La Responsabilidad del Cristiano de Ser Diferente (1 Tes. 5:7-8)

Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.(B) Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él. Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis. (1 Thessalonians 5:6-11)

PREDICA 1TES58 copyHay una historia de un diácono que siempre dormía cuando el pastor empezó a predicar. Un domingo el pastor tomó la decisión de divertirse un poco al costo del diácono. Empezó a predicar y como siempre el diácono se durmió. El pastor dijo con voz suave, “todos los que quieren ir al cielo, pónganse de pie.” Toda la congregación se puso de pie excepto el hombre dormido. El pastor invitó a todos a tomar sus asientos de nuevo. Ahora gritó a toda voz, “¡todos los que desean ir al infierno, pónganse de pie!” Al gritar esto, el diácono se despertó y salto en pie. Miró en su alrededor y dijo, “pastor, no sé que estamos votando pero vos y yo somos los únicos dos a favor.”

Hay algo peor que el sueño físico y es el sueño espiritual. Muchas de las actividades nocturnas tienen la reputación de ser contraproducentes. Es decir que son cosas que en vez de producir tienden a ser destructivas. Producen efectos negativos tanto para los participantes como para los organizadores. Es cierto que muchas sacan provecho y buscan ganancias sobre los hombros de los más sensibles, pero la ganancia deshonesta termina ganándose a alto costo.

I. La iglesia tiene que estar alerta (vv. 7-8) 

A. Deshacerte de la obras de las tinieblas (v. 7) Estar dormido aquí no significa el descanso del cuerpo sino más bien el tener los sentidos apagados. Estar sin dormir encastra bien con la idea de anticipar la venida de Cristo también. El emborracharse y estar borracho es una práctica que habitualmente se hace de noche y por esta misma razón Pablo lo incluye como para resumir que la vida cristiana es distinta no solo en calidad sino también en naturaleza. El cristiano luce diferente al inconverso mientras espera la llegada de su Señor. El participar en las obras de las tinieblas es impensable porque pertenecemos al reino de la luz.

B. Vestirte con la armadura espiritual como buenos soldados que militamos (v. 8) Hay un fuerte contraste nuevamente entre estos dos versículos. Pablo compara a “nosotros” con los demás y nos exhorta a vivir vidas auto-controladas. Vemos repetido la orden de ser sobrios. Esta vez está ligado a la embriaguez y es una llamada a no estar afectados y controlados por el alcohol.

El vestirnos con la armadura espiritual es una acción que ocurre en el pasado pero tiene implicaciones en el presente. A Pablo le gusta la metáfora de la armadura del soldado y él mismo cambia el significado de los detalles (ver Ef. 6:13-17; Rom. 13:12-13; 2 Cor. 6:7; 10:4). Esto parece ser una referencia a Isaías 59:17 donde Yahweh se ve preparado para vencer a todos lo que se oponen a Su autoridad.

Otra vez estamos frente a la tríada de la fe el amor y la esperanza (1:3). La fe y el amor cubren nuestros corazones y órganos, centros de las emociones y nuestras creencias; mientras la esperanza de la salvación nos proteja la cabeza que es el centro de nuestra razonamiento. La salvación es una expectación segura en vez de admitir la incerteza. Esta esperanza anticipa el cumplimiento de todo lo que Cristo tiene para nosotros en su gran plan.

II. Los creyentes tenemos la esperanza de nuestra salvación segura (vv. 9-10) Nuestra salvación es futura, así podemos anticipar la venida de nuestro Señor. Pero nuestra salvación también es presente y es por esta razón que debemos estar vigilantes antes esta venida.

A. El fundamento de nuestra esperanza de la salvación v. 9  “Porque Dios” es un breve resumen de lo que apoya a nuestra salvación. Es por la voluntad de Dios y la iniciativa divina que no enfrentemos la ira justa de Dios. No nos gusta la idea de un Dios airado, pero es sumamente importante que nuestra motivación por entregar el mensaje de la salvación incluye la ira de Dios y la posibilidad de verla aplacada por la sangre de Jesucristo aplicada a nuestras vidas.

No es por obras nuestras que obtenemos la salvación, sino por la obra redentora de Jesucristo. Lo que Pablo tiene en mente es el aspecto escatológico de nuestra salvación (Romanos 13:11) .

B. La razón por nuestra esperanza de la salvación v. 10 La muerte sacrificial de Jesucristo significa que ahora “pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos” Romanos 14:8. Entonces, vivir para el Señor anticipa nuestra unión con el Señor para siempre. No importa si estamos vivos o “dormidos” cuando viene Cristo porque vamos a estar con Él.

