Rios de Agua Viva (Juan 7:37-39)

37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.  38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.  39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

Rios-de-agua-viva

***

gatorade manuEs impresionante la propaganda que sale en la tele, los carteles, y las revistas acerca de los poderes de Gatorade. Por ahí, has visto a Manu Ginobili, jugador de básquet de los Spurs de San Antonio, promocionar al Gatorade. Siempre es lo mismo. El deportista bien sudado levanta la botella de esta fórmula mágica a su boca para rehidratar a su cuerpo con solo tomar un Gatorade. Pero no solo eso, porque de repente se transforma en un jugador veloz con capacidades casi al nivel de un superhéroe. Y todo esto proviene de una bebida que a la misma vez tiene un buen sabor. Lo realmente increíble es que muchas personas lo compran con la expectativa de que los van a hacer un mejor deportista. Nos encantaría poder obtener algo que nos quitara la sed y a la vez nos ayudara obtener poderes extraordinarios, ¿no? Creo que sería aún mejor en el radio de la vida espiritual.

¿Qué tal si te decía hoy que realmente hay algo que quita la sed y nos puede dar poder en nuestro andar con Dios? Aún en los tiempos de Jesús la gente buscaba algo que les quitara la sed, llenaría el vacio y que les permitiría experimentar el poder de Dios en su vida. La verdad es que es una sed que hace mucho tiempo la gente busca quitar o apagar. Dios promete poder para el hombre y la mujer piadosos y no llega a ser sólo una propaganda.

En el contexto de nuestro pasaje hoy, Jesús se compara con el agua que se vertió en el altar durante toda la fiesta de enramados. Los sacerdotes fueron al estanque de Siloé y llenaron un recipiente dorado con agua y lo llevaba en procesión al Templo. El simbolismo de este hecho radica en el agua que Dios proveyó en el desierto durante la peregrinación de la nación de Israel y a la vez fue un pedido de lluvias en el próximo año. Cantaron los himnos de los Salmos 113-118 y pasajes como Isaías 12:3. Mientras la gente cree que Jesús habla de las lluvias, su mensaje radica en la profunda necesidad del alma y como cubrir esta necesidad.

I. La propuesta de Jesús V. 37

A. Es necesario reconocer tu condición.  En el gran día de la fiesta Jesús alza la voz mientras está parado para enseñar a las multitudes. Su postura es significativa porque los maestros comúnmente enseñaron a sus seguidores mientras estaban sentados.

“Si alguno tiene sed” llega a ser la condición que diferencia entre los que recibirán la invitación y los que le rechazarán a Jesús. Pero todos nosotros somos pecadores necesitados (Rom. 3:23) entonces debemos acercarnos a la fuente de agua viva. Jesús nos invita a reconocer nuestra sed en nuestro interior.

B. Es necesario reconocer la provisión de Dios.  Mientras algunos llegan a la conclusión correcta de que debe haber algo más significativo en la vida que la vida en sí, muchos nunca reconocen la provisión de Dios expresada aquí en la persona de Jesús. Jesús dice: “venga a mí y beba” como el ofrecimiento universal para la necesidad de cada ser humano. Su provisión es gratis y viene acompañada por su gracia y perdón.  ¡Acercate hoy!

II. La promesa de Jesús V. 38

A. El que en él cree recibirá una vida transformada.  Jesús sigue hablando a la multitud y le invita a depositar su fe en Él. Al hacerlo reciban grandes promesas basadas en la Palabra de Dios. No hay un texto explícito que cita Jesús pero hay muchos que hablan de la transformación que Dios mismo opera en la vida del ser que se entrega a Él (Is.58:11; Pr.4:23; 5:15; Is. 44:3; Ez. 47; Joel 3:18; Zac. 13:1; 14:8).

Nuevamente, la condición es fe en la persona de Jesús como Salvador del mundo.

B. La evidencia de la vida transformada es la presencia del Espíritu Santo.  Jesús hace referencia a que un rio de agua viva brotará del interior de la persona que deposita su confianza en Él. El pasaje más cerca sería Isaías 44:3 dónde tenemos la promesa acerca de la vida entregado al Señor siendo una bendición a los que están en su alrededor.

“El agua viva mana en última instancia de Cristo, el creyente es una fuente para los demás.” (Morris, Leon El Evangelio Según Juan Vol. I p. 478) Es importante entender el significado de estas palabras para el creyente porque “cuando el creyente va a Cristo y bebe, no solo calma su sed, sino recibe un abastecimiento tan abundante que de él van a brotar verdaderos ríos.” (Morris, p. 479) Cuando recibimos el espíritu al momento de creer en Cristo nos acompaña permanentemente e influye en los demás si lo permitimos. Pero si somos más como el Mar Muerto que tiene una entrada pero no tiene salida nos convertimos en creyentes egoístas y acaba nuestra influencia.

