Soportar la Persecución Comprueba una Vida Cambiada (1 Tes. 2:14-16)

AUDIO: https://www.mixcloud.com/iglesia_bautista_pilar/soportar-la-persecuci%C3%B3n-comprueba-una-vida-cambiada-1-tes-214-16/

1 Tes copyI. Ser un fiel seguidor de la fe cristiana producirá persecución v. 14

Es natural que sigamos los que vienen poniendo el ejemplo. La recepción de la Palabra de Dios siempre implica seguir el ejemplo establecido anteriormente.

A. Soportar la persecución es una prueba de una vida cambiada.

La persecución en tesalónica había sido severa. Pero la persecución es de esperarse en la vida de un creyente (2 Tim.3:12) “El evangelio había producido resultados en ellos, y todavía operaba en ellos”.[1]

B. La religión que sigue a Dios y Su Cristo Jesús sufre persecución de las demás religiones.

Interesantemente, la iglesia nunca adoptó uno de los nombres asociados con las religiones del primer siglo. La Cristiandad es una relación con una asamblea distinta a las demás sociedades y cultos místicos. Es la iglesia de Dios en Cristo. Este seguimiento del ejemplo de otros, hasta sufrir por causa de Cristo, es una evidencia clara de la veracidad de nuestra fe. Hebreos 10:32-34. Al sufrir en tesalónica como los santos en Judea, la asamblea de creyentes demostró su fidelidad al ejemplo de Jesús; un siervo dispuesto a sufrir.

II. El rechazo del evangelio produce el colmo de la ira de Dios v. 15-16.

Pablo no habla de cada judío, sino de los que rechazaron a Jesús como el Mesías. Este pasaje no se debe interpretar como la aprobación de Pablo de ideas anti-semíticas.

A. Los perseguidores de la fe genuina no agradan a Dios v. 15

Pablo dice que los judíos “mataron” y así son responsables por la muerte de Jesús a pesar de que los romanos lo crucificaron. Murió Dios en la carne a pesar de que no hubo “engaño en su boca” (I Pedro 2:22). Sus crímenes se extienden a los profetas que fueron perseguidos que Esteban denuncia en Hechos 7:52 y Jesús también sancionó en Mateo 23:33-35. Pablo dice que ellos sufrieron la expulsión en referencia al extremismo de los judíos donde no pudieron encontrar descanso. Tan extremo es el odio por lo no judío que Pablo los tilda de opositores a todos los hombres; una referencia a su hostilidad a los que no forman parte de su religión.

B. El impedir el mensaje de la salvación trae condenación divina v. 16.

La persecución tiene su mayor expresión en buscar frenar la actividad evangelística. Pablo indica que los tesalonicenses estuvieron dispuestos a enfrentar semejante oposición porque el mensaje del evangelio los había cambiado. Es tan cierta la condenación divina que Pablo emplea el tiempo pasado simple para hablar de la ira venidera. Ellos llenaron la copa de la indignación de Dios para tener en el futuro beberlo todo. Esto habla de la victoria segura de los que perseveren hasta el fin Mateo24:13

 

[1] Morris, L. (1991). La Primera y Segunda Epístolas a los Tesaloncenses (p. 82). Grand Rapids, MI; Cambridge, U.K.: Wm. B. Eerdmans Publishing Co.

 

La Verdadera Motivación del Evangelio (1 Tesalonicenses 2:1-4)

Cuando hablamos de la motivación a veces es más fácil hablar de las cosas que no gustan hacer. Por ejemplo, si te gustan los deportes y comenzamos una conversación en base del último campeonato vas a sentir una buena motivación por seguir con la conversación. Si a vos te gusta el trabajo o la familia, vas a encontrar la motivación suficiente de no solo conversar sobre el mismo si no también luchar para cumplir y proveer para ellos. La motivación de levantarte e ir a trabajar se encuentra en la gratitud de la familia al volver a casa con el sueldo pago. Otros encuentren su motivación de vivir en cosas más personales y es imposible negar que nuestra cultura cada vez mas encuentra su motivación en cosas egoístas.

2:1 Porque vosotros mismos sabéis, hermanos, que nuestra visita a vosotros no resultó vana;
2:2 pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos, como sabéis, tuvimos denuedo en nuestro Dios para anunciaros el evangelio de Dios en medio de gran oposición.
2:3 Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño,
2:4 sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.

1 Tes copy

En nuestro texto hoy, el apóstol Pablo habla acerca de su motivación en entregar el Evangelio en la ciudad de Tesalónica. Podemos descartar la motivación egoísta desde la entrada por lo difícil que le fue para Pablo y el sufrimiento que padeció a causa del Evangelio. De todos modos, Pablo insiste en que su ejemplo de entregar en mensaje del Evangelio de Dios nos debe motivar a vivir vidas entregadas a la hora de compartir las buenas nuevas. Pablo explica que la motivación del verdadero creyente no se basa en los sentimientos ni la comodidad del momento sino en el hecho que cada uno rendirá cuentas delante de Dios.

