Encontrar Aceptación en Cristo (Hechos 10:30-38)

Hechos 10.38

Es necesario reconocer que Dios se acerca al hombre para salvación. Seguimos con el relato de Lucas sobre la conversión de Cornelio. Ahora vamos a notar las circunstancias alrededor que lo lleva a escuchar el glorioso evangelio de Jesucristo.

 

 

I. Una reunión con gran expectación vv. 30-33

A. Los que se reúnan están siendo vigilados por Dios vv. 30-33a  

En Mateo 18:20 la Biblia nos enseña que Dios se une con los que se reúnan en su nombre. Cornelio se dio cuenta que la omnipresencia de Dios lo puso por implicancia en medio de aquella reunión. Pedro se encuentra frente a una audiencia bien preparada con las expectativas en alta.

B. El evangelio es una presentación de la voluntad divina v. 33b  

Cornelio reconoce que el mensaje que está por recibir por parte de Pedro es un mensaje divinamente intencionado. Las implicancias de escuchar a Pedro es recibir información directamente de Dios.

II. Una revelación con gran implicación vv. 34-35

A. Dios no tiene favoritos v. 34 

Pedro dice que su experiencia con el lienzo lo afectó tanto que ahora concluye que Dios no tiene ni siquiera una nación favorita porque no hace acepción de personas. Esto implica de un lado que Dios no va a mostrar parcialidad hacia los injustos y pasar por alto su pecado en el día de juicio (Col. 3:25). Tampoco Dios va a recibir a las personas que vienen a Él con acepción de su persona (Rom. 10:12).

B. Dios tiene mínimos requisitos para ser aceptado en el Amado v. 35  

El resumen de Pedro es que Dios requiere que todos temen a Dios y hacen justicia (Miq. 6:8) para ser aceptados. Esto en ninguna manera invalida la enseñanza que el hombre es pecador e inmerecido de la gracia de Dios. Sino en base de la muerte y resurrección de Jesucristo el evangelio se ofrece a todos los que están dispuestos a recibirlo y reconocer su necesidad del mismo.

III. Una reexaminación con gran aceptación vv. 36-38

A. Dios trajo paz al mundo en la Persona de Jesucristo v. 36  

Este texto hace referencia a Salmo 107:20 y también Isaías 52:7 donde entendemos que el mensaje de la paz es paz con Dios o salvación Efesios 2:17 hace eco a esta idea de que la paz de Dios no es la ausencia de tribulación sino estar bien con Dios.

B. Dios confirió poder sobre Jesús para predicar y obrar vv. 37-38  

En Isaías 61:1 tenemos una referencia a lo que Jesús mismo afirma en su prédica (Lucas 4:18). La idea de “hacer bien” corresponde a la idea de ser un benefactor. Cornelio era benefactor del pueblo judío pero Dios es benefactor de mejores cosas. No tan solo nos da lindas cosas, nos libera de los poderes demoníacos.

La Visión de Un Gentil (Hechos 10:1-8)

Nuestra respuesta a la oración contestada tiene que ser sumisión a la voluntad de Dios.

Juan Bunyan, el autor de El Progreso del Peregrino, dijo que “la oración es un sincero, sensible y afectuoso vertimiento del corazón y del alma a Dios, a través de Cristo, con la fuerza y la ayuda del Espíritu Santo, para tales cosas que Dios ha prometido, o de acuerdo con la Palabra, para el bien de la Iglesia, con sumisión, en fe, a la voluntad de Dios”. Al reconocer que Dios está activamente involucrado en la oración y que el ser humano está imposibilitado en hacer contestar su misma oración Bunyan también dijo “La mejor oración que yo jamás oraba contenía suficiente pecado para condenar al mundo entero”. Lo que Bunyan quiso reconocer con esta frase es que sino por la intervención directa por parte de Dios, aún nuestras oraciones nos condenarían al infierno. (Romanos 15:8-12)

10 graphicNuestro texto incluye la oración de Cornelio, un hombre inconverso, y su contestación por parte de Dios seguido por el actuar por parte de Cornelio. Esta historia acerca de la conversión de Cornelio y su casa ocupa mucho espacio en el libro escrito por Lucas, cosa que nos hace entender que este suceso no es meramente algo digno de ser mencionado, sino este suceso indica un antes y un después para la obra de Dios y el avance del evangelio. Aquí se reconoce que el evangelio es tanto para los judíos como para los gentiles y que esta no es la decisión de ningún hombre sino de Dios y de su intervención directa en los asuntos de los hombres especialmente en el contexto de la oración. Vamos a descubrir que nuestra respuesta a la oración contestada tiene que ser sumisión a la voluntad de Dios revelada.

I. La introducción a Cornelio (vv. 1-2)

A. Dios utilizar las religiones del mundo para preparar a los que son de ser salvos (vv. 1-2ª)
Encontramos aquí el relato acerca de un hombre devoto que busca a Dios según la mejor manera que él mismo había sido instruido. Su contacto con los judíos le había convencido de que la religión judía era la correcta. Dios interviene en su búsqueda religiosa para dirigirlo hacia la religión pura.

B. Nadie puede ser salvo aparte de Jesucristo (v. 2b)
A pesar que es un hombre devoto y sincero, es sinceramente equivocado. Precisa conocer a la salvación a través de Jesucristo para poder experimentar el perdón de sus pecados y la vida eterna que hay en Cristo Jesús.

II. La visión de Cornelio (vv. 3-6)

A. Dios contesta la oración (vv. 3-4)
Por más que Cornelio no es un creyente, su devoción y súplica son reconocidas por Dios mismo que interviene directamente en la vida de este inquiridor. La contestación es a través de una visión que incluye instrucciones explícitas y una sensación terrorífica para Cornelio.

B. Dios puede dirigir claramente en los asuntos de los hombres (vv. 5-6)
Las instrucciones ahora incluyen a Pedro que por casualidad se encuentra a unas horas de viaje en Jope. Dios demuestra que Él sabe hasta incluso donde están hospedados sus seguidores.

III. La respuesta a la visión de Cornelio (vv. 7-8)

A. Una contestación divino tiene que ser creído explícitamente (v. 7)
Ahora que Cornelio recibió la visión, le era preciso actuar en base de esta visión. Su actuar iba a basarse en gran medida en su capacidad de creer que lo que vio en visión realmente prevenía de Dios y que era creíble.

B. La respuesta a la oración contestada tiene que ser obediencia estricta (v. 8)
Si él no hacía nada su estado no habría mejorado.