El Amor Verdadero Unido a la Santidad (1 Tes 3:12-13)

Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros, para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.
1Tes 3:12-13

1 Tes copyLa primera vez que mi esposa, Amy, y yo expresamos verbalmente nuestro amor el uno al otra fue un momento histórico. No es que sucedió algo importante en el mundo pero sí marcó un antes y un después en nuestra relación. A partir de aquel momento empezamos a preparar a nuestras vidas para pasarla juntos y ahora a más de 19 años de casados y hace más de 20 años desde aquella primera expresión seguimos amándonos mutuamente. Interesantemente, no supimos en aquel momento hace tanto tiempo atrás todo lo que implicaba el amarnos mutuamente. Nuestro amor sigue creciendo en conocimiento. No se había perfeccionado y es posible decir que era muy egoísta en aquel entonces. Lo que deseamos es que sea cada vez más un amor que cumple con los propósitos de Dios.

Pablo reconoce públicamente que es Dios quien se responsabiliza por llevar a cabo esta obra de perfeccionar nuestro amor en santidad. Pablo presenta su deseo por la más alta realización del amor verdadero junto con la santidad de Dios en la totalidad de su ser. Pero Pablo reconoce que un ser humano jamás puede llevar a cabo esta obra sólo. Es por esta razón que su petición a Dios debe de cumplirse en nuestras vidas en el diario vivir.

 I. Dios gobierna en cada asunto de nuestras vidas (v. 11)

A. Para orar correctamente precisamos comprender cómo es nuestro Dios.

B. Debemos acercarnos a Dios en oración para reconocer Su control sobre cada asunto.

 II. Dios se responsabiliza por hace madurar nuestra vida espiritual (v. 12)

A. Pablo pide que crezca el amor verdadero en cada creyente. Pablo desea que Dios esté perfeccionando esta clase de amor en cada creyente. Es el “mandamiento nuevo” dado por Jesús en Juan 13:34 y sin duda enseñado por Pablo a los tesalonicenses. Las excusas por no existir esta clase de amor son varias. “Es que no se ha perfeccionado en mí” o “no me resulta todavía” es nuestro mayor excusa. La falta de amor en los creyentes profesantes nos da causa para cuestionar su salvación según I Juan 3:10-11.  Nosotros los cristianos debemos amarnos mutuamente como evidencia de nuestra fe (I Juan 3:14).  La falta de esta clase de amor debilita al cuerpo de Cristo porque no engendra la vida esperada dentro de una cultura de hacer discípulos (I Juan 3:15).

Pero este amor debe de expresarse hacia los no creyentes también, como la cosa más atractiva de nuestra religión Juan 13:35 (conocerán todos); una relación profunda y con propósito. La mayor expresión de nuestro amor es dar de nosotros mismos. La mejor inversión es poner el ejemplo de Cristo delante de otro creyente (I Timoteo 4:12).

B. Pablo ofrece su propia vida como ejemplo de cómo amar a la manera de Dios. Él pone el ejemplo para no dejar lugar a dudas de lo que se espera de cada creyente. Es una nueva expresión del deber de cada creyente hacia otro. Pablo no pide que ellos superan su expresión de amor sino que igualan por lo menos el ejemplo dado. Si es posible, Pablo desea continuar poniendo el ejemplo para confirmarlos en su fe (v.10).

 II. Dios es la fuente del buen regalo de un ser completamente estable (v. 13)

A. Que ellos estén estables hasta la venida de Cristo. Pablo no dice que quiere ver expresiones de amor hacia los demás hermanos de vez en cuando. Más bien dice que va a tener que ser su estilo de vida hasta que venga el Señor en el aire. La inestabilidad o inconstancia que se ve reflejado en la vida de muchos es el resultado de no buscar esta clase de amor.

B. Que ellos estén irreprensibles en santidad delante de los hombres. Heb 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Trabajar Duro, sin Ser Duro (1 Tes. 2:7-9)

7 Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.
8 Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos.
9 Porque os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios. (1 Tesalonicenses 2:7-9)

 

Durante la semana pasada, algunos hermanos de la iglesia trabajaron para hacer avanzar el proyecto de la reja delante del templo. En una parte les era necesario derrumbar una pequeña muralla. Al terminar de derrumbarla quedaron los escombros de ladrillos comunes. Ahora, los ladrillos eran demasiado grandes para ser útiles como relleno así que les pedí que los picaran para hacerlo más chico y a su vez más provechoso. El problema es que la tarea de picar semejante cantidad de ladrillos no es fácil. Es una tarea laboriosa y difícil. También termina siendo monótono al realizar los mismos movimientos una y otra vez. La montañita de escombros afuera da testimonio que los hermanos cumplieron con la tarea por más que fuese algo incomodo e inconveniente.

