Lecciones de la Parábola del Hijo Pródigo: Un Padre Ejemplar (Lu. 15:11-12)

prodigal-sonUn evangelista fue invitado a predicar en una prisión a los prisioneros. Cuando llegó a conocer al director de la cárcel le dijo, “nos han visitado unos 24 pastores durante el año y cada uno predicó sobre el hijo pródigo. ¿Le puedo rogar que predique sobre otro asunto?” El evangelista miró a su Biblia donde había marcado el texto de Lucas 15 y luego subió al púlpito. Pero en vez de poner el énfasis en el hijo pródigo, el evangelista determinó enfatizar el amor del padre que nunca perdió la esperanza de recuperar a su hijo.

Nuestra meta hoy es examinar la introducción a esta parábola a la luz de un padre que no

I. La naturaleza del amor de Dios para con las almas perdidas. Vs. 11  Esta parábola se conoce como la del hijo pródigo. En el mismo capítulo está la parábola de la oveja perdida, de la moneda perdida y ahora lo que mejor se describe como el hijo perdido. El enfoque no es tanto en los hijos sino en el amor del padre.

A. Es necesario comprender la naturaleza de Su amor.  Dios nos ama. Esto se explica en Juan 3:16. Pero en Lucas 19:10 Jesús clarifica a quienes se aplica el amor de Dios. Busca salvar a los perdidos. A veces es necesario perdernos para poder ser salvos. El amor de Dios es eterno y está ilustrado en este texto por su prontitud en recibir y restaurar a su hijo cuando vuelve a casa (Vs. 20; 22; cf. II Pedro 3:9).

B. Es importante entender el carácter de Su amor. No es permisivo (ej. David con Absalón) ni tampoco abusivo (ej. Saúl con David). Mientras el padre no sale a buscar a su hijo en esta parábola, es la memoria del carácter del amor bondadoso del padre que trajo al hijo al arrepentimiento y perdón. Mientras Dios desea la salvación del mundo, Su carácter no opera en contra de la voluntad humana. Esto está ilustrada en una hermosa manera en la auto recuperación del hijo cuando “volvió en sí” según V. 17.

II. La reacción del Padre al rechazo de Su amor. Vs. 12

A. La petición ingrata.  No es ilegal la petición del hijo pero no es común. Normalmente los bienes se dividen cuando el padre no está capaz de continuar con el manejo de los bienes. Es como si el hijo hubiera dicho “Muérete” al padre al realizar esta petición. Al hijo menor le corresponde un tercio de los bienes según Deut. 21:17.  Cansado de restricción, jadeante por la independencia, ya no puede aguantar más la revisión de los ojos de su padre. Este es un hombre impaciente de control divino, con el deseo de ser independiente de Dios, tratando de ser su propio maestro. Comentario crítico y explicativo sobre la Biblia entera (Vol. 2, p. 115).

B. La respuesta gentil.  Dios, cuando su servicio ya no parece una libertad perfecta, y el hombre se promete algo mucho mejor de otra fuente, le permite realizar la prueba; y él descubrirá, si es necesario mediante la prueba más triste, que partir de él no es liberarse del yugo, sino intercambiar un yugo ligero para uno pesado, y un Maestro de gracia por mil señores tiranos e imperiosos” [Trench ]. En Comentario crítico y explicativo sobre la Biblia entera (Vol. 2, p. 115).

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 5 de julio, 2016

[youtube https://youtu.be/ggm1f-Y3Q3Y]

Conocer a Jesús es Ver al Padre (Juan 14:7-14)

King's Crown“Antes de una batalla crucial durante la Tercera Cruzada, Felipe II de Francia ideó una manera única de motivar a sus tropas. Quitó su corona real y la colocó en una mesada, donde anunció que después de la batalla darían la corona de su reino al soldado que demostró el mayor coraje y que contribuyó más a la victoria. Cuando el rey había llevado a sus soldados a un gran triunfo y los enfrentamientos terminaron, una de sus nobles tomó la corona y la colocó de nuevo en la cabeza del rey, diciendo “Tú, Oh rey, eres el más digno”.

