La Diáspora Cristiana (Hechos 8:1-3)

Dios puede exigir nuestra implementación de la gran comisión.

diaspora judiaLa diáspora judía o el Exilio se refiere a la dispersión de los hijos de Israel y los judíos posteriores, fuera de lo que se considera su patria ancestral (la Tierra de Israel) y de las comunidades construidas por ellos en todo el mundo. En términos de la Biblia hebrea, el término “exilio” indica el destino de los israelitas que fueron llevados al exilio del Reino de Israel durante el siglo VIII antes de Cristo, y del Reino de Judá durante el siglo VI a. C. Durante el exilio, los hijos de Judá empezaron a ser conocido como “Judíos” – “Mordecai el judío” en el Libro de Ester es la primera mención bíblica del término.

El primer exilio fue el exilio asirio, continuó con el exilio de una parte de la población del Reino de Judá en el año 597 a. C. con el exilio babilónico. El exilio en Babilonia terminó después de 70 años con la declaración de Ciro de que a los judíos exiliados se les permitiría regresar a Jerusalén y construir el Segundo Templo. A lo largo de gran parte de la historia judía, la mayoría de los judíos vivieron en la diáspora.

Nuestro texto en los Hechos nos indica una dispersión de los cristianos de Jerusalén por parte no de los romanos sino por los mismos judíos religiosos. Pero en vez de señalar el fin de la nueva religión instituida por Jesucristo, termina siendo el impulso necesario para la expansión del evangelio en las regiones más allá de Jerusalén. Cuando los primeros cristianos se pusieron cómodos con vivir y diseminar el evangelio tan solo en Jerusalén, Dios intervino para exigir la implementación de Su gran comisión.

I. La sombra lanzada por una muerte es el presagio de una tremenda conversión (v. 1a) La mención de Saulo aquí nos prepara para el relato de su conversión en el capítulo 9. La realidad es que el consentimiento de Saulo aquí sólo desata su sed de sangre porque prontamente él se convierte en un asesino serial con el respaldo del Sanedrín o concilio de Jerusalén. En el capítulo 22:20 Saulo mismo da testimonio que estas cosas fueron así.

II. La persecución de la iglesia es la herramienta de Dios para producir conformidad con Su plan (v. 1b)  Cuando la iglesia (local) en Jerusalén rehusaba implementar las siguientes fases de la gran comisión Dios intervino en los asuntos de los hombres para obligar a los cristianos su conformidad. No tenemos la mente de Dios para entender por qué tuvo que utilizar un medio que iba a producir la muerte de un gran número de Sus seguidores pero vemos que ellos por fin hicieron lo que Dios había mandado en 1:8. El verso 4 también nos indica que el producto de la persecución fue la distribución del evangelio más allá de Jerusalén.

III. El verdadero carácter del creyente se revela bajo persecución (v. 2)  Los hombres piadosos, sin lugar a dudas una referencia a su carácter cristiana, enterraron al cuerpo de Esteban no hicieron nada ilegal. Pero sí hubo una proclamación contra velar a un criminal porque se veía como una demonstración contra la aplicación de la ley por las autoridades. A pesar de las consecuencias estos hombres no tan solo enterraron al cuerpo sino lo velaron también haciendo gran luto por el diácono martirizado.

IV. El perseguidor cumpla el refrán, “Cuanto más alto subas, más dura será la caída” (v. 3)  La iglesia deja de estar en un tiempo de relax y comienza un largo período de persecución en su contra. Saulo sube de categoría de uno que guardaba la ropa de los acusadores que iban a apedrear a Esteban a pararse en el lugar de acusador de los cristianos. Parece que es a esta altura que entra en el Sanedrín como miembro. Sin piedad busca a los cristianos tanto hombres como mujeres para ser entregado en prisión y después ser martirizados. La mención de “casa por casa” parece señalar el fin de las reuniones públicas por las mismas persecuciones.

predica hechos copy

Nuevos Comienzos (Hechos 1:12-14)

Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo. Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. (Hechos 1:12-14)