1 Tes copyPablo continua su descripción de su ministerio en Tesalónica dejando atrás las acusaciones de un ministerio falsificado para hablar de los aspectos positivos de lo que ellos buscaban lograr al predicar el evangelio de Cristo. Es probable que la última frase de versículo seis coincida con la primera frase de versículo siete. En este caso, Pablo reitera como ellos no buscaban remuneración por parte de los Tesalonicenses para demostrar la autenticidad de su mensaje de gracia y el amor de Dios que los compela a compartir el evangelio. No es que un ministro no tiene derecho al mantenimiento de la iglesia (I Cor. 9:14), pero Pablo no quiso dar ocasión a los inconversos acusarle de motivaciones mundanas (I Cor. 9:15-18). Al rehusar serles gravosos, Pablo deja en claro que no tiene ningún problema en trabajar duro. Pero a su vez, Pablo quiere demostrar que un buen ministro no es duro con la gente.

I. Un buen ministro tiene afecto por los suyos (v. 7). En vez de actuar en base de su autoridad como apóstol (v. 6), Pablo dice que su trato fue tierno.

A. El trato con los fieles debe ser amable. Pablo dice que ellos no actuaron en ningún momento en una manera indebida. Sino, más bien, ellos se llevaron entre los tesalonicenses con una amabilidad que se puede describir como tierno. No es que Pablo nunca habló con autoridad o reprimenda, pero su manera preferida de compartir su mensaje (v. 2) es con afecto.

B. Los ministros del evangelio deben de servir sin esperanza de beneficio personal.  Se puede comparar el trato con una nodriza con su bebé. El pago de una madre que amamanta a su bebé es mínimo, pero la tarea se efectúa por amor. Pablo dice que su trato con los que escucharon una presentación del evangelio fue motivado por el mismo amor de una nodriza.

I. Un buen ministro anhela entregar su vida por otros (v. 8).  Pablo continúa con la analogía y dice que su amor era tan grande que buscaban dar su mejor para el bien de los creyentes.

A. El enfoque principal de cada ministro tiene que ser el evangelio. Pablo menciona a propósito el evangelio primero porque es la esencia de su ministerio. Tiene que ser el enfoque de cada ministro serio que busca hacer crecer el reino de Dios.

B. El mensaje del evangelio es creíble cuando es acompañado por amor. Las implicaciones del evangelio son un amor por Dios y un amor por los demás (I Juan 4:20-21). Pablo dice que buen ministro del evangelio va a desarrollar un afecto que termina siendo un amor verdadero hacia los suyos. La cualidad principal del amor es la entrega personal y Pablo dice que les fue demostrado en una manera tangible.

III. Un buen ministro trabaja arduamente (v. 9). Pablo trae a las memorias de los tesalonicenses la manera en que trabajaron entre ellos para presentarles el evangelio. Él vuelve a repetir que no quisieron serles gravosos entonces les demostraron con sus vidas la manera en que un seguidor de Cristo puede glorificar a Dios dando el evangelio mientras uno trabaja para proveer por sus propias necesidades. Pablo dice que trabajaron con fatiga y dificultad desde temprano hasta tarde.

No propone que es la única manera de sustento disponible para un predicador, pero tampoco dice que un predicador no puede recibir ganancias de una profesión aparte del evangelio.

Pablo termina esta pequeña sección dándonos a entender que los que iban a servir como ministro después de él deberían de tener características muy similares a los del apóstol y los ministros que le acompañaban.

 

Sentimientos De Agradecimiento (1 Tesalonicenses 1:2-4)

Cuando una persona desea expresar su gratitud a otra persona hay a su alcance un sinfín de maneras para hacerlo. Uno puede mandar unos ramos de flores o una cajita de chocolates. Un poco de dinero normalmente se recibe con bien también. Pero si la idea es expresar el aprecio sin dejar que influye un regalo, una nota termina siendo la mejor manera para dejar constancia de sus sentimientos. Pablo elija ese formato al enviar su primera carta a los tesalonicenses. Esta carta no sólo termina influenciando a la iglesia en Tesalónica, sino también en todas las iglesias hasta el día de hoy. Pablo continúa su introducción de la carta a los Tesalonicenses expresando su gratitud a Dios por la salvación que Él había efectuado en sus vidas en tan poco tiempo. A la vez, demuestra cuán profundo fue la obra de Dios en ellos para producir los cambios notables que se ven en sus vidas.

***

I. Una expresión de gratitud (v. 2). En esta sección de su carta, el apóstol Pablo comienza a explicar como el ejemplo de los creyentes en Tesalónica ha servido para el beneficio de muchas otras iglesias.

A. Pablo agradece al único Dios verdadero. Lo que Pablo dice es que está orando al Dios a lo cual ellos habían llegado a confesar después de abandonar a los ídolos (1:9).

