El Manifiesto de la Iglesia

propósito copyNosotros, los miembros de la Iglesia Bautista Independiente tenemos el propósito de:

Glorificar a Dios a través de

la evangelización de los incrédulos,

la edificación de los salvos y

la preparación de los creyentes para ministrar a la próxima generación.

Deseamos ver el fruto de la Gran Comisión en nuestras vidas personales y en el ministerio de nuestra iglesia. Deseamos ver a los discípulos de Cristo salir de su hogar y del edificio de la iglesia con urgencia y amor para con su comunidad y la gente de su alrededor, para hacer discípulos y enseñarles a obedecer todo lo que Cristo nos ha mandado.

Esta es nuestra visión porque creemos que es la voluntad de Dios, como se revela en las Escrituras, y mantenemos las Escrituras como nuestra suprema y suficiente  autoridad.

En particular, estamos impulsados por las siguientes convicciones bíblicas:

  • Que nuestro Salvador Jesucristo, crucificado y resucitado, reine sobre todo como el Señor y Juez del mundo (1 Co. 15:3-4; Fil. 2:9-11; Sal. 89:27; Ef. 1:20-21; Col. 1:8; Heb. 1:3-4; 1 Pe. 3:22; Gén. 18:25);
  • Que el problema más apremiante que enfrenta la humanidad es nuestra pecaminosidad total y nuestra culpabilidad ante un Dios justo (Ro. 3:23; Ecc. 7:20; 1 Jn. 1:8);
  • Que el principal propósito de Dios es Su gloria en la creación y la redención, mandando a su Hijo al liberar a los pecadores de entre todas las naciones, por salvarlos de las tinieblas para ser sus discípulos, aprendiendo a obedecer todo lo que él nos ha ordenado (Mt. 28:19-20; Hch. 1:8);
  • Que el método elegido por Dios, tanto para la conversión como para el crecimiento, es predicar el mensaje bíblico que se centra en Jesucristo y Su obra como sustituto por nuestro pecado (Ro. 15:20; 1 Co. 1:17, 23; Ef. 3:8);
  • Que esta tarea de evangelizar al mundo y edificar a la iglesia no es solo el papel de los predicadores, pastores y evangelistas, sino también de todo el pueblo de Dios mientras que el mismo está siendo entrenado y equipado para hablar la palabra de Dios a los demás (Ef. 4:11-12; Ro. 12:4-7);
  • Que nuestra participación en este trabajo de Dios debe de ser la prioridad central de nuestras vidas y de nuestras iglesias siendo discípulos que hacen discípulos (Lu. 2:29; Jn. 4:34, 9:4);
  • Que la teología de las Escrituras como todo-suficientes moldee e impulse todo lo que hagamos mientras que utilicemos métodos sabios para cumplir la Gran Comisión (2 Tim. 3:16-17);
  • Que nuestro gozo en esta obra se cumplirá a pesar del sufrimiento, los conflictos y la oposición del mundo, la carne y el diablo, mientras que esperemos el regreso de Cristo (Mt. 5:5; Jn. 16:20-22; Ro. 5:3; 2 Co. 8:2).

 

Sin embargo, mirando en nuestro alrededor, y viendo a aquellos que afirmaran la mayoría o todas las convicciones anteriormente mencionadas, nos preocupa observar:

  • A los millares perdidos en su pecado; y sin embargo, una ausencia generalizada de visión y urgencia evangelísticas en muchas iglesias, donde una gran parte de las energías y los recursos se gastan en diversos programas para entretener a la iglesia o beneficiar a la sociedad, pero donde la falta de conversiones se acepta con resignación;
  • Una disminución de las expectativas sobre los cristianos, al no estar equipados a ser piadosos hacedores de discípulos, sino que a menudo simplemente están servidos como consumidores espirituales o se emplean para ayudar a ejecutar programas que producen poco fruto evangelístico;
  • Una pérdida del impulso en el reclutamiento y entrenamiento de la próxima generación de trabajadores en el evangelio a servir tiempo completo;
  • Entre los líderes, una falta de visión, valentía, flexibilidad y habilidad para planificar y hacer crecer los ministerios en base de hacer discípulos;
  • Un pragmatismo teológico sin discernimiento que toma por sentado las verdades evangélicas centrales, pero que no logra ver el vínculo entre la teología y la práctica, y queda cautivo de las metodologías que están de moda.