I. La obra evangelística no fue un fracaso.

A. Los Tesalonicenses mismos experimentaron el poder del Evangelio. Ellos pudieron dar testimonio de carácter del ministerio de Pablo. Otros habían escuchado (v. 9) pero ellos lo habían experimentado. Demuestra una confianza por parte del Apóstol que ellos mismos pudieron juzgar cual fue su motivación en entregarles el evangelio. No fue como muchos predicadores itinerantes que buscaban algún beneficio propio.

B. El mensaje del Evangelio tiene efectos permanentes y duraderos.  Goza no solo en un buen contenido, sino también de resultados visibles. Los cambios en las vidas de los Tesalonicenses dieron testimonio que la visita de Pablo no fue un fracaso. Es más, podemos expresarlo en una manera positiva y decir que la visita cumplió con su propósito.

II. Las circunstancias negativas no cambiaron su determinación. V. 2

A. La historia los enseñaba que el futuro iba a ser duro. Ellos supieron de la manera en que padecieron a causa del evangelio antes de llegar a tesalónica y Pablo dice que es un modelo digno de seguir.

B. No bajaron del servicio simplemente porque hubo resistencia.

C. La confianza en el mensaje como proveniente de Dios les proveyó confianza en Dios.

***

 

 

 

En Búsqueda de Propósito y Significado (1 Tesalonicenses 1:1-2:1)

1 Tes copyLa vida puede parecer ilógica y vana si la examinamos sin la perspectiva cristiana. Muchas personas se encuentran en una lucha por conseguir algún propósito en un mundo donde reina la violencia y falta de amor y respecto que uno esperaría de los demás seres humanos. Es precisamente a esa altura que muchos erran por pensar que con un poco de argumento desde la lógica y educación humanista el hombre se puede mejorar en su trato el uno al otro y lograr conseguir un propósito en esta vida fuera de sí. Obviamente, aquel propósito busca traer significado a una vida vacía y tiene como objetivo el bien de uno mismo.

Pablo explica a los tesalonicenses que sus vidas nunca iban a tener sentido aparte de una relación personal con Jesucristo. Que el sacrificio y resurrección de nuestro Señor y Salvador nos da la oportunidad de experimentar una vida con propósito y significado. El propósito, o principal fin del hombre, es glorificar a Dios. Dios dice que el ejercicio de nuestra fe es la principal manera en que podamos traerle gloria a Él. En dos instancias Pablo alaba a la fe de los tesalonicenses (vv. 3; 9) y nos hace entender que el cambio efectuado en sus vidas dio comienzo a una nueva forma de vivir con propósito. El significado es que su ejemplo llegó a influenciar en las vidas de otros para bien. Es impresionante como el hombre, salvo o inconverso, alaba y honra al hombre que se entrega su propia vida hasta la muerte para salvar a la vida de otro. Así que, Pablo alaba a los tesalonicenses por la manera en que han servido de ejemplo en las demás regiones para el bien del alma de muchos y para ayudarles encontrar propósito y significado en sus propias vidas.

La fórmula del versículo tres que habla de la fe, el amor y la esperanza en Jesucristo se repite en los versículos 9-10. Pablo ha llevado el evangelio a los tesalonicenses en un contexto religioso histórico porque dice Hechos 17:1-2 que fue primero a la sinagoga de los judíos. Llevando consigo las enseñanzas del Antiguo Testamento pudo argumentar que Jesús es el cumplimiento del las profecías de un Mesías (Is. 9:6; 53). Pero al hablar de una fe salvadora necesitaría de algo más sustancial. Si nosotros vamos a Hebreos 11:1-7 encontramos una fórmula divina para la fe salvadora. Dice que tiene que ser como la fe de Abel al acercarnos a Dios por el sacrificio correcto. Tiene que ser como la fe de Enoc al caminar con Dios de la manera adecuada. Y como la fe de Noé tiene que expresarse en una manera que mira hacia el futuro y el juicio venidero. Es impresionante como corresponde con la fe enseñada por Pablo en Tesalónica.

heb 11

En Capítulo 2 y el versículo uno Pablo dice que la obra realizada entre ellos no es solamente algo que otros vieron sino algo que ellos experimentaron. Muestra una confianza en ellos y que los hechos acerca de su motivación quedaron claros para todos. Pablo termina diciendo que su visita no fue en vano sino que tuvo un propósito que fue totalmente logrado al ver a ellos empezar a vivir por fe.   

***