Soportar la Persecución Comprueba una Vida Cambiada (1 Tes. 2:14-16)

AUDIO: https://www.mixcloud.com/iglesia_bautista_pilar/soportar-la-persecuci%C3%B3n-comprueba-una-vida-cambiada-1-tes-214-16/

1 Tes copyI. Ser un fiel seguidor de la fe cristiana producirá persecución v. 14

Es natural que sigamos los que vienen poniendo el ejemplo. La recepción de la Palabra de Dios siempre implica seguir el ejemplo establecido anteriormente.

A. Soportar la persecución es una prueba de una vida cambiada.

La persecución en tesalónica había sido severa. Pero la persecución es de esperarse en la vida de un creyente (2 Tim.3:12) “El evangelio había producido resultados en ellos, y todavía operaba en ellos”.[1]

B. La religión que sigue a Dios y Su Cristo Jesús sufre persecución de las demás religiones.

Interesantemente, la iglesia nunca adoptó uno de los nombres asociados con las religiones del primer siglo. La Cristiandad es una relación con una asamblea distinta a las demás sociedades y cultos místicos. Es la iglesia de Dios en Cristo. Este seguimiento del ejemplo de otros, hasta sufrir por causa de Cristo, es una evidencia clara de la veracidad de nuestra fe. Hebreos 10:32-34. Al sufrir en tesalónica como los santos en Judea, la asamblea de creyentes demostró su fidelidad al ejemplo de Jesús; un siervo dispuesto a sufrir.

II. El rechazo del evangelio produce el colmo de la ira de Dios v. 15-16.

Pablo no habla de cada judío, sino de los que rechazaron a Jesús como el Mesías. Este pasaje no se debe interpretar como la aprobación de Pablo de ideas anti-semíticas.

A. Los perseguidores de la fe genuina no agradan a Dios v. 15

Pablo dice que los judíos “mataron” y así son responsables por la muerte de Jesús a pesar de que los romanos lo crucificaron. Murió Dios en la carne a pesar de que no hubo “engaño en su boca” (I Pedro 2:22). Sus crímenes se extienden a los profetas que fueron perseguidos que Esteban denuncia en Hechos 7:52 y Jesús también sancionó en Mateo 23:33-35. Pablo dice que ellos sufrieron la expulsión en referencia al extremismo de los judíos donde no pudieron encontrar descanso. Tan extremo es el odio por lo no judío que Pablo los tilda de opositores a todos los hombres; una referencia a su hostilidad a los que no forman parte de su religión.

B. El impedir el mensaje de la salvación trae condenación divina v. 16.

La persecución tiene su mayor expresión en buscar frenar la actividad evangelística. Pablo indica que los tesalonicenses estuvieron dispuestos a enfrentar semejante oposición porque el mensaje del evangelio los había cambiado. Es tan cierta la condenación divina que Pablo emplea el tiempo pasado simple para hablar de la ira venidera. Ellos llenaron la copa de la indignación de Dios para tener en el futuro beberlo todo. Esto habla de la victoria segura de los que perseveren hasta el fin Mateo24:13

 

[1] Morris, L. (1991). La Primera y Segunda Epístolas a los Tesaloncenses (p. 82). Grand Rapids, MI; Cambridge, U.K.: Wm. B. Eerdmans Publishing Co.

 

La Verdadera Motivación del Evangelio (1 Tesalonicenses 2:1-4)

Cuando hablamos de la motivación a veces es más fácil hablar de las cosas que no gustan hacer. Por ejemplo, si te gustan los deportes y comenzamos una conversación en base del último campeonato vas a sentir una buena motivación por seguir con la conversación. Si a vos te gusta el trabajo o la familia, vas a encontrar la motivación suficiente de no solo conversar sobre el mismo si no también luchar para cumplir y proveer para ellos. La motivación de levantarte e ir a trabajar se encuentra en la gratitud de la familia al volver a casa con el sueldo pago. Otros encuentren su motivación de vivir en cosas más personales y es imposible negar que nuestra cultura cada vez mas encuentra su motivación en cosas egoístas.

2:1 Porque vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no resultó vana;
2:2 pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición.
2:3 Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño,
2:4 sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.

