Obreros No Reconocidos (Hechos 9:36-43)

hechos 936 obrerosEl rol de líder se hace más fácil cuando hay muchos dispuestos ayudar con las tareas. Esta semana pasada volvieron tres hermanos de nuestra congregación de una semana de trabajo en Comodoro Rivadavia. Ellos fueron con otros tres hermanos de una iglesia hermana para ayudar en levantar paredes en un segunda planta de la iglesia Bautista en aquella ciudad. Sacrificaron de sus medios y de su tiempo para poder realizar una obra de construcción que Dios bendijo con lindo clima, protección personal y mucha fuerza. Al final, realizaron el doble de lo que se había propuesto para aquellos días. Su sacrificio nos recuerda que cuando cada uno aporta su grano de arena se hace un mar. Sin la ayuda de estos hermanos la obra de aquella iglesia sería más difícil por lo cual agradecemos a Dios por estos obreros por más que su trabajo no sea reconocido fuera de nuestro entorno.

Los tres ejemplos de personas dispuestos a ser utilizados en el servicio del Señor que vamos a ver hoy demuestran que el rol de un líder se hace más fácil cuando hay muchas personas dispuestas a ayudar con las tareas inmediatas. La obra del apóstol Pedro se hace efectivo por la obediencia y fidelidad de los que obraron tras el escenario en varias situaciones.

I. El testimonio de los dos hermanos que buscaron a Pedro vv. 36-38

En vez de enterrar al cuerpo inmediatamente, se preparó y se guardó en un aposento alto. Llamaron a Pedro para que venga urgentemente con la expectativa de que él realice alguna clase de milagroso. Pero era necesario mandar a algunos a buscar y convencer a Pedro a acercarse. Gracias a Dios por la buena disposición de estos dos hermanos quienes fueron hasta Lida para traer a Jope al apóstol Pedro. Su sacrificio de fe resulta en una tremenda bendición para la iglesia local y la comunidad de los inconversos. Los resultados son la restauración de la hermana Tabita y la evangelización de una tremenda cantidad de personas de la zona (v. 42). Precisamos hombres dispuestos a dar de su tiempo aún cuando la tarea parece inútil o de poco provecho.

II. Las evidencias de la vida entregada de Tabita vv. 39-42

Tabita o Dorcas se destaca por su servicio a la comunidad tanto creyente como inconverso. Ella ministra tanto con sus palabras además con sus limosnas. Ella prepara ropa para otros por más que no tiene grandes capacidades para ofrendar a los pobres (v. 36). Al morir ella, es lamentada por muchos y en especial las viudas que ella atendía. En vez de considerar su recursos limitados un estorbo en su ministrar para Jesús, ella utilizó su poco para convertirlo en mucho Mateo 14:19; Lucas 21:3. Tabita termina siendo un ejemplo digno de seguir por su ministerio abnegado de ministrar a los necesitados.

III. La demostración de hospitalidad de Simón v. 43

El testimonio de estos acontecimientos produjo un gran número de conversiones en la zona. Para poder quedarse allí y ministrarles el evangelio era necesario que el apóstol Pedro cuente con algún hospedaje. Se refugia en la casa de un tal Simón, curtidor. Según la tradición de los judíos, la tarea de curtidor se consideraba inmunda tanto que una mujer pudo pedir el divorcio de su esposo por trabajar en este rubro. Tenemos que preguntarnos el significado de la estadía de Pedro en la casa de un hombre que tiene su principal trabajo en algo que los judíos consideran inmundo. Es importante este dato porque demuestra como Dios prepara el entorno para que Pedro pueda estar preparado para llevar próximamente el evangelio a los gentiles ya que Palestina ha sido evangelizado. Pero sin la disposición de Simón de extenderle la gracia a Pedro a quedarse en su casa no hubiera podido realizar su tarea. Vamos a ver en nuestro estudio de 1ra de Timoteo que cada creyente debe ser dado a la hospitalidad (3:2). Cuando el pueblo de Dios realiza tareas para ayudar a los obreros de Dios, la obra avanza porque las necesidades están cumplidas.

Jesús Nunca Llega Tarde (Juan 11:11-27)

marta llorando copy

¿Conocés  alguien que siempre llega tarde? Mi esposa se queja muchas veces de mi manera de llegar justo sobre la hora. Para ella, le gusta la idea de llegar a cualquier cita unos 10 minutos temprano. Así que, tenemos conversaciones interesantes en el auto yendo a una cita acerca de la hora de llegada. Hay un refrán en ingles acerca de llegar siempre tarde que dice “’Él llegará tarde para su propio velorio”. Me imagino que cada persona culpado de la tardanza respondería que “ojala pudiera llegar tarde para aquella cita”.

Juan 11:11-27

11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.

12 Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará.

13 Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.

14 Entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto;

15 y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él.

16 Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él.

Jesús, la resurrección y la vida

17 Vino, pues, Jesús, y halló que hacía ya cuatro días que Lázaro estaba en el sepulcro.

18 Betania estaba cerca de Jerusalén, como a quince estadios;

19 y muchos de los judíos habían venido a Marta y a María, para consolarlas por su hermano.

20 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa.

21 Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto.

22 Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará.

23 Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.

24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

27 Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.

Jesús llegó tarde para el velorio de Lázaro. No es que llegó al final del evento mientras todos están por salir. Llegó días después del velorio y ahora el cuerpo se encuentra en un estado de descomposición. Pero lo que nos llama la atención es, por más que parezca que Dios opera de una manera incoherente para nuestros tiempos, no está limitado por el tiempo. Así que, la muerte misma llega a ser solamente un estado temporario de dormir en vez de algo que aterroriza a los seres humanos. Jesús da vida a los seres humanos.

I. Tenemos un Salvador que se preocupa por nuestras necesidades. V. 11-16

A. Jesús tiene conocimiento sobrenatural. Vs. 11, 14-15

B. Jesús nos motive a depender de su conocimiento. V. 12, 16

II. Tenemos un Salvador que aguanta nuestra honestidad. Vs. 17-23

A. Jesús ofrece socorro en momentos menos esperados. Vs. 17-20

B. Jesús ofrece esperanza en medio de los momentos difíciles. Vs. 21-23

III. Tenemos un Salvador que merece nuestra entrega. Vs. 24-27

A. Jesús nos ofrece vida después de la muerte. Vs. 24-25

B. La condición de la vida eterna es nuestra fe en Jesucristo. Vs. 26-27

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 24 de agosto, 2014