Un Corazón Estable En La Santidad (1 Tes. 3:13)

1Tes 3:13
13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

 

Al continuar con nuestro estudio de esta oración del Apóstol Pablo por los tesalonicenses encontramos que hay una alta expectativa para la vida de cualquier creyente. Si yo les hago la pregunta, “¿quién quiere ser santo como Cristo es santo?” la mayoría de ustedes estarían de acuerdo que es su deseo personal. Pero si les hago la pregunta, “¿Por qué quieren ser santos?” muchos de ustedes no me podrían dar una respuesta adecuada en relación a lo que nuestro texto presenta. Cualquiera razón que no tiene como meta el estar encontrado viviendo en santidad cuando regrese el Señor Jesucristo está equivocada. Nuestras vidas deben de anticipar la segunda venida de Cristo.

 Pablo continua con su oración para los creyentes en tesalónica y apunta a su deseo de que su amor “para con todos” crezca en el ámbito de una corazón estable, producto de una vida irreprensible y santa. Esta santidad:

I. Dios gobierna en cada asunto de nuestras vidas (v. 11)

A. Para orar correctamente precisamos comprender cómo es nuestro Dios.

B. Debemos acercarnos a Dios en oración para reconocer Su control sobre cada asunto.

II. Dios se responsabiliza por hace madurar nuestra vida espiritual (v. 12)

A. Pablo pide que crezca el amor verdadero en cada creyente.

B. Pablo ofrece su propia vida como ejemplo de cómo amar a la manera de Dios.

III. Dios es la fuente del buen regalo de un ser completamente estable en santidad (v. 13)

A. Que ellos estén estables durante la totalidad de la vida cristiana. La palabra traducida afirmar conlleva la idea de fortalecidos en su fe como Pablo ya lo mencionó en el verso 2 donde se traduce confirmar. Mientras los hombres pueden ayudar, como instrumentos, confirmar a los santos en su fe, es Dios quien es el agente de hacernos firmes en la fe.

La oración del Apóstol Pablo es que Dios supla los refuerzos necesarios para que puedan enfrentarse con cualquier situación que su futuro los trae. Su base de amor debe de ser capaz de resistir los temores y la incertidumbre que las doctrinas falsas siempre generan. El deseo de Pablo es que estén librados de esta clase de inestabilidad.

B. Que ellos estén irreprensibles en santidad delante de Dios. 

No está solo la idea de una paz personal sino algo profundamente espiritual. La idea de irreprensibles no es que logremos ser perfectos. Más bien es la idea de limpiar la cuenta al confesarlo (I Juan 1:9) para no estar culpable delante de los hombres. Pero agrega la idea de estar separado para Dios. No solo en el proceso de perfeccionar santidad en nuestras vidas (Hebreos 12:14); sino la idea del estado de ser santos (II Corintios 7:1). Esta idea es comúnmente aplicada a Dios y evidencia la necesidad de estar entregados por completo a Dios en servicio a un nuevo amo. Los dos conceptos juntos conllevan la idea de una vida tan santa que puede aguantar el análisis de Dios mismo.

C. Que vivan en la realidad de la pronta venida de Cristo. 

Debemos estar viviendo de esta manera a la luz de la inminente venida de Jesucristo para buscar a los suyos. Nadie debe estar distraído en aquel día de llevar adelante la verdadera vida cristiana (Lucas 12:37). Jesús vendrá con Sus santos y debemos desear estar contados entre ellos.