Filadelfia como algo Normal en la Iglesia (1 Tes. 4:9-10)

1Tes. 4:9-10
9 Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros;
10 y también lo hacéis así con todos los hermanos que están por toda Macedonia. Pero os rogamos, hermanos, que abundéis en ello más y más;

https://www.mixcloud.com/iglesia_bautista_pilar/filadelfia-como-algo-normal-en-la-iglesia-1-tes-49-10/

La actitud característica de los creyentes tiene que ser una fe que tiene su mayor representación en amor abnegada y entregada hacia los hermanos en la fe.

Nosotros tenemos disponible un rico queso crema tipo untable que se puede usar en una variedad de recetas para postres. Hay una ciudad en Pennsylvania de los Estados Unidos de América que se llama Filadelfia. Esta palabra griega significa “amor fraternal” o literalmente el amor entre personas que tienen un padre en común.

Estamos acercándonos a las fiestas navideñas y muchas personas van a o preparar ricas recetas de postres para compartir con sus seres queridos o van a viajar para poder pasar tiempo con los hermanos y demás familiares. La mayoría de nosotros estamos dispuestos a hacer sacrificio para estar con nuestros hermanos de sangre, pero un autor cristiano hace la siguiente observación: El amor fraternal “no es suficientemente considerado por la mayoría de las personas cristianas; quienes, si investigaron el asunto, podrían encontrar que pocos de sus afectos más fuertes fueron determinados por la fe común. ¿No es el amor una palabra fuerte y peculiar para describir el sentimiento que atesoras hacia algunos miembros de la Iglesia, hermanos para ti en Cristo Jesús? Sin embargo, el amor a los hermanos es la mismísima prenda de nuestro derecho a un lugar en la Iglesia para nosotros mismos”.[1]

Pablo parece reconocer la falta de amor fraternal como una tendencia latente en la iglesia, así que anticipa que la postergada venida de Cristo (vv. 13 en adelante) debe aportar una énfasis en esta característica de la fe cristiana para que todos nosotros podamos destacarnos en ella. Por cuestión de tiempo vamos a realizar una división artificial entre estos dos versículos y los dos siguientes. Puedo adelantar que el amor fraternal se ve más claramente no en nuestras palabras sino en comportamientos tangibles. Tanto que Pablo dice que el cristiano que no provee para sus propias necesidades al trabajar mejor que los inconversos, termina siendo un estorbo (siempre necesitados) para la iglesia en vez de una ayuda (aportando para las vareadas necesidades).

Terminamos de decir que nuestro Dios no se adora a través de la inmoralidad sin indicios de que sea un problema en el momento y ahora nos dice Pablo que requiere que los hermanos se amen mutuamente y repite que no es un problema en el momento pero puede llegar a serlo. Temo que nosotros somos los que necesitan más de estas instrucciones para poder volver a lo que era común o normal en la iglesia nuevo testamentaria. Nosotros precisamos tener una fe con su mayor representación en el amor abnegada y entregada hacia los hermanos cristianos.

PREDICA 1tes4.9

I. El distintivo de la fe cristiana es un amor fraternal abundante v. 9

Nosotros vemos que ellos ingresaron en la familia de Dios por el amor supremo (ágape) en 1:3; 3:6. Ahora se encontraron en la presencia de otros que también habían experimentado un cambio drástico en su ser y están atraídos por estas características en común. Según Juan, es el indicio de que uno ha pasado de la muerte a la vida I Juan 3:14. Se puede comparar con el anhelo que sintió el apóstol Pablo por los mismos tesalonicenses en 3:10.

Ellos no tienen necesidad de mayor instrucción en el tema porque han sido “instruidos por Dios” un término que Jesús mismo utiliza en Juan 6:45. Es el Espíritu de Dios que instruye en I de Cor. 2:13 cosa que nos hace entender que es Dios en nosotros que nos indica el camino correcto.