B. Pablo expresa su aprecio por las vidas de los creyentes. No indica que cada oración se dirige hacia ellos sino que constantemente encuentra un motivo de expresar su gratitud a Dios por su salvación (2 Tes. 2:13). En vez de ser una fuente de pena para el Apóstol, ellos más bien llegaron a ser una iglesia modelo para los demás creyentes. Ellos trajeron gozo al corazón de Pablo.

  1. Incluye a todos los creyentes. No es meramente una carta dirigida a un grupo selecto de creyentes entre la congregación. Pablo expresa su gratitud por cada individuo salvo por la gracia de Dios.
  2. Muestra su satisfacción en cuanto a su crecimiento espiritual. El aprecio tiene su base en que cada individuo ha profundizado su andar con Cristo. Las evidencias de esta relación de crecimiento se expresan en el siguiente versículo.

II. Unos buenos recuerdos por las vidas cambiadas (vv.3-4). Pablo dice que al traer a la memoria lo que Dios hace en ellos constantemente le es una fuente de gozo.

A. Una vida cambiada produce tres características principales (v. 3). Estas características forman la base de la vida cristiana (1 Cor. 13:13). Cada uno se trata en más detalle en la carta (La fe es el enfoque en capítulos 1-3; Pablo ora por el amor en 3:12 y expresa su deseo que tengan siempre la esperanza por la totalidad de la carta).fe-esperanza-amor

  1. La primera característica es que una vida cambiada por la salvación por fe es una vida llena de buenas obras.
  2. La segunda característica es un amor que los ha llevado al cansancio por su constante expresión.
  3. La tercera característica es la resistencia de su esperanza a pesar de las circunstancias difíciles por su expectación de la pronta venida de Jesucristo, basada en su posición delante de Dios Padre.

B. El cambio se produce por la intervención directa de Dios (v. 4). Pablo dice que su gozo se basa en el hecho que la relación entre ellos es ahora de hermanos con su Padre. Por la elección de Dios mismo y su intervención en la vida de cada individuo en la iglesia de Tesalónica, ellos habían llegado a formar una nueva relación de hermanos habiendo experimentado el amor de Dios.

Siendo De Otro Mundo (Juan 15:17-25)

Años atrás un profesor en Nueva York escribió sobre su experiencia con entre un 10 y un 20 por ciento de sus alumnos quienes admitieron que el holocausto había ocurrido pero no pudieron llegar a decir que la matanza de millones de personas fue algo malo. Un alumno hizo el comentario: “A mí no me gusta los nazi, pero ¿quién soy yo para decir que estaban equivocados moralmente?” El articulo continuaba diciendo que “algunos alumnos no estuvieron de acuerdo en oponerse a los horrores morales grandes por ejemplo los sacrificios humanos, las limpiezas étnicas y la esclavitud porque concluyeron que nadie tenía el derecho de criticar la moralidad de otro grupo o cultura” (Juan Leo en US News and World Report 21/7/97).

Para el mundo el ejemplo más alto de la bondad es el ser humano mismo. Nosotros no somos tan malos para merecer un castigo por nuestras acciones. Pero la Biblia dice que “todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios” (Rom. 3:23) y que “No hay justo, ni aun uno” (Rom. 3:10). Después de la salvación incluso los cristianos nos cometemos pecados, por lo menos de vez en cuando “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros” (I Juan 1:8).

¡El mundo en el cual vivimos odia a este mensaje! Odia al concepto de que uno no puede ser bueno aparte de Dios. Así que el mundo odia a la idea de un Jesús Salvador porque su existencia declara que estamos perdidos sin Dios. En Mateo 1:21 la Biblia dice, “[María] dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESUS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” El mundo está abatido por su pecado y precisa ser salvo de su pecado.

Pero hay muchas personas en el mundo que rechazan la idea de su propia pecaminosidad. Hay muchos que creen que pueden ser buenos aparte de Dios. Pero la forma en que se logre la bondad a su manera es a través de una rebaja del estándar que Dios nos ha dado. Así que el mundo ha rechazado a Jesús y Su justicia para establecer su propia justicia o estándar de lo que es correcto o no. Esto ha producido una moralidad gobernado por la mayoría. Por ejemplo…

  • Si la mayoría aprueba la convivencia sin el matrimonio… dicen que esta es la nueva moralidad.
  • Si la mayoría aprueba la homosexualidad… dicen que está bien.
  • Si la mayoría aprueba diferentes drogas… ellas llegan a ser aceptables.
  • Si la mayoría aprueba el homicidio de los bebés sin nacer… dicen que no es un pecado.