Un día cuando veamos a Jesús en el Cielo, seremos finalmente capaces de entender totalmente la magnífica gloria y el esplendor de nuestro Salvador. Aunque leamos de Su gloria en la Biblia, nuestras mentes finitas no pueden realmente entender Su grandeza. Pero cuando estemos en Su presencia, todo eso cambiará. Y aquellos que han servido a Jesús fielmente serán capaces de honrarle devolviéndole los trofeos y las coronas que generosamente nos da por nuestro servicio.

Él está en lo alto y es exaltado, y nuestra mayor gloria en el cielo será acompañar a la multitud que adora a Jesús. Antes de que el mundo se creara, el plan estaba listo para que Jesús viniera a la Tierra como nuestro Salvador. Su nacimiento, vida, muerte y resurrección demuestran el grado del amor de Dios por nosotros y nos dan la esperanza de la vida eterna. Un día todos los que le conocen se unirán para coronarle Señor de todos.” (Paul Chappell, Diariamente en la Palabra)

Pero no todos han captado el significado de la Persona de Jesús. Hay sectas que rechazan la deidad de Jesús y hay creyentes que mantienen dudas en cuanto a la Persona de Cristo o su bondad. Pero nuestro texto hoy no deja lugar a dudas que Jesús no solo es un enviado de Dios sino que es la expresión, en forma humana, de la Deidad en toda su gloria. Esta revelación tiene varias implicaciones para el creyente.

Juan 14:7-14

Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.

Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.

Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?

10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.

11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

***

[vimeo http://vimeo.com/115162574]

***

I. Nos es preciso comprender lo que la Persona de Cristo implica. V. 7

A. Estamos amonestados por nuestra falta de comprensión.  Los discípulos no conocieron a Jesús como deberían conocerle. En un sentido sí, lo conocieron porque habían abandonados a sus vidas anteriores para seguirle a Él. Pero mientras “le conocieron a ser el Cristo, no procuraron conocer a Dios en Él” (Mathew Henry).

B. Estamos animados a conseguir un conocimiento pleno.  Mientras que no le conozcamos como le debemos conocer, no es una condición permanente. No es para nada común que alguien diga en el Antiguo Testamento que ha conocido a Dios. Pero, según Juan, esta situación está por cambiarse debido a la persona de Jesucristo. Jn. 1:18 ¡Dios es como Jesucristo!

 II. La revelación del Padre está en el Hijo. Vs. 8-11

A. Una teofanía no es la solución a nuestra ignorancia. V. 8  En un sentido, la petición de Felipe revela la más grande necesidad de cada persona. Conocer a Dios es lo que debe producir satisfacción y gozo en el alma de cada individuo. Sal. 16:11; 17:15

Pero Felipe pide algo más allá que un conocimiento de la voluntad de Dios porque busca una demostración de su esencia. Termina diciendo que esto será suficiente. Pero esto no es suficiente para garantizar nuestra obediencia a la voluntad de Dios porque los judíos contaban con la presencia de Dios de forma visible en el Monte Sinaí y allí construyeron un ídolo delante de Dios.

Esta es entonces una muestra de su falta de fe y una ignorancia de la manera espiritual en que Jesucristo hace manifiesto el Padre.

B. Mucho tiempo con Jesús no certifica un alto nivel de comprensión de su Persona. V. 9  Nos sorprende encontrar a los mismos seguidores de Jesús mostrar tanta ignorancia en cuanto a su Persona y misión. Pero si los mismos discípulos se mantuvieron ignorantes en cuanto a la naturaleza de Jesús, debemos mostrar paciencia con los cristianos que manifiestan las mismas tendencias hoy. Felipe reconoció a Jesús como el Mesías en su primer encuentro con Jesús Jn. 1:45 pero hasta este momento no había conocido al Padre en Él. Nuestro nivel de comprensión de la Persona de Jesucristo es una indicación de la profundidad de nuestro conocimiento de su Palabra. Filipenses 3:10  

Podemos escuchar muchos sermones y estudiar la Palabra de Dios largamente y todavía estar débil en mi conocimiento de Cristo, y no apto en manejar su Palabra.