1 Tes copy

En nuestro texto hoy, el apóstol Pablo habla acerca de su motivación en entregar el Evangelio en la ciudad de Tesalónica. Podemos descartar la motivación egoísta desde la entrada por lo difícil que le fue para Pablo y el sufrimiento que padeció a causa del Evangelio. De todos modos, Pablo insiste en que su ejemplo de entregar en mensaje del Evangelio de Dios nos debe motivar a vivir vidas entregadas a la hora de compartir las buenas nuevas. Pablo explica que la motivación del verdadero creyente no se basa en los sentimientos ni la comodidad del momento sino en el hecho que cada uno rendirá cuentas delante de Dios.

I. La obra evangelística no fue un fracaso.

A. Los Tesalonicenses mismos experimentaron el poder del Evangelio. Ellos pudieron dar testimonio de carácter del ministerio de Pablo. Otros habían escuchado (v. 9) pero ellos lo habían experimentado. Demuestra una confianza por parte del Apóstol que ellos mismos pudieron juzgar cual fue su motivación en entregarles el evangelio. No fue como muchos predicadores itinerantes que buscaban algún beneficio propio.

B. El mensaje del Evangelio tiene efectos permanentes y duraderos.  Goza no solo en un buen contenido, sino también de resultados visibles. Los cambios en las vidas de los Tesalonicenses dieron testimonio que la visita de Pablo no fue un fracaso. Es más, podemos expresarlo en una manera positiva y decir que la visita cumplió con su propósito.

II. Las circunstancias negativas no cambiaron su determinación. V. 2

A. La historia los enseñaba que el futuro iba a ser duro. Ellos supieron de la manera en que padecieron a causa del evangelio antes de llegar a tesalónica y Pablo dice que es un modelo digno de seguir.

B. No bajaron del servicio simplemente porque hubo resistencia.

C. La confianza en el mensaje como proveniente de Dios les proveyó confianza en Dios.

***

 

 

 

En Búsqueda de Propósito y Significado (1 Tesalonicenses 1:1-2:1)

1 Tes copyLa vida puede parecer ilógica y vana si la examinamos sin la perspectiva cristiana. Muchas personas se encuentran en una lucha por conseguir algún propósito en un mundo donde reina la violencia y falta de amor y respecto que uno esperaría de los demás seres humanos. Es precisamente a esa altura que muchos erran por pensar que con un poco de argumento desde la lógica y educación humanista el hombre se puede mejorar en su trato el uno al otro y lograr conseguir un propósito en esta vida fuera de sí. Obviamente, aquel propósito busca traer significado a una vida vacía y tiene como objetivo el bien de uno mismo.

Pablo explica a los tesalonicenses que sus vidas nunca iban a tener sentido aparte de una relación personal con Jesucristo. Que el sacrificio y resurrección de nuestro Señor y Salvador nos da la oportunidad de experimentar una vida con propósito y significado. El propósito, o principal fin del hombre, es glorificar a Dios. Dios dice que el ejercicio de nuestra fe es la principal manera en que podamos traerle gloria a Él. En dos instancias Pablo alaba a la fe de los tesalonicenses (vv. 3; 9) y nos hace entender que el cambio efectuado en sus vidas dio comienzo a una nueva forma de vivir con propósito. El significado es que su ejemplo llegó a influenciar en las vidas de otros para bien. Es impresionante como el hombre, salvo o inconverso, alaba y honra al hombre que se entrega su propia vida hasta la muerte para salvar a la vida de otro. Así que, Pablo alaba a los tesalonicenses por la manera en que han servido de ejemplo en las demás regiones para el bien del alma de muchos y para ayudarles encontrar propósito y significado en sus propias vidas.

La fórmula del versículo tres que habla de la fe, el amor y la esperanza en Jesucristo se repite en los versículos 9-10. Pablo ha llevado el evangelio a los tesalonicenses en un contexto religioso histórico porque dice Hechos 17:1-2 que fue primero a la sinagoga de los judíos. Llevando consigo las enseñanzas del Antiguo Testamento pudo argumentar que Jesús es el cumplimiento del las profecías de un Mesías (Is. 9:6; 53). Pero al hablar de una fe salvadora necesitaría de algo más sustancial. Si nosotros vamos a Hebreos 11:1-7 encontramos una fórmula divina para la fe salvadora. Dice que tiene que ser como la fe de Abel al acercarnos a Dios por el sacrificio correcto. Tiene que ser como la fe de Enoc al caminar con Dios de la manera adecuada. Y como la fe de Noé tiene que expresarse en una manera que mira hacia el futuro y el juicio venidero. Es impresionante como corresponde con la fe enseñada por Pablo en Tesalónica.