PREDICA hechos square copy

Cuando Dios nos manda a realizar una nueva tarea, él espera nuestra estricta obediencia. Es interesante observar el carácter de los hijos de uno a la hora de darles instrucciones para completarse una tarea en casa. Si uno se apresura en darles las indicaciones, muchas veces resulta en que los hijos no lo toman tanto en serio y los padres no conseguimos los resultados esperados. Por ejemplo, si yo deseo que uno de mis hijos barre las hojas de delante de nuestra casa y le digo “quiero que barres las hojas” con un tono de autoridad, puede o no ser que me va a obedecer inmediatamente y con una obediencia estricta. Muchas veces resulta que agrega su propia interpretación a mis instrucciones y dice en sí mismo, “Papá no me dijo cuándo tengo que completar la tarea así que lo voy a hacer cuando me es conveniente”. Al ver que las hojas todavía están sin levantarse produce enojos en mí al descifrar la falta de cumplimiento del objetivo como un caso de desobediencia. Esto es el resultado inevitable de dar instrucciones y tener expectativas sin expresarlo todo y con claridad.

Al ver los versículos 12-14 de Hecho 1 podemos ver que las instrucciones de Jesús ni son confusas ni sin expresar sus expectativas. El mandato es claro, “esperar en Jerusalén hasta que venga sobre ellos el Espíritu Santo” y recién después van a poder comenzar la tarea de dar testimonio al mundo acerca de la obra redentora de Jesucristo mismo. Hoy, vamos a ver tres lecciones importantes acerca de la obediencia que los apóstoles demostraron con su actitud hacia la tarea que les fueron entregadas por Dios y como ellos respondieron con una estricta obediencia.

 I. Obediencia inmediata v. 12  

Se encuentran  cerca a Betania que es una aldea a un lado del monte de los olivos según Lucas 24:50 y 19:29. No sabemos con exactitud si se reunieron en el día sábado pero de todos modos, no se habían viajados lejos porque Lucas agrega que era equivalente la distancia a un viaje permitido en el sábado según la ley judía (aprox. 1.2 km).

Vemos aquí que están cumpliendo tanto con las palabras de Jesús al regresar a Jerusalén para esperar al Espíritu Santo como con las leyes de la religión judía. Volvieron inmediatamente anticipando la llegada de lo prometido.

II. Obediencia individual v. 13

Esta lista de apóstoles corresponde a la lista dada por el mismo autor en Lucas 6:14-16 y nos hace entender que ellos conforman el núcleo de la iglesia que está por formarse y que lo seguidores iniciales de Jesús le están siendo fieles. Ellos están juntos en un aposento alto. No nos es posible saber si es el mismo aposento alto donde todos ellos participaron en la última cena con Jesús pero es un lugar donde muchos pueden ir y venir. El versículo 15 nos indica que era un lugar amplio con espacio para los 120 seguidores de Jesús. Cada apóstol está responsable por obedecer al mandato de Jesús y su obediencia se ve registrada a esta altura.

III. Obediencia integral v. 14

No vemos a un grupo de hombres buscando promover sus propias agendas. No hay indicación alguna de que volvieron a su antigua manera de debatir quién sería el más grande en el reino (Lucas 9:46). En vez de actitudes egoístas se ve una completa entrega a buscar la voluntad de Dios en el intervalo de tiempo entre la ascensión y el día de Pentecostés. Persistieron en una actividad que demuestra su unidad al comenzar a formarse una nueva comunidad: todos unánimes en oración.

Una Cultura de Hacer Discípulos

En cada iglesia, nuestro deseo es crear una cultura de hacer discípulos, lo cual puede cambiar el rumbo de muchas iglesias para lograr los propósitos de Dios!
Aquí está Ramón, miembro de la iglesia, que está cumpliendo la Gran Comisión en su hogar, su iglesia y lugar de trabajo! Escuche como lo hace…

hacer discipulos copy

Aquí está Karina, una mujer que tiene un corazón para Dios y otros. Está participando en hacer discípulos con sus contactos. Escuche como lo hace…

mentoria ensenar copy

Aquí está Adriano, misionero de Brasil, que está cumpliendo la Gran Comisión en su hogar, su iglesia y empezando otra iglesia! Escuche como lo hace…

mentoria compromiso copy

Aquí está Diego, un hombre que tiene un corazón para Dios y otros. Está participando en hacer discípulos en su casa, su trabajo, y barrio y su iglesia! Escuche como lo hace…

mentoria intencional copy

 