C. La falta de fe va a producir errores doctrinales. Vs. 10-11  “Jesús habla aquí del Padre y de sí mismo como dos personas, y sin embargo cómo una unidad como nunca dos eran o serán” (Mathew Henry).

La expectativa es que incluso los judíos creyeran Jn 10:38 pero la falta de fe en sus propios discípulos es sorprendente frente a las plenas enseñanzas de Jesús. Las Palabras habladas son la obra de Dios Padre.

Jesús nos insta a creer en las palabras pronunciadas de igual manera que debemos creer en Su Persona. “Creer que Él está en el Padre, y el Padre en Él es parte de la fe por la que uno se compromete con Cristo” (Morris, Leon El Evangelio Según Juan Vol. II p.268). Pero si la Palabra de Jesús no es suficiente debemos creer en las obras milagrosas realizadas como una demostración de su Eterna Deidad. Porque “la fe que se deriva de haber visto un milagro es mejor que la incredulidad” (Morris, p. 268).

“Los milagros de Cristo son pruebas de la misión divina, no solo para la convicción de infieles, sino también para la confirmación de la fe de sus propios discípulos”. (Mathew Henry)

Jesús es Dios (Juan 10:30-36)

crowd-shoutiingMencionamos en la última predica de que esta es la última interacción de Jesús con los líderes religiosos antes de su crucifixión. La falta de fe expresada por los atacantes de Jesús es sorprendente ante los milagros hechos por Jesús. Jesús afirma aquí que tiene el mismo propósito que el Padre. La construcción de la frase del versículo treinta no dice expresamente que es Dios. Mientras esta frase tiene muchas implicaciones, debemos tener cuidado en interpretar más cosas de las que pone.

“Aunque algunas declaraciones de Jesús pueden parecernos un tanto vagas, no hay dudas de cómo las interpretaron sus enemigos” (Erickson, Millard Teología Sistemática p. 698).

Si volvemos a Juan 8:58 vemos una expresión de Jesús acerca de su preexistencia eternal. La reacción de los judíos que se ve en el versículo 59 es recoger piedras para lapidarle a Jesús. La única razón por lo cual se reaccionaron así es porque llegaron a entender las implicaciones de las palabras de Jesús. Si no fue una blasfemia digno de la muerte (Lv. 24:16) tanto en el capítulo 8 como se repite en el capítulo 10, ellos mismos se convirtieron en asesinos dignos de la muerte.

Juan 10:30-36

30 Yo y el Padre uno somos.

31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle.

32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis?

33 Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios.

34 Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?

35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),

36 ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 3 de agosto, 2014
[youtube http://youtu.be/XR7c-xFgtwM]

En nuestro texto hoy, las palabras de Jesús se toman nuevamente como una justificación de procurar su muerte. Los judíos pidieron una aclaración de la persona de Jesús en el versículo 24, “y Jesús les dijo más de lo que esperaban” (Morris, Leon El Evangelio Según Juan Vol II p. 134). Jesús enfrenta su falta de fe con una presentación de los hechos y una aplicación de la Ley misma.

I. Las declaraciones de Jesús acerca de su deidad demandan una respuesta. Vs. 30-33

A. Jesús tiene una relación estrecha con Dios Padre. V. 30

B. Muchos llegan a la conclusión de que Jesús es un fraude. V. 31  Están llenos de odio y se hacen lo que está dentro del corazón de cada hombre natural (Romanos 8:7).

C. Jesús responde con coraje y calma ante los airados. V. 32  No actúa de su propia cuenta porque el adre está a su lado.

D. Los atacantes rechazan la verdad. V. 33

II. La Palabra de Dios afirma que Jesús es el hijo de Dios. Vs. 34-36

A. Jesús los confronta con la Palabra de Dios. V. 34  Cita Salmo 82:6 donde afirma que la carga de un juez es tan alta que funcionan bajo la autoridad de Dios.