Muchos en nuestra sociedad han decidido que no hay mayor autoridad que el ser humano mismo. Así que no hay verdad absoluta que los guía. La moralidad es “relativa” a la sociedad en la cual uno vive.

Es por esta razón que el mundo rechaza a Jesús y sus seguidores. “…Centrarse en el mandamiento del amor es la característica principal de la vida cristiana. Y esa característica es la que hace que el mundo persiga a los cristianos” (Morris, Leon. El Evangelio Según Juan Vol II p. 302). Si somos seguidores de Jesús viviremos vidas de otro mundo y recibiremos el maltrato de los que no llegan a comprender el cambio realizado en nuestro ser. Los efectos de nuestra vida cambiada son varios.

Juan 15:17-25

17 Esto os mando: Que os améis unos a otros.

18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.

19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

21 Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.

22 Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa por su pecado.

23 El que me aborrece a mí, también a mi Padre aborrece.

24 Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a mí y a mi Padre.

25 Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron.

***

[youtube http://youtu.be/D4rTOxRf9JQ]

***

I. Sufriremos por causa de Cristo (v. 17-21).

A. El mundo nos odiará del mismo modo que le odiaba a Jesús (v. 17-18).  Mientras el cristiano se conoce por su amor hacia los demás, los del mundo están destacados por su odio de Jesús y sus seguidores. El pasaje asume que va a haber odio de parte del mundo que es una actitud permanente. Por esta razón, el odio que un cristiano puede sentir no se basa en el ejemplo de Jesucristo.

B. No pertenecemos a este mundo que reaccione contra nosotros los cristianos (v. 19).  La reacción del mundo en contra del cristiano es inevitable porque hemos sido escogidos por Jesús y hecho “nuevas criaturas”. Criaturas tan extrañas que el mundo nos identifica como una amenaza. Esta actitud no nos debe de sorprender.

ver. jn 15.19

C. Seremos perseguidos por obedecer la Palabra de nuestro Salvador (v. 20).  Juan cita a 13:16 exactamente, cosa que rara vez ocurre en este evangelio. Es probable que quiera poner énfasis en esta sentencia. Si no guardan las enseñanzas de Jesús, ¿cómo guardarán las instrucciones de los seguidores de Jesús por más que reflejan la enseñanza divina? Pero hay algunos que la seguirán y ¡gloria a nuestro Dios por estos pocos!

D. Lo soportamos por causa del nombre de Jesucristo (v. 21).  El rechazo al final es un rechazo de la Persona de Dios Padre quien se revela en Jesucristo. El mundo no conoce a Dios Padre y no lo puede conocer mientras sigue con su rechazo de la Persona de Jesús. Si deseás bajar el nivel de rechazo de tu persona por los que están en tu alrededor, bajar el volumen, o cantidad de tu testificar de la Persona de Jesucristo.

II. Sentimos la oposición del mundo contra las enseñanzas de Dios (v. 22-25).

A. Seguir a Jesús imputa al mundo su pecado de rechazar el mensaje de Dios (v. 22-23).  ¿Cuál es el pecado principal del mundo? El odio que ellos sienten hacia Dios Padre y Dios Hijo. Por su estrecha relación, el odio del Hijo representa el odio del Padre. Este odio se basa en el rechazo del mensaje que Dios es amor. Y por amor al mundo, mandó a su Hijo a morir por sus pecados. Pero esto si implica que el mundo es pecaminoso y precisa un Redentor. Este es el mensaje que el mundo rechaza. Mientras nosotros nos dedicamos a compartir este mensaje, vamos a sentir un fuerte rechazo de nuestra persona. Pero es necesario compartir el mensaje de la salvación para que el mundo no tenga excusa. Un autor dijo,

“Los judíos que eran leales a su tradición, la tradición religiosa más noble del mundo, quizá eran culpables de lo que los teólogos han llamado ‘el pecado material’, ya que aquella tradición estaba por debajo de la voluntad perfecta de Dios; pero no eran culpables del ‘pecado formal’, que consiste en una oposición deliberada a que esa voluntad sea dada a conocer. Pero ahora que había sido dada a conocer, y ellos la rechazan, su pecado es inexcusable” (Temple citado en Morris, nota a pie, p. 306).

B. Obrar en nombre de Jesús desata el rechazo de la revelación del Padre en el Hijo (v. 24). Hay un contraste entre el Padre y mi Padre que es muy fuerte y representa cuán profunda es el rechazo de los que no creen y no desean seguir a Jesucristo.

C. El rechazo que enfrentamos es un odio irrazonable (v. 25).  Citando a Salmo 35:19, 64:4 o 109:3 Jesús muestra que no hay razón legítima por su rechazo siendo su mensaje un mensaje de amor que permite el establecimiento de una relación con Dios Padre.