Cada Uno Sea de Ejemplo

2017 conf misionera copy.jpg

Cada Uno Sea de Ejemplo
Pastor Horacio Luisi
*Seguir el ejemplo de los líderes espirituales y del Señor
*7 Sacrificios:

1. cuerpo
2. confesar Su nombre
3. ayudar a los necesitados
4. ayudar a los hermanos
5. oración de los santos
6. ser martyr si es necesario
7. ofrenda misionera

Cada Uno Sea de Ejemplo en su Obediencia

 

Cada Uno Sea de Ejemplo en Seguir la Visión que Dios Dio al Líder 

“Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió. Y pasando junto a Misia, descendieron a Troas. Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos. Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio.”
Hechos 16:6-10

enero 2014

enero

1.enero

Visión para la Gran Comisión

Modelo Bíblico de Crecimiento Eclesiástico

Apartándose de la tierra

Encerrar a los peces. “Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. Entonces hicieron señas a los compañeros que estaban en la otra barca, para que viniesen a ayudarles; y vinieron, y llenaron ambas barcas, de tal manera que se hundían.(Lucas 5:6-7)

  1. Invitar a tomar una decisión – Utilizamos el formato de una invitación publico de la iglesia, les enfrentamos con el evangelio dejando al Espíritu Santo hacer Su trabajo de salvación.
  2. No utilizamos carnaza sino redes.

Pescamos con vida. Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador. Porque por la pesca que habían hecho, el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él, 10 y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres. 11 Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.”  (Lucas 5:8-11)

  1. El comienzo del Discipulado Básico – Jesús dijo “yo os elegí a vosotros” (Juan 15:16).
  2. Introducimos un libro que se llama Fundamentos Básicos para los Creyentes para ayudar crecer a los salvos.

La OBRA MISIONERA es LA OBRA DE DIOS

grabar.descargar ESCUCHAR/DESCARGAR mp3.

Predica de Jesse Garza, 14 de noviembre, 2012

I.  ¿Que es la OBRA MISIONERA? La OBRA MISIONERA es LA OBRA DE DIOS. !LA OBRA DE DIOS es la obra más grande!  ¡NUESTRA MISIÓN ES LA GRAN COMISIÓN!

A.   El nos ha mandado a cumplir Su Gran Comisión (Mat. 28:18-20).  “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

B.   Él, y solo El, nos regala Su gran salvación (Heb 2:3).  “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,”

C.   El ha dado a nosotros, los cristianos, el privilegio de hacer Su Obra.  1 Corintios 3:9 “Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.

 D.   El nos ensena en Su Palabra como hacer Su Obra “Y serán todos enseñados por Dios.

II.  El Mandato –  Id a todos y hacer SU GRAN OBRA

A. La Persona y Su Poder. “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. (Mat. 28:18)  !El omnipotente DIOS HIJO!  La obra de DIOS se hace con el poder de DIOS!

B. Su Plan. “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; (Mat. 28:19,20)  El plan de nuestro Señor es que iglesias locales sean plantadas. Una iglesia local NO es un edificio, es el grupo (asamblea) de Cristianos que se reúnen en un lugar ( no necesita ser un edificio, templo, o casa) para adorar a DIOS en espíritu y en verdad, para discipular, y para celebrar las ordenanzas. Las ordenanzas son la Cena del Señor y el Bautismo.

1. Evangelizar.  Marcos 16:15 “ Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el  evangelio a toda criatura”  Evangelio significa, “buenas nuevas”   1 Corintios 15:3-4 “ Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;” Romanos 1:16 “ Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” ¡PLANTAR  IGLESIAS! El Apóstol Pablo fue enviado por la iglesia local en Antioquia.

2.  Bautizar. El testimonio del nuevo creyente en el Señor Jesucristo identificándose como discípulo de Él.  1 Corintios 1:17 “Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.”  1 Corintios 4:15 “Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio.

3.  Discipular. La enseñanza de la obediencia a toda la Palabra de DIOS.

C. Su Promesa.” …y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mat. 28:20b)