III. El pretexto de Jesús V. 39

A. Solo los que creyeron recibirían la promesa del Espíritu.  El Espíritu de Dios iba a venir sobre los que creyeron. Pero hay un problema de traducción aquí tanto en el inglés como en el castellano. Por favor de subrayar la palabra “que” y escribir en el margen “quien” porque el Espíritu Santo es una persona, no una cosa. Dios nos acompaña en cada momento mientras Su Espíritu mora en nosotros.

B. Solo pudo venir el Espíritu después que se vaya Jesús.  “El Calvario es el preludio necesario para llegar a Pentecostés” (Morris, p. 481). La obra del Espíritu no había empezado mientras Jesús no fue glorificado, cosa que habla de su muerte, sepultura y resurrección. Ahora opera libremente en la tierra (16:7).

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 16 de marzo, 2014

La Vida Abundante (Juan 7:32-36)

vida abundante2

Juan 7:32-36
32 Los fariseos oyeron a la gente que murmuraba de él estas cosas; y los principales sacerdotes y los fariseos enviaron alguaciles para que le prendiesen.

33 Entonces Jesús dijo: Todavía un poco de tiempo estaré con vosotros, e iré al que me envió.

34 Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir.

35 Entonces los judíos dijeron entre sí: ¿Adónde se irá éste, que no le hallemos? ¿Se irá a los dispersos entre los griegos, y enseñará a los griegos?

36 ¿Qué significa esto que dijo: Me buscaréis, y no me hallaréis; y a donde yo estaré, vosotros no podréis venir?

Hubo un alpinista veterano que hablaba con y aconsejaba a varios alpinistas novatos buscando prepararlos para su primera subida a una montaña imponente. El alpinista veterano había conquistado a varios de las cimas de las montañas más nombrados en el mundo, entonces estaba capacitado para ofrecerles consejos. “Acordarse de eso,” les dijo “su meta hoy es experimentar la euforia de la subida y el gozo de alcanzar la cima…, Si su propósito en escalar es sólo evitar la muerte, la experiencia será disminuida.” (David Egnar) El temor le quita el gozo de la escalada.

temor quita gozo

“Jesús no nos llamó a vivir la vida cristiana simplemente para escaparnos del infierno. No es de ser una vida de poco gozo y mínimos logros, sino una vida que es plena y sobreabundante. Nuestro propósito en seguir a Cristo no debe ser buscar evitar el castigo eternal. Si aquella es nuestra motivación principal, vamos a perder las maravillas y los gozos y las victorias de subir más alto con Jesús.”

Yo creo que cada persona presente hoy desea obtener la vida abundante. Para recibirlo, sin embargo, debemos acercarnos al Mesías de la Biblia, a Jesús como se ofrece en el evangelio. Para lograr esto, nótense primero…

I. Experimentamos la vida abundante cuando confiamos que Dios opera a tiempo. (v. 32)

Ninguno de nosotros podemos evitar problemas en la vida. La multitud murmuraba de Jesús porque nadie hablaba abiertamente de Él (v.12) y los fariseos buscaban asesinarle.

A. Los líderes religiosos están amenazados por la popularidad de Jesús.  Dice que inclusive los principales sacerdotes sienten una amenaza en cuanto a sus intereses eclesiales y religiosos. Pero Jesús sigue insistiendo porque su hora no había llegado (v. 30).

B. Los líderes religiosos buscan destruir a Jesús. Enviaron alguaciles para prenderle pero no lo hacen en el momento. Tenemos la sensación de que desde ahora en adelante estará vigilado Jesús en todo momento en búsqueda de una oportunidad de apoderarse de Jesús.

Un pastor mantenía un cartel en la puerta de su oficina que decía “Si enfrentás algún problema, entrá y contámelo. Si no enfrentás ningún problema, entrá y contame cómo los evitás.”

pastor oficina

La Biblia nos enseña aquí que desde los líderes más poderosos de la nación hasta los aguaciles  y los poderes malignos de nuestro enemigo Satanás no pueden tocar a Jesús aparte de la voluntad de su Padre celestial.

Tus días están en manos de Dios, y sus manos son a la vez poderosas para salvar y cuidadosas para evitar cometer un error.

Confiar en Jesús es imprescindible para vivir una vida abundante.

II. Experimentamos la vida abundante cuando nos preparamos para el futuro según Dios. (vs. 33-36)  

A. Busca a Jesús mientras lo puede encontrar. (Vs. 33-34)  Cuando llega el final de los días de la gracia Jesús se encontrará al lado de su Padre celestial. Cuando viene aquel día, los que desean escaparse de su destino final de juicio no hallarán ninguna vía de escape. Nadie puede acercarse al Padre sino por Jesús Jn. 14:6 pero el momento de recibirlo es ahora.

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

ver. JUAN 14.6

“Vendrá un día cuando desearás mi favor y no lo encontrarás” suele sonar como la Sabiduría personificada en Proverbios 1:24-28 son casi las mismas palabras. Es hora de arrepentirse.

24 Por cuanto llamé, y no quisisteis oír,
Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese,

25 Sino que desechasteis todo consejo mío
Y mi reprensión no quisisteis,

26 También yo me reiré en vuestra calamidad,
Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis;

27 Cuando viniere como una destrucción lo que teméis,
Y vuestra calamidad llegare como un torbellino;
Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia.