El Modelo del Verdadero Discipulado (Juan 15:9-17)

metas¿Cuáles son algunas de las grandes metas en tu vida? Para algunos jóvenes, puede ser una meta grande de casarse con alguien en el próximo futuro o lograr un puesto de trabajo que pague bien. Para los ya adultos puede ser dedicarle más tiempo a la familia o comprar una casa nueva. Para los mayores de edad, puede ser una meta jubilarse y disfrutar los próximos años con poco estorbo. No creo que haya nada malo en sí con ninguna de estas metas si forman parte del plan de Dios para tu vida. Pero hay una realidad que nos confronta hoy a través de nuestro texto y es que pocos cristianos tienen como una meta grande conformarse a la imagen de Jesucristo. Es más, Jesucristo nos manda a permanecer en Él y no solo fallamos en tener una meta de alcanzar la permanencia sino también fallamos en descubrir lo que significa la permanencia. Jesús aprovecha de este momento, justo antes de su crucifixión para enseñar a sus discípulos acerca de la permanencia a través del ejemplo que Él los ha dejado. La cantidad de personas dispuestas a servir al Señor tiempo completo es cada vez menos, también la iglesia local se aparece más débil y menos ágil para llevar el evangelio a todo el mundo. En gran manera uno puede decir que la iglesia ha fracasado en cumplirse el deber de hacer discípulos. Hay demasiados creyentes dentro de las iglesias que no practican el verdadero discipulado porque no permanecen en Cristo ni son obedientes a la Palabra de Dios. El resultado es una inhabilidad de multiplicarse a través del proceso de hacer verdaderos discípulos.

La respuesta obvia es que cada creyente debemos evaluar a nuestras metas personales para poder determinar si nuestras vidas son ejemplos de los creyentes. Permanecer en Cristo resuelve una crisis centrado en la iglesia. Vamos a ver en nuestro pasaje hoy el modelo del verdadero discipulado según Jesucristo.

Juan 15:9-17

Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.

10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.

12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.

13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

17 Esto os mando: Que os améis unos a otros.

***

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 15/2/2015

***

I. Un verdadero discípulo sigue el amor ejemplar (v. 9).  Tenemos un registro en la Biblia del amor de Jesucristo mismo así que nosotros podemos comprender como amar verdaderamente al Dios Altísimo.

A. Como discípulos, estamos mandados a permanecer en el amor de Jesucristo.  “Permanecer en el amor que tengo hacia ti”. “Nuestro amor por Cristo es el resultado de Su amor por nosotros que está arraigado de base en al amor del Padre al mundo Jn. 3:16” (Robertson, A.T. Imágenes Verbales en el Nuevo Testamento, Vol. 5).

B. Los discípulos estamos avisados de no descuidar nuestra comunión con Jesucristo.  El no permanecer en el amor de Jesús tiene como consecuencia una ruptura en la comunión y comunicación con nuestro Señor y Salvador. Es precisamente por esta razón que muchos creyentes llegan a dudar del amor y la bondad de Jesús.

II. Un verdadero discípulo alcanza la obediencia ejemplar (v. 10).  “Las obligaciones que tienen los discípulos están relacionadas con las bendiciones que viene de Cristo” ( Morris, Leon. El Evavangelio Según Juan Vol II. p. 297).

A. Los discípulos demuestran su amor a Dios a través de su obediencia (v. 12a).  Hacer lo que Dios nos mandó a hacer es la prueba máxima para el verdadero discípulo. No debemos pensar que nuestra relación con la deidad es algo místico porque es algo que se base en la obediencia a la Palabra.

B. Jesucristo demostró su obediencia al Padre y se mantiene en el amor del Padre.  Esta llega a ser nuestra meta para alcanzar como verdaderos discípulos. Un amor que nos lleva a entregar nuestras vidas a Dios por completo.

III. Un verdadero discípulo experimenta el gozo ejemplar (v. 11).   “Los discípulos fructíferos y fieles son el gozo del Señor” (Matthew Henry).

A. Obedecer a los mandatos del Señor produce gozo divino.  Muchos creyentes no experimentan gozo en sus vidas justamente porque no obedecen a los mandatos del Señor. La razón por lo cual muchos discípulos no obedecen al Señor es porque no le conocen bien y temen que él no va a satisfacer a sus necesidades o deseos de corazón.

B. Obediencia completa produce un gozo completo.  No hablamos de un gozo artificial que sale de una relación artificial sino una relación profunda que se base en el reconocimiento de que estamos completos en Cristo. El gozo que el mundo produce es temporario y nunca te satisfaga mientas el gozo de los que permanecen en el amor de Cristo nos llena y es completo o pleno.