II. El amor fraternal debe de practicarse hacia todos los hermanos.

Pablo alaba la manera en que los tesalonicenses están activamente mostrando amor fraternal a todos los hermanos. No solamente los hermanos en su ciudad, sino en toda la región (1:7-8). Esto implica que su iglesia no es solamente enfocada en mantener el estatus quo, sino busca la oportunidad de suplir las necesidades (v. 12) de muchos hermanos. Es una iglesia ejemplar, digno de seguir.

https://www.mixcloud.com/iglesia_bautista_pilar/filadelfia-como-algo-normal-en-la-iglesia-1-tes-49-10/

[1] Morris, L. (1984). 1 y 2 Tesalonicenses: una introducción y comentario (Vol. 13, p.84). Downers Grove, IL: InterVarsity Press.

 

 

 

El Amor Verdadero Unido a la Santidad (1 Tes 3:12-13)

Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros, para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.
1Tes 3:12-13

1 Tes copyLa primera vez que mi esposa, Amy, y yo expresamos verbalmente nuestro amor el uno al otra fue un momento histórico. No es que sucedió algo importante en el mundo pero sí marcó un antes y un después en nuestra relación. A partir de aquel momento empezamos a preparar a nuestras vidas para pasarla juntos y ahora a más de 19 años de casados y hace más de 20 años desde aquella primera expresión seguimos amándonos mutuamente. Interesantemente, no supimos en aquel momento hace tanto tiempo atrás todo lo que implicaba el amarnos mutuamente. Nuestro amor sigue creciendo en conocimiento. No se había perfeccionado y es posible decir que era muy egoísta en aquel entonces. Lo que deseamos es que sea cada vez más un amor que cumple con los propósitos de Dios.

Pablo reconoce públicamente que es Dios quien se responsabiliza por llevar a cabo esta obra de perfeccionar nuestro amor en santidad. Pablo presenta su deseo por la más alta realización del amor verdadero junto con la santidad de Dios en la totalidad de su ser. Pero Pablo reconoce que un ser humano jamás puede llevar a cabo esta obra sólo. Es por esta razón que su petición a Dios debe de cumplirse en nuestras vidas en el diario vivir.

 I. Dios gobierna en cada asunto de nuestras vidas (v. 11)

A. Para orar correctamente precisamos comprender cómo es nuestro Dios.

B. Debemos acercarnos a Dios en oración para reconocer Su control sobre cada asunto.

 II. Dios se responsabiliza por hace madurar nuestra vida espiritual (v. 12)

A. Pablo pide que crezca el amor verdadero en cada creyente. Pablo desea que Dios esté perfeccionando esta clase de amor en cada creyente. Es el “mandamiento nuevo” dado por Jesús en Juan 13:34 y sin duda enseñado por Pablo a los tesalonicenses. Las excusas por no existir esta clase de amor son varias. “Es que no se ha perfeccionado en mí” o “no me resulta todavía” es nuestro mayor excusa. La falta de amor en los creyentes profesantes nos da causa para cuestionar su salvación según I Juan 3:10-11.  Nosotros los cristianos debemos amarnos mutuamente como evidencia de nuestra fe (I Juan 3:14).  La falta de esta clase de amor debilita al cuerpo de Cristo porque no engendra la vida esperada dentro de una cultura de hacer discípulos (I Juan 3:15).

Pero este amor debe de expresarse hacia los no creyentes también, como la cosa más atractiva de nuestra religión Juan 13:35 (conocerán todos); una relación profunda y con propósito. La mayor expresión de nuestro amor es dar de nosotros mismos. La mejor inversión es poner el ejemplo de Cristo delante de otro creyente (I Timoteo 4:12).

B. Pablo ofrece su propia vida como ejemplo de cómo amar a la manera de Dios. Él pone el ejemplo para no dejar lugar a dudas de lo que se espera de cada creyente. Es una nueva expresión del deber de cada creyente hacia otro. Pablo no pide que ellos superan su expresión de amor sino que igualan por lo menos el ejemplo dado. Si es posible, Pablo desea continuar poniendo el ejemplo para confirmarlos en su fe (v.10).