heb 11

En Capítulo 2 y el versículo uno Pablo dice que la obra realizada entre ellos no es solamente algo que otros vieron sino algo que ellos experimentaron. Muestra una confianza en ellos y que los hechos acerca de su motivación quedaron claros para todos. Pablo termina diciendo que su visita no fue en vano sino que tuvo un propósito que fue totalmente logrado al ver a ellos empezar a vivir por fe.   

***

La Base de Nuestra Esperanza (1 Tes. 1:9-10)

Servimos al Dios vivo y verdadero. Pero la pregunta es,

¿cómo podemos estar seguros que nuestro Dios es el verdadero Dios cuando hay tantos dioses en el mundo?

Algo de la enseñanza del Apóstol Pablo y su grupo de misioneros hizo convencer a los tesalonicenses de abandonar a sus dioses para aferrarse al Dios vivo y verdadero. Si examinamos en breve las Escrituras al alcance del Apóstol durante su recorrido de Grecia encontramos que hay una gran cantidad de historias relacionadas con la existencia de un Dios Creador y Soberano. Pero a diferencia de los otros llamados dioses de las naciones en general, el Dios de Israel es un Dios personal que se relaciona con Su pueblo. Al sacar de Egipto al pueblo de Israel encontramos una frase que Dios utiliza para identificarse en Éxodo 6:2-3 (El Shaddaí o Todopoderoso; YAHVÉ o el Único y verdadero Is. 45:18).

yahwehLa palabra aquí traducida “Jehovah” es un invento moderno del siglo 16. Al decir que es un invento moderno no quiero decir que es incorrecto porque es una pronunciación de las palabras hebreas “YHVH” junto con los vocales del nombre de Dios “Adonaí” y terminamos con “Jehovah” para nombrar a Dios. Esto es debido al temor o la superstición de los Israelitas de usar el nombre de Dios y así tomarlo en vano. Así que, para la altura del exilio en Babilonia ellos habían dejado de nombrar a Dios como “Yahvé” y usaron casi exclusivamente el nombre “Adonaí” para referirse a Dios. Vuelvo a decir que no es incorrecto referirse a Dios como “Jehovah” es simplemente impreciso. Te lo cuento porque un miembro de nuestra congregación abandonó a la iglesia al cuestionar la Biblia y nuestra fe precisamente por esta imprecisión.

El nombre “Yahvé” es adoptado por el pueblo de Israel para diferenciar a su Dios y la relación especial que ellos disfrutaron Éxodo 15:2-3. Nunca habían conocido a Dios antes como un Dios Vencedor y la idea de Dios como guerrero se hace aún más claro en Amós 5:27. Es este Dios que ahora se presenta a los adoradores de los dioses falsos en los pueblos del imperio romano a los cuales Dios manda a predicar Pablo y su compañía de evangelistas.

Al llegar a tesalónica, la predicación tiene éxito a pesar de las persecuciones y Pablo dice que uno de los resultados más importantes es el abandono de los ídolos y los dioses falsos que representaban para empezar a adorar al Dios vivo y verdadero. Es sobre el fundamento de una relación con el Dios Creador que se construye su santísima fe que espera una reunión celestial.

1 Tes copy

I. Servimos al único Dios vivo y verdadero (v. 9b). La diferencia entre un ídolo y nuestro Dios es que nuestro Dios vive. Su nombre muy probablemente viene de la raíz hebrea por “ser” (HYH). Porque Él vive, podemos deducir que es el Autor de la vida y el verdadero Dios Hechos 14:15. Su lugar privilegiado de Dios vivo y verdadero indica que es un Dios único (singularidad) y así digno de la adoración de toda su creación.

Nosotros encontramos un cambio drástico en la relación entre Dios y sus fieles. Antes de la salvación uno fiel a sus ídolos (pluralidad) buscaba algún beneficio propio. Pero el que “sirve” a Dios termina siendo un “doulos” o “esclavo por amor”; cosa que indica la entrega completa de un cristiano a Dios. Es un término nunca aplicado a los fieles de los dioses paganos. La conversión de un pagano a un cristiano se evidencia por un cambio completo de enfoque en la vida cotidiana.