IV. Un Verdadero discípulo obedece el mandamiento ejemplar (v. 12).  El amor verdadero se manifieste en amar a los otros (13:34). Amar a Cristo es una cosa porque en Él hay perfecto amor, pero amar a nuestros hermanos en Cristo es una muestra de que entendemos y aplicamos el amor de Dios en nuestras vidas.

ver. jn 15.13 Nadie tiene mayor amor que este...V. Un Verdadero discípulo sacrifica con una entrega ejemplar (v. 13).  El amor sacrificial es el ejemplo supremo. Cristo dio Su vida por nosotros, sus amigos v. 14,  para que tengamos todos los beneficios del andar cristiano. Es Su ejemplo cual debemos seguir en nuestro trato con los otros seguidores de Cristo con los cuales tenemos contacto y con el mundo en nuestro alrededor. “Jesús lo da todo, incluso la vida, por los demás. Y ésta es la prueba de amor más grande que existe” (Morris. p. 299).

VI. Un verdadero discípulo disfruta de la amistad ejemplar (v. 14-16).  La obediencia a los mandatos de Cristo es prerrequisito para ser un discípulo en buena comunión.

A. Únicamente los siervos obedientes se consideran amigos fieles (v. 14-15). Cristo nos llama a nosotros Sus amigos si a Él le podamos llamar Maestro y Señor. Jn. 13:13 La amistad no quita la responsabilidad de obedecer. Cristo ha declarado a nosotros Sus discípulos todas las cosas que le han sido revelados por el Padre. Esto no quiere decir que entendemos con claridad toda enseñanza que escuchamos, pero no faltamos nada para conocer a Cristo a través de una relación correcta con nuestro Señor.

B. Cristo elija a cada uno de nosotros a ser Sus amigos como muestra de Su soberanía sobre nosotros (v. 16).Porque hemos sido elegidos por Cristo a ser Sus amigos tenemos que reconocer Su derecho de manejar nuestras vidas. Cuando reconozcamos esta verdad llegamos a ser útiles en salir a hacer discípulos de todas las naciones produciendo fruto que permanece. Rom. 1:13

Cristo es un verdadero amigo, se comunicó sus pensamientos a los discípulos y suple sus necesidades. También puede ser una realidad en nuestras vidas.  Ser un verdadero discípulo involucra la obediencia a la Palabra de Dios basada en el amor que produce fruto en la vida de cada creyente.

Un Amor Extravagante (Juan 12:1-8)

Amor Ext¿Exactamente cómo es un amor extravagante?

Se dice que un hermano a cargo del ministerio de niños en una iglesia salió a invitar a los chicos participar en su clase de escuela dominical. Al golpear la puerta de una casa, salió a encuentro un chico de 9 años aproximadamente. El hermano de la iglesia le pidió poder hablar con los padres y recibió la noticia de que no se encontraban. Fue la costumbre de los padres del chico dejarlo a cargo de su hermano menor mientras salieron cada fin de semana para hacer lo suyo. El hermano de la iglesia le pidió permiso al muchacho poder entrar en la casa dónde empezó a preguntar al chico si había asistido una vez a una iglesia. ¡Nunca!, fue la respuesta enfática del niño. Así que el hermano de la iglesia empezó a contar al chico la historia de amor más famoso de todo el mundo. Al escuchar del sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario y llegar a reconocer su pecado, el chico junto con el hermano de la iglesia se arrodillaron al lado de la sofá dónde el niño aceptó a Cristo como su Salvador. El hermano le pidió permiso para pasar a buscarlo junto con su hermano menor el domingo para llevarlos a la iglesia.

 Al día siguiente el hermano llegó a la casa temprano para encontrarla sin ninguna luz prendida y sin actividad. Golpeaba la puerta y los chicos se encontraron no preparados para asistir a la iglesia por primera vez.  Así que el hermano de la iglesia los ayudó a vestirse de manera apropiada y salir al encuentro con la familia de Dios. Llegaron a una iglesia enorme, el chico de nueve años no pudo captar todo lo que sucedió en su alrededor. Se animaba con las canciones pero se quedó perplejo cuando dos hombres, con cara larga, se acercaron al frente para levantar dos platos, orar y comenzar a recorrer el salón. Cuando el chico vio a otras personas entregar dinero en el plato de la ofrenda le pegó en el frente de que la gente estaba entregando dinero a Jesús. Cuándo el plato llegó a su banco y el chico lo recibió, lo agarró fuertemente por unos instantes antes de soltarlo sin poder poner nada adentro. Al reflejarse en el regalo de la salvación que él había recibido apenas unas 24 horas antes estaba acongojado por no poder haber participado en la ofrenda. El chico se dio vuelta en su silla y miraba mientras los platos fueron pasados de un lado al otro hasta llegar al fondo del salón.