 

Así que, por la gracia de Dios, nuestro propósito principal en el ministerio es lograr lo siguiente:

  • Una urgencia renovada entre el pueblo de Cristo para extender el Evangelio a nuestros barrios, ciudades y más allá aún: hacer discípulos, plantar nuevas iglesias, revitalizar y ayudar crecer a las iglesias existentes, y ver, por la bendición de Dios, a multitudes de creyentes nuevos creciendo en su fe y dando gloria a Dios;

glorificar proposito1 copy

  • Equipar a todos los cristianos a ser hacedores de discípulos; que abundan en el amor y en las buenas obras, que hablan la verdad de Dios a quienes les rodean y que trabajan diligentemente para ver el reino de Dios crecer tanto en amplitud como en profundidad, cueste lo que cueste;
  • Persuadir a otros pastores y misioneros para que adopten la misma visión Biblia-céntrica y que expresen ese compromiso en sus vidas personales y en sus ministerios;
  • Para equipar a los líderes de la iglesia en conocimiento y habilidades nuevos, no solo para predicar el Evangelio, sino también para entrenar a las ovejas a ser hacedores de discípulos y para cambiar la cultura y las estructuras de la iglesia para que cumplan con el propósito de hacer discípulos;
  • Preparar a una nueva generación de líderes apropiadamente dotados, reclutados y equipados con la visión y las habilidades para guiar al pueblo de Dios en esta tarea;
  • Construir una comunidad de apasionada, sacrificada, hacedora de discípulos con un corazón entregada al Evangelio que continúen impulsando, estimulando y alentando mutuamente en este ministerio.

glorificar copy.jpg

No Se Agite (1 Tes. 3: 3-5)

chow_chow_puppyDurante esta semana pasada, intenté a introducir a nuestra perrita al perro nuevo que vive al lado. Nuestra hija tiene su perrita Sasha, un Yorkshire Terrier, y los vecinos recién consiguieron un perro Coke, un Chow chow, que es todavía cachorro. Por más que sea cachorro Coke ya tiene un tamaño tres veces más grande que Sasha. Al querer introducirlos llevé a Sasha en mis brazos hasta el alambrado que separa entre nuestros parques. Ella se asustó mal por el tamaño de Coke y se inquietó y huyó cuando él se acercó. El me ladra cuando me acerco pero de a poco nos estamos conociendo. La última vez que me acerqué a él vino a mí muy despacito pero moviéndose la cola torcida que descansa sobre sus espaldas.

1 Tes copyEn el pasaje delante nuestro, Pablo habla a los tesalonicenses y los hace entender que su mayor preocupación para ellos no es la tribulación que había escuchado que padecían, sino si ellos se habían inquietados en su fe. Esta palabra lleva el significado de un perro  que “se mueve la cola” y en este instante parece indicar estar agitados y desplazados. Pablo nos va a hablar de paso sobre la importancia de sufrir las penalidades de un soldado de Cristo al reconocer que nuestras tribulaciones o nos pueden inquietar o nos pueden fortalecer en nuestra fe. Pablo desea que ningún creyente se inquiete.

I. Las tribulaciones son inevitables v. 3 

A. La resistencia tiene una estrecha relación con la estabilidad del creyente. En el versículo 2, Pablo dice que se había mandado a Timoteo para establecer (confirmar y exhortar) a los tesalonicenses en su nueva fe. Pablo dice que esto es necesario porque es la única manera de poder resistir las inevitables tribulaciones del creyente.

B. El sufrimiento produce en nosotros el carácter que es peculiarmente cristiano.  Algunas cosas sólo aprendemos por la adversidad. Calvino comenta que “es como si hubiera dicho: somos cristianos basado en esta condición” de la tribulación. No debemos considerar nuestras tribulaciones como algo extraño, sino parte normal del desarrollo de la vida espiritual.

II. Las tribulaciones forman parte del plan de un Dios soberano v. 4

A. Los tesalonicenses estuvieron anticipando las tribulaciones.  Parte de la instrucción del Apóstol tenía que ver con la inevitable persecución que ellos iban a enfrentar. Ahora él desea reafirmar que es algo que el verdadero creyente debe de esperar y padecer sin fluctuar porque Dios tiene todo bajo Su control.

B. Las predicciones se cumplieron.  Pablo dice que para esta altura algunos de ellos ya se habían padecido por causa de Cristo. Si ellos iban a ir atrás, no valía la pena su esfuerzo.

III. Las tribulaciones pueden vencerse v. 5  Pablo indica cuán grande es su afecto por los tesalonicenses al repetir la información de los versículos 1-2. Su gran consolación es que ellos están luchando contra un enemigo ya vencido así que su confianza es que ellos van a salir invictos de la batalla.

Testificar Sin Temor (Juan 7:10-24)

TemorEn una encuesta religiosa acerca de testificar daban estos resultados:

9% estaban ocupados en otras cosas

28% no sentían tener las palabras adecuadas

0% no lo quiso realizar

12% dijo que sus testimonios no coincidían con el mensaje

51% dijo que sentían temor

***

Juan 7:10-24

10 Pero después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la fiesta, no abiertamente, sino como en secreto.

11 Y le buscaban los judíos en la fiesta, y decían: ¿Dónde está aquél?

12 Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo.

13 Pero ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos.

14 Mas a la mitad de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba.

15 Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado?