28 Entonces me llamarán, y no responderé;
Me buscarán de mañana, y no me hallarán.

B. No permite que las palabras de Jesús le incomodan. (vs. 35-36)  El hecho de que estas palabras de Jesús les causan a los líderes religiosos tanta confusión se ve en su reacción. En primer lugar buscan explicarlas dándoles un significado que encastraba con su entendimiento. Presumían que Jesús hablaba acerca de una futura misión a la Dispersión entre los gentiles.

En segundo lugar les dejaba con la sensación de que hubo algo más detrás de las palabras de Jesús y les incomodó grandemente. Aún no le creían a Él, situación que tu no tenés que compartir.

¿Quién Hay que Creer? (Juan 7:24-31)

Juan 7:24-31
24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

25 Decían entonces unos de Jerusalén: ¿No es éste a quien buscan para matarle?

26 Pues mirad, habla públicamente, y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido en verdad los gobernantes que éste es el Cristo?

27 Pero éste, sabemos de dónde es; mas cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde sea.

incredulidad

28 Jesús entonces, enseñando en el templo, alzó la voz y dijo: A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; y no he venido de mí mismo, pero el que me envió es verdadero, a quien vosotros no conocéis.

29 Pero yo le conozco, porque de él procedo, y él me envió.

30 Entonces procuraban prenderle; pero ninguno le echó mano, porque aún no había llegado su hora.

31 Y muchos de la multitud creyeron en él, y decían: El Cristo, cuando venga, ¿hará más señales que las que éste hace?

cree!

Predica del Pastor Jaime Greenwood, 2 de marzo, 2014

***

[youtube http://youtu.be/3I0xUl7T5b4]

***

¿Te cuesta creer a otras personas?

¿Te cuesta creer a los políticos y líderes de la nación?

En nuestro pasaje hoy llegamos a ver una gran preocupación de la gente reunida en Jerusalén a causa de la fiesta de tiendas. En la semana pasada vimos que la multitud hablaba de Jesús, pero no abiertamente. Que los líderes religiosos buscaban a Jesús para acusarle de ser un fraude. Pero una vez que Jesús se revela en el templo, empieza a enseñar de tal manera que todos se maravillaron de su persona. Esto produjo una preocupación y cuestionamiento en la multitud de ¿quién hay que creer? Juan ahora reitera la afirmación de Jesús en cuanto a su identidad como el Mesías y ser e Hijo de Dios.

I. Una gran confusión (vs. 25-29)

Hubo una gran confusión entre los varios grupos en cuanto a la persona de Jesús.

A. Jesús habla con libertad en medio de sus enemigos. (vs. 25-26)  La gente pregunta si no es este aquel hombre que los judíos procuraban matar y que habían venidos buscando durante la fiesta. Pero al verlo enseñar sin impedimento alguno, cuestionan si por ahí, no se quedaron convencidos los mismos líderes de la autenticidad de las afirmaciones de Jesús.

B. Jesús procedía de Galilea y la gente esperaba un Mesías distinto. (v. 27) La imagen que la gente tuvo en cuanto al Mesías fue bastante diferente al que Jesús presentaba. Ellos buscaban un Mesías misterioso de origen sobrenatural y Jesús parece ser otro hombre cualquier. Ellos argumentaron que  1. Nadie sabe de dónde procede el Mesías. 2. Que Jesús provenía de Galilea. 3. Que Jesús no podía ser el Mesías.

Hubo una expresión muy conocido en aquel entonces que decía:

“Hay tres cosa que vienen sin esperarse – El Mesías, una bendición y un escorpión.”

C. Jesús aprovecha el comentario de la gente para enseñarles acerca de su misión. (vs. 28-29)  Jesús levanta su voz y clamaba que cumple una misión divina. Que Él ha sido enviado por Aquel que es verdadero. Jesús dice que si, ellos lo conocen humanamente hablando pero no lo han reconocido por quien realmente es. Hay por supuesto, un doble significado en las palabras de Jesús. Él procedió del Padre – sus enemigos sabían que era humano. Estaban equivocados en cada punto.

Jesús los acusa de no conocer a Jehová y esto sí los molestaba. Aún los maestros de la ley, los “perito arquitectos” no podían identificar a la piedra principal, a pesar de que estudiaban los planos divinos durante siglos Hechos 4:11. Jesús dice que “yo” conozco al Padre a diferencia de ustedes. Su existencia procede del Padre y fue enviado por Él.

II. Una fuerte convicción (vs. 30-31)  Las palabras de Jesús suscitaron reacciones bastante diferentes.

A. Dios es soberano y controla nuestros tiempos. (v. 30)  Mire como su impotencia fue igual a su malignidad. Nadie nos puede tocar sin el consentimiento de Dios Juan 10:29. Un pastor dijo en esta semana, “Somos todos inmortales hasta que Dios dice que no.”

C. Algunos creían en las obras de Jesús. (v. 31)

ver. ro1017