II. Nuestro Salvador regresa otra vez a buscarnos (v. 10a). Cada verdadero discípulo espera la venida del Maestro. “Los creyentes del Antiguo Testamento esperaban la venida del Mesías y los creyentes del Nuevo Testamento esperen la segunda venida” (Matthew Henry).

A. La prueba de la divinidad del Hijo es la resurrección. La gran prueba de que el Hijo que tanto anhelamos ver es el Mesías, Salvador de nuestras almas, es su resurrección. Es la principal motivación de cada creyente en testificar a los inconversos porque el Hijo resucitado juzgará al mundo con justicia Hechos 17:31. Cuánto más involucrados debemos estar en la entrega del evangelio II Corintios 5:11. Jesús resucitó para llevarnos a Dios I Pedro 3:18.

B. La identidad del Hijo divino nos es revelado. Pablo no solamente hace referencia escondida al Mesías, lo identifica con el nombre Jesús Mateo 1:21. Y según Hechos 4:12 no hay otro nombre que nos ofrece salvación; no solamente en esta vida.

III. Seremos librados de la ira venidera (v. 10b). El propósito de nuestra liberación es evitar la condena justa. “La liberación efectuada por Jesús es una con un significado permanente”.[1] La palabra aquí traducida “librar” literalmente significa “rescatar”. Por más que muchos intérpretes hoy por hoy de las Escrituras buscan reinterpretar las referencias en el Antiguo Testamento a la ira de Dios como algo impersonal, encontramos a menudo a nuestro Dios juzgando al malvado y premiando a los fieles. En el Nuevo Testamento encontramos que la ira está relacionada con Dios explícitamente (Juan 3:36; Rom. 1:18; 9:22; Efe. 5:6; Col. 3:6; Apoc. 11:18; 14:10, 19; 19:15). Pero la ira de Dios no es como la ira del hombre; no es vindicativa. Pero si indica la oposición de Dios a todo lo que es impuro. “Cuando Pablo habla de “la ira venidera”, nos trae la ira escatológica. La ira de Dios no es sólo algo que se experimenta hoy día. Durará hasta el final de todas las cosas. De hecho, se manifestará especialmente en el final de todas las cosas. Es algo inevitable, un pensamiento transmitido por el participio presente: está llegando incluso ahora.[2] Si todos los que se convierten y creen en Jesús evitan la ira venidera, debemos dedicarnos a la predicación del evangelio que cambia vidas.

***

[1] Morris, L. (1991). The First and Second Epistles to the Thessalonians (p. 54). Grand Rapids, MI; Cambridge, U.K.: Wm. B. Eerdmans Publishing Co.

[2] Morris, L. (1991). The First and Second Epistles to the Thessalonians (pp. 55–56). Grand Rapids, MI; Cambridge, U.K.: Wm. B. Eerdmans Publishing Co.

Lecciones de la Parábola del Hijo Pródigo: Un Padre Ejemplar (Lu. 15:11-12)

prodigal-sonUn evangelista fue invitado a predicar en una prisión a los prisioneros. Cuando llegó a conocer al director de la cárcel le dijo, “nos han visitado unos 24 pastores durante el año y cada uno predicó sobre el hijo pródigo. ¿Le puedo rogar que predique sobre otro asunto?” El evangelista miró a su Biblia donde había marcado el texto de Lucas 15 y luego subió al púlpito. Pero en vez de poner el énfasis en el hijo pródigo, el evangelista determinó enfatizar el amor del padre que nunca perdió la esperanza de recuperar a su hijo.

Nuestra meta hoy es examinar la introducción a esta parábola a la luz de un padre que no

I. La naturaleza del amor de Dios para con las almas perdidas. Vs. 11  Esta parábola se conoce como la del hijo pródigo. En el mismo capítulo está la parábola de la oveja perdida, de la moneda perdida y ahora lo que mejor se describe como el hijo perdido. El enfoque no es tanto en los hijos sino en el amor del padre.

A. Es necesario comprender la naturaleza de Su amor.  Dios nos ama. Esto se explica en Juan 3:16. Pero en Lucas 19:10 Jesús clarifica a quienes se aplica el amor de Dios. Busca salvar a los perdidos. A veces es necesario perdernos para poder ser salvos. El amor de Dios es eterno y está ilustrado en este texto por su prontitud en recibir y restaurar a su hijo cuando vuelve a casa (Vs. 20; 22; cf. II Pedro 3:9).