16 Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió.

17 El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta.

18 El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia.

19 ¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme?

20 Respondió la multitud y dijo: Demonio tienes; ¿quién procura matarte?

21 Jesús respondió y les dijo: Una obra hice, y todos os maravilláis.

22 Por cierto, Moisés os dio la circuncisión (no porque sea de Moisés, sino de los padres ; y en el día de reposocircuncidáis al hombre.

23 Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposo, para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo sané completamente a un hombre?

24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

***

***

I. La reacción de las multitudes a la persona de Jesús Vs. 10-13

A. Mucha anticipación (Vs. 10 -11)

Los hermanos de Jesús insistieron en que se revele al pueblo si realmente era el Mesías (V. 4). Quisieron que una vez para siempre subiera a Jerusalén para recibir lo que le esperaba. Pero Jesús ya sabía que no era su momento y rehusó buscar su propia gloria. Entonces, sube no en la caravana sino sólo.

Los líderes de entre los judíos le buscaban con anticipación. Parece que su larga ausencia (aproximadamente un año y medio) les aseguraba su presencia en esta fiesta. Procuraron matarlo mientras los peregrinos estaban divididos en cuanto a la naturaleza de la persona de Jesús.

¿Vos buscás a Jesús hoy?

B. Discusión encerrada (Vs. 12-13)

Las multitudes hablaron sin cesar acerca de Jesús y quien era. Algunos creían que provenía de Dios y le llamaron un hombre bueno. La otra parte dijo que era un hombre que “engañaba al pueblo” cosa que merecía la muerte por ser apedreado.

De todos modos, nadie sintió libertad en hablar acerca de Jesús por la mala actitud de los viciosos líderes religiosos.

La actitud de otros nos puede afectar en nuestro deseo de testificar de Jesús. El temor a los más poderosos que nosotros es un temor no basada en el poder de Dios.

II. La manifestación de Jesús (Vs. 14-18)  Jesus teaching at the Temple

A. Daba instrucción sobrenatural con autoridad (Vs. 14-15)

En el cuarto o quinto día Jesús aparece en el lugar más público en Jerusalén para dar enseñanzas. Enseñaba con tanta autoridad y convicción que hasta los mismos líderes religiosos se maravillaron de su habilidad y cuestionaron cómo pudo haber entendido la ley sin haber recibido instrucción formal.

Este pasaje no nos enseña que ir a la escuela no es necesario, sino que la Biblia y los propósitos de Dios se pueden entender sin títulos. 1 de Corintios 1:27-29 –

27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;

28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es,

29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

B. Su enseñanza provenía del Padre celestial (V. 16)

Jesús les asegura de que su doctrina proviene de Dios y no de sí mismo.

Tenemos que presentar a Cristo en vez de nosotros mismos. De hecho dice que su enseñanza es de mejor calidad y de una fuente superior que lo de los judíos.

C. La prueba de su enseñanza es su conformidad con la voluntad de Dios (V. 17)

Por los que aman a Dios la obediencia de la voluntad de Dios le traerá un conocimiento profundo de Dios.

Porque Jesús es la voluntad de Dios es necesario creer que le hay y creer en Él.

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6).

D. El enfoque de su mensaje es la gloria de Dios (V. 18)

No buscaba su propia honra sino la de su Padre celestial.  Es un embajador verdadero porque es fiel a su llamado y él que le envió.

De igual manera somos embajadores de Cristo, “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios” (2 Corintios 5:20).

Jesús termina diciendo que no hay injusticia en sí mimo para justificar el deseo de los judíos procurar matarlo. Ahora va a mostrar que tiene la razón.

 III. La justificación de Jesús (Vs. 19-24)

A. Hay una diferencia en custodiar la ley y cumplir la ley. (Vs. 19-20)

El deseo de eliminar a Jesús rompe la ley que ellos pretendían proteger. Algunos no estaban al tanto de la decepción de los supuestos líderes religiosos entonces le acusan a Jesús de estar endemoniado.

Nuestra prédica es locura para muchos, “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios” (1 Corintios 1:18).

B. La ley de Dios no contradice la misericordia de Dios. (Vs. 21-23)

Jesús hacía referencia a la sanación del paralítico. Jesús dice que ellos mismos reconocen que el Sabbat o el sábado no es inviolable en cuestiones de saneamiento. Dios dio provisión hace milenio atrás para poder sanar a miembros de cuerpo con la práctica de circuncidar aún en el día de reposo. Jesús sanaba el hombre entero en el día de reposo y se enojaron con él.

No debemos esperar que los que rechazan nuestro mensaje tengan una razón lógica en hacerlo.

C. La justicia ante la ley no se base en las apariencias. (Vs. 24)

Jesús les manda a juzgar según juicio que se base en la justicia de Dios en vez de hacerlo según las apariencias engañadoras.

evangelismo-personal