obra se acabó en el primer siglo. Más bien, nos enseña que tuvo un muy buen comienzo. Ahora nos toca a nosotros en nuestra generación seguir el ejemplo de los del primer siglo en hacer avanzar la proclamación del evangelio hasta cubrir la faz de la tierra.

 

¿Qué estás esperando? (Hechos 1:4-6)

4Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí.5Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. 6Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? (Hechos 1:4-6)

PREDICA hechos square copy

Cuando uno visita al médico es inevitable tener que esperar tu turno. Es impresionante la cantidad de tiempo que uno puede perderse esperando ser atendido en los negocios, los bancos y para pagar alguna cuenta. Nosotros nos hemos acostumbrados a esperar por largo tiempo para hacer tareas cotidianas. Si uno tiene que ir a hacer reclamo con la prestadora de servicio de luz, hay que anticipar casi una hora de espera. Uno va al banco para realizar un pago o depósito en cuenta de un tercero y puedes terminar gastando varias horas en espera.

Pero hay algunas cosas que no nos cuestan tanto esperar. Esperar que salga un buen asado, o sea en un restauran o en la casa de un conocido, esto no nos parece tan desesperante. Esperar que se levanta la mesa después de haber cenado porque viene un rico postre acompañado por un café o un té no nos parecen ser sacrificios demasiados difíciles para ofrecer.

En nuestro texto hoy, los seguidores de Jesús se encuentran en presencia de su Señor durante aproximadamente los 40 días entre Su resurrección y Su ascensión. Pero se nota por la expresión de Lucas que hubo cierta clase de ansiedad entre los apóstoles al debatir su próximo futuro. A la luz de que esta historia se escribe más de treinta años después de los sucesos de capítulo uno, llegamos a la conclusión de que hubo mucha ansiedad entre el pueblo de Dios sobre el próximo futuro para la iglesia. Estamos ahora en pleno reino de Nerón y su purga del imperio de los cristianos. Poco después el nacionalismo de Palestina va a convertirse en revuelo y revolución. Se culmina con la captura de Jerusalén y la destrucción del templo. Al no mencionar este evento tan importante e histórico, concluimos que el libro fue escrito antes del suceso. Esto quiere decir que hay cierta clase de expectativa entre los seguidores y ellos están anticipando la llegada del reino de Dios (Lucas 21:24; 31). ¿Qué están esperando? Lucas nos contesta esta pregunta y su respuesta es válida y aplicable para nosotros hoy.

I. Esperar ser investidos con poder v. 4 Jesús está pasando una cantidad de tiempo importante con sus discípulos. Está reunido con ellos alrededor de la mesa para darles instrucción en cuanto a cómo llevar a cabo su plan para el establecimiento de su reino en la tierra. Ellos reciben instrucciones parecidas a las dadas en Lucas 24:49 que son parecidas a Isaías 32:15. Es el poder de Dios Padre prometido por el mismo Dios Padre.

II. Anticipar el bautismo del Espíritu v. 5  En Lucas 3:16 Vemos a Juan el Bautista dando a entender que Jesús es mayor que él.

III. Abandonar las expectativas equivocadas v. 6  Es demasiado fácil pensar en nuestras propias expectativas y buscar la manera de llevarlas a cabo sin considerar que Dios tiene Su plan y que debemos conformarnos a la misma para Su honra y gloria.