B. Es importante entender el carácter de Su amor. No es permisivo (ej. David con Absalón) ni tampoco abusivo (ej. Saúl con David). Mientras el padre no sale a buscar a su hijo en esta parábola, es la memoria del carácter del amor bondadoso del padre que trajo al hijo al arrepentimiento y perdón. Mientras Dios desea la salvación del mundo, Su carácter no opera en contra de la voluntad humana. Esto está ilustrada en una hermosa manera en la auto recuperación del hijo cuando “volvió en sí” según V. 17.

II. La reacción del Padre al rechazo de Su amor. Vs. 12

A. La petición ingrata.  No es ilegal la petición del hijo pero no es común. Normalmente los bienes se dividen cuando el padre no está capaz de continuar con el manejo de los bienes. Es como si el hijo hubiera dicho “Muérete” al padre al realizar esta petición. Al hijo menor le corresponde un tercio de los bienes según Deut. 21:17.  Cansado de restricción, jadeante por la independencia, ya no puede aguantar más la revisión de los ojos de su padre. Este es un hombre impaciente de control divino, con el deseo de ser independiente de Dios, tratando de ser su propio maestro. Comentario crítico y explicativo sobre la Biblia entera (Vol. 2, p. 115).

B. La respuesta gentil.  Dios, cuando su servicio ya no parece una libertad perfecta, y el hombre se promete algo mucho mejor de otra fuente, le permite realizar la prueba; y él descubrirá, si es necesario mediante la prueba más triste, que partir de él no es liberarse del yugo, sino intercambiar un yugo ligero para uno pesado, y un Maestro de gracia por mil señores tiranos e imperiosos” [Trench ]. En Comentario crítico y explicativo sobre la Biblia entera (Vol. 2, p. 115).

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 5 de julio, 2016

[youtube https://youtu.be/ggm1f-Y3Q3Y]

Los Peligros De Las Apariencias (2 Tim. 3:1-7)

falsos maestrosEs peligroso ser un rebelde religioso. Pablo expresa un énfasis en el conocimiento y da informe sobre el carácter de los últimos días. Dice que debemos estar en alerta durante nuestra peregrinación terrenal. Esta advertencia es el segundo de dos que Pablo le ofrece a Timoteo. El otro está en 1 Tim. 4:1-2 donde Pablo dice que los últimos días serán caracterizados por falsos maestros. Pero no es un nuevo problema. Jer. 14:14 también advierte sobre los falsos profetas.

El mayor peligro es para los que están en la iglesia. Pablo invitó a los líderes de la iglesia en Éfeso a Mileto  donde los advierte sobre los futuros peligros Hechos 20:29-30. Hay advertencias por todo el Nuevo Testamento que se pueden resumir en peligros de enseñanzas falsas y vidas impías.

Pablo dice que en los postreros días, los días en los cuales nosotros mismos nos encontramos, habrá tiempos o distintas épocas peligrosas. Pablo enumere varios escenarios donde el peligro de ser un rebelde religioso puede afectar a la vida de un cristiano sincero.

I. Las características de cristianos falsos. Vs. 2-5

Pablo comienza esta sección con por lo menos 18 características que apuntan a un rebelde religioso. El amor propio está destacado en la lista y se podría resumir en la palabra egoísmo.

A. El cristiano falso se caracteriza por su orgullo. V. 2 El amor de uno mismo se ve mejor en el orgullo que siempre tiene su salida en palabras (blasfemos) que destruyen en vez de edificar al otro.

B. El cristiano falso tiene una familia en desorden. V. 3ª La vida familiar se destaca por su falta de respeto y la falta de (afecto natural).

C. El cristiano falso está plagado por una falta de auto control. V. 3b Estas personas son desagradables y buscan salir con lo suyo a cualquier costo. La palabra aquí traducida “calumniadores” es la palabra griega “diabolos” que es una descripción de Satanás mismo. Estas personas no tienen ninguna clase de auto control (infatuados).

D. El cristiano falso no es confiable. V. 4  El cristiano falso ama al placer más que a Dios.

E. El cristiano falso vive una doble vida. V. 5  Se consideran religiosos pero no compartan la fe cristiana. Es una religión sin relación.