 II. Dios es la fuente del buen regalo de un ser completamente estable (v. 13)

A. Que ellos estén estables hasta la venida de Cristo. Pablo no dice que quiere ver expresiones de amor hacia los demás hermanos de vez en cuando. Más bien dice que va a tener que ser su estilo de vida hasta que venga el Señor en el aire. La inestabilidad o inconstancia que se ve reflejado en la vida de muchos es el resultado de no buscar esta clase de amor.

B. Que ellos estén irreprensibles en santidad delante de los hombres. Heb 12:14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

La Unidad en la Iglesia

unidad iglesiaFil. 2:3-11

3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;

4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;

8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,

10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Predica del Pastor Invitado, Jeremías Estrema, 21 de marzo 2014

[youtube http://youtu.be/71jJzsKB4Lw]

volante 2014

El Crecimiento de la Iglesia Según Dios (Hechos 11:19-26)

Bonneville-salt-flatsAl noroeste del estado de Utah en los Estados Unidos se encuentra Bonneville Salt Flats, es un desierto de sal que se creó a raíz de la sequía del lago Bonneville. Además de ser conocido por su peculiar belleza, Bonneville Salt Flats es famoso por sus pistas de carreras de alta velocidad, Bonneville Speedway, en él se han batido récords de velocidad en tierra y se han probado prototipos de vehículos a reacción de última tecnología y potencia inimaginable. Durante los últimos cien años, se han producido más registros de velocidad en tierra establecidos en la Bonneville Salt Flats que en cualquier otro lugar del mundo. Es justamente por sus características de un lugar plano y libre de obstáculos que es tan deseable como pista de prueba de velocidad. Con una pista libre de más de 8 kilómetros el último récord de velocidad registrado es ¡¡de unos 692 kilómetros por hora!!

En muchas iglesias existe una tendencia de promocionar la vida cristiana como si fuese una pista como lo de Bonneville, o sea, que la vida cristiana se llevará a cabo sin obstáculos y sin dificultades. Que todo saldrá para bien sin sufrimiento y sin luchas. Pero la Biblia en ningún lado nos promete una vida fácil después de la salvación. Es más, nos promete que al vivir piadosamente el cristiano va a sufrir persecuciones. Existe también una tendencia en muchas iglesias de usar métodos para alcanzar a los inconversos y atraer y captar a más gente que, a lo mejor, son mundanales. La pregunta vuelve a ser ¿cómo hacemos para que haya más crecimiento en nuestra iglesia? La respuesta se ve claramente en nuestro pasaje hoy por el ejemplo dado por Bernabé en la iglesia de Antioquia. “A causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban” los discípulos son esparcidos y el evangelio llega a nuevas fronteras. Esto produce un crecimiento sorprendente en una iglesia nueva que surja del caos de las persecuciones. El crecimiento de la iglesia tiene que ser según dice Dios.

Hechos 11:19-26

19 Ahora bien, los que habían sido esparcidos a causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, pasaron hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, no hablando a nadie la palabra, sino sólo a los judíos.

20 Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús.

21 Y la mano del Señor estaba con ellos, y gran número creyó y se convirtió al Señor.

22 Llegó la noticia de estas cosas a oídos de la iglesia que estaba en Jerusalén; y enviaron a Bernabé que fuese hasta Antioquía.

23 Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijó, y exhortó a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al Señor.

24 Porque era varón bueno, y lleno del Espíritu Santo y de fe. Y una gran multitud fue agregada al Señor.

25 Después fue Bernabé a Tarso para buscar a Saulo; y hallándole, le trajo a Antioquía.

26 Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

Escuchar el audio (mp3)

I. EXAMINAR – Buscá donde opera Dios y unirte con Él en su obra (v. 26a)

A. La prueba de que Dios opera es la presencia de Su gracia.

B. La obra de Dios repleto de gracia produce gozo.

II. Mantente fiel al Señor. (v. 26b)

A. Demanda EXHORTACIÓN a ser fiel.

B. Requiere entrega del corazón a la obra de Dios.

III. Sé EJEMPLO para los demás. (v. 24) Parece a primera vista una información innecesaria al mencionar el carácter de Bernabé justo en medio del narrativo. Pero al contrario explica por qué creció tan rápidamente la obra en Antioquía.