B. Jesús explica las implicaciones de esta afirmación. V. 35  Si la Biblia llama “dioses a unos seres humanos sería incorrecta juzgarle a Jesús por proclamarle bajo la autoridad de Dios.

C. Jesús es santificado por Dios porque es el Hijo de Dios. V. 36

El Fundamento Básico (Efesios 3:14-21)

banner 2014

 

Efesios 3:14-21

14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,

15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra,

16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,

18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,

19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,

21 a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 23 de marzo, 2014
[youtube http://youtu.be/hD2slHDO7zg]

Cuando viene el momento de edificar un edificio, (y esperemos que pronto lo estemos haciendo en nuestro propio terreno)  la primera cosa que uno tiene que planificar bien es la base del nuevo edificio. Si eso se hace bien, el edificio no sufrirá de rajaduras y grietas en el día de mañana. Pero si no se hace bien, la seguridad del edificio puede estar perjudicada y la misma puede convertirse en una pesadilla en vez de una bendición.

Para los que sacrificaron para estar el viernes y el sábado ya está puesta de la base para la enseñanza hoy. El viernes escuchamos una prédica del Pastor Jeremías de la iglesia bautista de Bella Vista en la cual nos instó a vivir en unidad como iglesia siguiendo el ejemplo de Jesucristo mismo. Anoche el Pastor Verdi de la iglesia bautista de Martinez nos predicó acerca de nuestra tarea como cristianos de reconciliación del hombre inconverso con su Dios.

cover photo raicesLa idea de establecer una buena base para un edificio también se ve en la naturaleza. Los árboles tienen que echar raíces profundas para aguantar los vientos fuertes que seguramente vendrán. Nosotros los creyentes, tenemos que echar nuestras raíces hacia abajo, establecer una base firme y fuerte a través del estudio de la Palabra Dios y pasar un buen tiempo con Dios en oración para que tengamos la fuerza para superar cualquier prueba de la vida.

En el contexto de la iglesia local el Apóstol Pablo desea que cada creyente forme una parte fuerte del cuerpo de Cristo. No podemos vivir aislados en nuestro pecado. El plan de Dios desde la eternidad pasada es volver a establecer contacto con su creación perdida y engrandecer su reino eterno. Para lograrlo, es preciso que cada individuo esté bien arraigado y cimentado en el amor de Dios. Este amor produce cristianos firmes y fuertes que disfrutan en unidad de la comunión con otros creyentes firmes y fuertes. Ellos, en torno a su relación con Dios, buscan ganar almas perdidas para que estén reconciliados también con Dios. Todo esto es posible a través del Espíritu de Dios que fortalece a cada creyente.

I. Pablo pidió que los cristianos estemos investidos de poder por el Espíritu Santo. V. 16

En los versículos 14 y 15 el Apóstol Pablo establece el hecho de que su postura en pedir algo del Dios Padre, el ser supremo en el cielo y en la tierra es una de sumisión. Con las rodillas dobladas significa que la cosa deseada no se logre por uno solo, sino es algo que es dado por uno más poderosos que es capaz de hacerlo. La idea Padre para los judíos no sólo implica intimidad sino también la idea de autoridad para tomar decisiones. Dios Padre es quien gobierna en el mundo y quien merece nuestra obediencia.  Es más, es el Creador de todo y todos y cada grupo de personas nombradas en la tierra se deriva del mismo ancestro. La primera cosa que Pablo pidió para todos los creyentes fue que estemos investidos de poder divino en el hombre interior.

A. El poder divino nos es dado según las riquezas de la gloria de Dios.  La idea de un poder fortalecido no es algo místico expresado para los creyentes en dones carismáticos. En realidad es algo que forma parte de las riquezas transferidas en el momento de nuestra adopción como hijos de Dios. Gracias a Dios su poder es dado según sus riquezas y no solamente de  sus riquezas. Si soy millonario y te doy diez pesos te he dado de mis riquezas, pero si te doy un millón de pesos te he dado según mis riquezas. La primera es una porción y la segunda es una proporción.