II. Los convertidos a un cristianismo falso. Vs. 6-7

Estos falsos maestros parecen tener más éxito con las mujeres porque buscan aprovecharse de las dificultades en la vida cotidiana. El explotar sus susceptibilidades terminan engañando a toda una clase de individuos para sacarle su plata, servicio y lealtad. Porque ellos desempeñan este engaño en las iglesias, Pablo dice que hay que abandonarlos en vez de buscar reconciliarlos.

III. Los cabecillas religiosos de un cristianismo falso. Vs. 8-9

Parece ser que estos hombres imitaron a Moisés en sus aspectos de ministerio más públicos y maravillosos. Son una clase de magos imitadores igual como muchos de los líderes religiosos en los últimos días. Ellos serán juzgados juntos con sus seguidores. Hay que evitar ser un religioso rebelde para no sufrir el mismo fin.

Predica por el Pastor Jaime Greenwood, 26 de junio, 2017

[youtube http://youtu.be/UXbPWsdWLV4]

Tener Paciencia El Uno Con El Otro (Mateo 18:21-35)

harold-copping-parable-of-the-unmerciful-servant-238x250x72Todos nosotros debemos aprender a perdonar de la manera que Dios nos perdona a nosotros. Una porción de la Palabra de Dios que nos ayuda practicar el perdón es la parábola del consiervo que se negó a perdonar en Mateo 18:21-35. Nos encontramos justo después de la enseñanza de Jesús sobre la confrontación de un hermano que peca y ahora Pedro le hace la pregunta a Jesús en cuanto a la cantidad de veces uno tiene que perdonar. Pero Jesús no busca limitar el perdón con una cierta cantidad de veces que tenemos que perdonar, sino que explica cuál es la base para aplicar el perdón. El siervo le debía a su amo una suma equivalente a unos 200.000 años de salario para un labrador de campo. Lo que enseña la parábola es que un siervo tiene una deuda impagable mientras el otro debía una suma significante. “El mensaje de la parábola radica en la enorme diferencia que había entre la cantidad de las deudas” (Bridges).

 

21Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? 22Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. 23Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. 24Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos. 25A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda. 26Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. 27El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda. 28Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes. 29Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. 30Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda. 31Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado. 32Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. 33¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti? 34Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.35Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis detodo corazón cada uno a su hermano sus ofensas. (Mat. 18:21-35)

I. Nuestra enorme deuda espiritual delante de Dios está representada. Vs. 23-24 

La primera cantidad de dinero representa lo que uno no puede pagar sólo. No hay nadie en el mundo que puede pagar su deuda que tiene con Dios por haber roto Su ley. “Nuestra deuda con el Señor es materialmente impagable” (Bridges). Por más que uno dice haber recibido mucho daño por parte de otro, no tiene comparación con lo que significa pecar contra Dios.

II. Nuestra deuda puede ser perdonada. Vs. 25-27

El siervo no pudo pagar la suma exorbitante de su deuda y el rey se vio obligado buscar una forma de recuperar parte de la suma adeudada. Mando a vender al deudor con su patrimonio y su familia. Cuando el siervo le rogó al rey pidiéndole perdón su amo fue “movido a misericordia” y le perdonó toda la deuda. Las implicancias para el rey son enormes porque significa una baja de su propio patrimonio. A la vez, para el siervo significa la oportunidad de tener un nuevo comienzo en la vida sin la necesidad de volver a pagar la deuda impagable.

III. Nuestro perdón tiene que igualar lo que hemos recibido. Vs. 28-35

Así que, nuestra base para perdonar a otros es el enorme perdón de Dios que recibimos a creer en Su hijo. Tenemos la responsabilidad de perdonar porque Dios nos ha perdonado mucho. Si no reconocemos que nosotros en realidad somos los deudores de diez mil talentos, seguiremos imposibilitados para perdonar a todos los que nos han lastimado en esta vida, o a quienes continúan haciéndolo. Cuando nosotros demandamos más de nuestros “consiervos” de que nuestro “amo” demanda de nosotros, somos infieles al perdón que hemos recibido. En Mateo 6:14-15 Jesús dice claramente que el recibir el perdón está basado en el perdón que extendemos a otros.

Predica por el Pastor Jaime Greenwood, 5 de junio 2016