De repente le llegó una idea a la mente del chico de nueve años. Delante de Dios y los demás presentes se levantó de su silla y se acercó a uno de los ujieres y le agarró el saco de vestir para pedirle permiso tener el plato en sus manos una vez más. Entonces, hizo una cosa maravillosa, puso el plato en el suelo y tomó un paso adentro del plato. Al levantarse la cabeza dijo, “Jesús, no tengo nada para darte hoy, sino yo. A Ti me entrego hoy.”  

offering-plate

Jesús se encuentra en una casa en Betania justo después del encuentro con los líderes religiosos judíos que se habían comprometidos buscar la muerte de Jesús. Pero en esta ocasión se celebra una fiesta con una comida preparada por Marta. Están presentes Lázaro y muy posiblemente Simón el leproso (Marcos 14:3) y si es así, es posible que Jesús se encuentre entre él que salió entero y él que salió del entierro.  También se encuentran los discípulos y María. Lo que sucede ahora llega a ser un ejemplo de un amor extravagante.

Juan 12:1-8 

12  Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos.

Y le hicieron allí una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él.

Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar:

¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?

Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.

Entonces Jesús dijo: Déjala; para el día de mi sepultura ha guardado esto.

Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros, mas a mí no siempre me tendréis.

***

***

I. Amor extravagante implica dar nuestro mejor al Maestro. Vs. 1-3

A. Nuestro servicio puede ser un ejemplo de amor extravagante. Vs. 1-2

Los detalles aquí no son información frívola sino una expresión del amor extravagante de los otros participantes. Marta se afanaba en otra oportunidad cuando tuvo que servir a unos pocos y ahora se encuentra con una banda y prepara la comida sin queja alguna habiendo aprendida la lección de que el servicio es una expresión del amor extravagante.

B. Nuestra ofrenda debe de ser un ejemplo extravagante del amor. V. 3

mary annointing jesus feetEl perfume que María derramó sobre el Señor Jesús era algo costoso. Si e denario es equivalente al salario de un día, tomando en cuenta los días de reposos y de fiesta en el año llegamos al equivalente del salario de un año según el versículo 4. María se encuentra a los pies de Jesús en una posición de reverencia y de humildad agradeciendo al Señor por lo que ha hecho en su familia. Pero a la misma vez, ella agradece por lo que Cristo va a hacer por todos en el próximo futuro ( V. 7). Ella es un ejemplo en cada oportunidad en que la encontremos en la Biblia.

  1. Se sentó a los pies de Jesús pero escuchar Su enseñanza. Lucas 10:38-42
  2. Se arrodilló a los pies de Jesús cuándo lamentaba la muerte de Lázaro. Juan 11:32
  3. Esta vez trae una ofrenda a los pies de Jesús.

Llega a ser una progresión en la vida de cada discípulo de Jesús. El aroma del perfume llenó el lugar. Que el ejemplo de nuestra vida entregada al Señor sea de ejemplo para ambos los creyentes y los inconversos.

II. Amor extravagante es incomprensible para algunos. Vs. 4-6

El amor expresado por María es cuestionado por uno de los discípulos mismos.

A. No todos reciben una bendición cuando uno da en extravagancia a Dios. Vs. 4-5  Judas Iscariote no puede ver el valor de la ofrenda por su propia concupiscencia. Debemos de tener cuidado con la persona que no puede apreciar una muestra de amor en el momento porque piense en que se va a perder una oportunidad en el próximo futuro ( II Cor. 9:8-11).

B. Sacar la vista de la Persona de Cristo es egoísta. V. 6  Mientras que todos los ojos estuvieron puestos en Jesús al recibir la ofrenda de amor de manos de María, Judas empieza a criticar el hecho y todos empiezan a sacar su mirada la plenitud de amor en Cristo para mirar a las circunstancias de nuevo. Esto llega a ser un ejemplo de egoísmo de parte de Judas por el cual él mismo no se dio cuenta y que al final produjo la traición de Jesús por conseguir algo propio.

III. Amor extravagante le importa al Señor. Vs. 7-8  Jesús manda a Judas a dejar a María en paz. Jesús dijo que su acto de amor extravagante era aceptable no solo  él sino a Dios porque cumplió con los propósitos de Dios al prepara al cuerpo de Jesús para u muerte por los pecados del mundo. Jesús añade de que la pretensión de Judas en vender y dar a los pobres no iba a solucionar el problema de los pobres Dt. 15:11 y habría que apreciar la presencia del Señor con obras de amor extravagante.

¿Has entregado algo al Señor recién? ¿Has dado tu mejor al Maestro?