B. Este poder está disponible para el hombre interior.  El hombre exterior desvanece y muere pero el hombre interior puede ser renovado espiritualmente cada día para darnos éxito en la vida cristiana. El hombre interior requiere ser ejercitado (1 Tim. 4:7-8); ser limpiado (Salmo 51:7); y precisa alimentación (Mat. 4:4). El hombre interior es el ámbito donde habita y obra Dios.

C. Este poder es posible por la obra del Espíritu Santo.  La obra de Dios es exitosa cuando el poder del Espíritu de Dios controle al hombre interior. Esto significa que estamos siendo controlados por Dios en toda área de nuestras vidas. Tenemos que dedicarnos al estudio de la palabra de Dios para poder experimentar el crecimiento espiritual a través del poder de Su Espíritu. Hebreos 5:12-14 nos advierta de la posibilidad de haber sido cambiados por Dios y después, no dejar de permitir al poder del Espíritu Santo de Dios controlar a nuestro ser. Únicamente cuando damos prioridad al Espíritu Santo en nuestras vidas y le dejamos controlar al hombre interior tenemos éxito en crecer para la gloria de Dios y a la vez para el avance de Su reino en la tierra.

II. Pablo pidió que los cristianos tengamos profundidad. V. 17

Pablo utilizó algunas figuras para ilustrar la idea de la profundidad necesaria en la vida cristiana.

A. Que Dios habite en nosotros por la fe.  Esta palabra significa en el griego que Dios se siente en casa en nuestros corazones. Esta es una referencia a la necesidad de cada creyente de profundizar su relación con Dios a través del ejercicio de nuestra fe. Si nunca empezaste una vida por fe en Jesucristo, no hay esperanza para voz de que Dios obre en tu vida.

B. Que estemos arraigados y cimentados en amor.  Estas figuras ilustran primero un árbol que se sostiene por tener sus raíces echas bien profundas en la tierra dónde busca su alimentación, y la segunda es la idea del fundamento de un edificio. Si el edificio no tiene un buen fundamento, cuando se mueve el suelo se raja y se cae en seguida (Mateo 7:27.) El creyente tiene que tener una relación profunda con Dios basada en Su amor para poder estar firme contra el ataque de Satanás (Efesios 6:11).  

En Mateo 13:3-9 Jesús nos relata la parábola del sembrador y dice que la semilla que no cae sobre la buena tierra no va a poder echar raíz y tener un fundamento para llegar a la madurez. La vida que de cada creyente precisa esa madurez que se base en fe y se ejerce en amor.

III. Pablo pidió que los cristianos tengamos percepción. V. 18-19a

Pablo dice aquí que es esencial que el creyente no solamente entienda que Dios es amor sino también llegara a tomar posesión de esta verdad.

amor inagotableA. Que comprendamos la inagotable grandeza  del amor de Dios. V.18  La palabra traducida comprender significa tomar posesión para el beneficio de uno mismo. El amor de Dios no es limitado en sus dimensiones, cosa que significa que es inagotable.

B. Que reconozcamos que el amor de Dios es más allá de nuestro entendimiento. V. 19a  Ningún creyente tiene que preocuparse de tener recursos adecuados para enfrentar la vida cotidiana. Dios derrama en nuestros corazones lo que es imposible conseguir aparte de Dios y que es menospreciado por el mundo lo cual es el amor de Dios (Romanos 5:5).  

El deseo de Pablo es que experimentemos la grandeza del amor de Dios como resultado de nuestra devoción a Él. Jamás vamos a comprender por completo esta plenitud pero lo debemos disfrutar.

Es muy popular hoy en día enseñar que los hijos de Dios reciben sólo cosas buenas y vivirán en abundancia, pero eso no es lo que la Biblia dice. Nos encontramos frente a la realidad de que vamos a enfrentar dificultades en esta vida. Preparate para aguantar las dificultades hoy echando profundas raíces por la fe.

de la iglesia el fundamento