A. Uno tiene que ser guiado por el Espíritu Santo.

B. Uno tiene que ser confiado en el Señor.

C. Unirte en equipo para establecer una base firme. Vs. 25-26

IV. EQUIPO – Uno de los problemas que se ha enfrentado la obra de Dios en Argentina es una idea falsa que el pastor debe trabajar solito y así lograr que la iglesia crezca. No hay prácticamente ninguna iglesia conservadora grande en este país. Es una pena porque la obra debe de crecer grandemente cuando Dios opera a través de sus siervos.

A. El trabajo en equipo es necesario para el discipulado. V. 25

B. Resulta más fácil en enseñar a muchos. V. 26ª

C. Ayuda al creyente enfrentar las persecuciones. V. 26b

iglesia crecimiento

20 Beneficios de Congregarse en la Iglesia

Viente Beneficios de y Responsabilidades en la Comunidad Cristiana – “Los unos a los otros”

1. Amar 

  • Rom. 12:10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.
  • 1Tes. 3:12 Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros,
  • 1Tes. 4:9 Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros;
  • 1Ped. 1:22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;
  • 1Jn. 3:11 Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros.
  • 1Jn. 3:23 Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.
  • 1Jn. 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.
  • 1Jn. 4:11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos os a otros.
  • 1Jn. 4:12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.
  • 2Jn. 5 Y ahora te ruego, señora, no como escribiéndote un nuevo mandamiento, sino el que hemos tenido desde el principio, que nos amemos unos a otros.

2. No juzgar 
• Rom. 14:13 Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

3. Aceptar
• Rom. 15:7 Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió, para gloria de Dios.

4. Amonestar
• Rom. 15:14 Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros.

5. Saludar

  • Rom. 16:16 Saludaos los unos a los otros con ósculo santo. Os saludan todas las iglesias de Cristo.
  • 1Cor. 16:20 Os saludan todos los hermanos. Saludaos los unos a los otros con ósculo santo.
  • 2Cor. 13:12 Saludaos unos a otros con ósculo santo.
  • 1Ped. 5:14 Saludaos unos a otros con ósculo de amor. Paz sea con todos vosotros los que estáis en Jesucristo. Amén.

6. Cuidar
• 1Cor. 12:25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.

7. Servir

  • Gál. 5:13 Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.
  • 1Ped. 4:10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

8. No pelear
• Gál. 5:15 Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.
• Gál. 5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.

9. Soportar
• Efes. 4:2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,

10. Hablar la verdad
• Efes. 4:25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
• Col. 3:9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,

11. Perdonar
• Efes. 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

12. Someter
• Efes. 5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.
• 1Ped. 5:5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.

13. Enseñar
• Col. 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

14. Animar

  • 1Tes. 4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.
  • 1Tes. 5:11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

15. Hacer el bien
• 1Tes. 5:15 Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos.

16. Exhortar 

  • Heb. 3:13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.
  • Heb. 10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;
  • Heb. 10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

17. No murmurar/quejarse

  • Sant. 4:11 Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano y juzga a su hermano, murmura de la ley y juzga a la ley; pero si tú juzgas a la ley, no eres hacedor de la ley, sino juez.
  • Sant. 5:9 Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.

18. Confesar
• Sant. 5:16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

19. Hospedar 
• 1Ped. 4:9 Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.

20. Tener Comunión
• 1Jn. 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Un Cristiano sin Iglesia

Pregunta: ¿Puedo ser cristiano sin unirse a la iglesia?

Respuesta: Sí, es posible. Es algo así como ser:

· Un estudiante que no va a la escuela

· Un soldado que no se unirá a un ejército

· Un ciudadano que no paga impuestos o votar

· Un vendedor sin clientes

· Un explorador sin campamento base

· Un marinero en un barco sin tripulación

· Un hombre de negocios en una isla desierta

· Un autor sin lectores

· Un jugador de la tuba, sin una orquesta

· Un padre sin familia

· Un jugador de fútbol sin un equipo

· Un político que es un ermitaño

· Un científico que no comparte sus hallazgos

· Una abeja sin colmena