El Juicio De Todos Los Tiempos (Hechos 10:39-43)

Predicamos que Jesús es Juez justo Y misericordioso.

oj simpson trialClarín Junio 2019 “A 25 años del “Juicio del Siglo y del asesinato de su ex esposa, O. J. Simpson habló del caso que sacudió a los Estados Unidos. En 1997, el ex futbolista norteamericano O. J. Simpson, fue declarado culpable por el asesinato de su ex esposa, Nicole Brown, y de Ronald Goldman. Ambos aparecieron muertos a cuchilladas en la puerta de la casa de ella el 12 de junio de 1994. Ahora, afirmó que “ya dio vuelta la página”.

En una entrevista telefónica con The Associated Press, “The Juice”, como se lo conocía en la NFL, dijo: “No queremos revivir el peor día de nuestras vidas. Mi familia y yo dimos vuelta a la página y entrado en lo que llamamos una ‘zona sin cosas negativas’. Nos enfocamos en lo positivo“. A los 71 años, presumió que se encuentra tranquilo viviendo en Las Vegas, Nevada, y tiene un bajo perfil. Juega al golf casi todos los días y se sometió a cirugías en las rodillas y los ojos. Sin embargo, los familiares de Goldman y Brown están indignados por el hecho de que Simpson puede disfrutar de esa manera, mientras sus seres queridos vieron cortada de manera trágica sus vidas. En una entrevista con la AP la semana pasada la hermana de Goldman dijo con sarcasmo: “Entiendo que vive una gran vida allá en Las Vegas, siendo tratado como rey”. Nicole Brown y O. J. Simpson se casaron el 2 de febrero de 1985, cinco años después de que él se retirara del fútbol americano profesional. El matrimonio duró siete años, tiempo durante el cual Simpson fue investigado varias veces por violencia doméstica. Brown pidió el divorcio el 25 de febrero de 1992, citando “diferencias irreconciliables”. El 12 de junio de 1994, Brown y un joven llamado Ronald Goldman fueron encontrados sin vida en la puerta del duplex donde vivía ella. La mujer había sido apuñalada numerosas veces en la cabeza y el cuello.

Los investigadores se dirigieron a la propiedad de Simpson en Rockingham, para informarle que su ex esposa había sido asesinada. Allí, encontraron un Ford Bronco blanco con sangre en su interior y en su exterior. No pudieron encontrarlo y, cuando se retiraron del domicilio, el ex jugador se dio a la fuga. Las autoridades consideraron esta acción como una admisión de culpa y alertaron a todos los ciudadanos. Difundieron datos de su vehículos, hasta que una persona que manejaba por una autopista vio un Ford Bronco blanco, lo vio manejando allí. Dio aviso a las autoridades, quienes con 20 autos y 9 helicópteros organizaron un mega operativo para detenerlo. La persecución fue transmitida en directo por cadenas nacionales que lograron tener alrededor de 95 millones de espectadores a nivel nacional y en vivo.

Cuando lograron detenerlo, la Corte Superior de Los Ángeles dispuso que el juicio se realizara en el centro de la ciudad y no en Santa Mónica, donde había ocurrido el crimen. Lo llamaron “El Juicio del Siglo” por su popularidad y se convirtió en un episodio recordado como parte de la cultura pop de los ’90. El proceso duró alrededor de 9 meses. Simpson fue declarado “no culpable” y puesto en libertad al no aparecer pruebas concluyentes en su contra. Sin embargo, en un juicio civil en 1997 lo declararon culpable de ser el autor del doble asesinato y se le impuso el pago de un indemnización de 33.5 millones de dólares para los familiares de su ex esposa y de Ronald Goldman. Pero no fue a prisión.” Una de las principales razones que O. J. Simpson no fue a la cárcel por sus crímenes es porque no hubo testigos oculares.

judgeEn nuestro texto hoy, Pedro argumenta que su testimonio acerca de Jesucristo es confiable justamente porque hubo varios testigos oculares. Además vemos como su testimonio deja convicto a todo el mundo frente a un Juez justo. Pero el Juez no es tan solo justo sino también misericordioso no queriendo que ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento. Así que, nuestra tarea termina siendo predicar a Jesús como Juez justo y a la vez misericordioso.

I. La obra redentora de Jesús testificada vv. 39-41

A. La vida y las obras de Jesús v. 39a  Pedro destaca que él y otros (v. 41) son testigos oculares de la manera en que vivió Jesús entre el pueblo. Este testimonio respalda la afirmación que Jesús es Santo y digno de ser seguido.

B. La crucifixión y muerte de Jesús v. 39b  Pedro dice que Jesús murió no por sus pecados, sino por los pecados del todo el mundo. El justo murió por los injustos para llevarnos a Dios según 1 Pedro 3:18. Es la obra redentora que nos hace posible una relación con Dios. La mención del madero es sin lugar a dudas una mención de Deuteronomio 21:22

C. La resurrección de Jesús vv. 40-41  La resurrección de Jesucristo habla claramente de Su deidad y nos deja en claro que no se trata de cualquier hambre sino Dios en la carne.

  1. Llevado a cabo por Dios v. 40  Pedro enfatiza el hecho que la resurrección de Jesús es por la intervención directa de Dios. No estamos frente a una brujería u otra obra satánica.
  2. Comprobado por muchos testigos v. 41  – I Cor. 15:3-6 dice que hubo muchos testigos oculares para comprobar la resurrección corporal de Jesús. Los espíritus no comen y beben pero Jesús hizo ambos frente a sus discípulos después de su resurrección.

II. La autoridad de Jesús proclamada vv. 42-43

A. El lugar donde se debe manifestar v. 42a  Después de Su resurrección, Jesús mandó a Sus discípulos de dar testimonio y predicar al pueblo. En público, como heraldo, y en privado, dando testimonio por exhortación.

B. El mensaje que tiene que ser advertida v. 42b  Jesús recibió autoridad para juzgar a los vivos y a los muertos. La justicia de Dios en juzgar se amortigua por su misericordia al permitirnos ser perdonados por Su sangre. Todos son culpables delante de Dios, pero algunos van a creer en el testimonio de los seguidores de Jesús para salvación.

C. La esperanza de libertad a pesar de la culpabilidad v. 43 

  1. Hay profecías que respaldan esta verdad.  Hay varios textos de los cuales no podemos está seguros si Pedro se refiere a uno en particular. Como por ejemplo, Is. 49:6, Os. 2:23, Mic. 4:2; 7:18, Mal. 1:11 pero nos vamos a enfocar en uno en particular Os. 13:1-14:4.
  1. La libertad es condicionada por fe en Su Nombre.  Creer en Su nombre es un acto de fe que es precipitada por el testimonio recibido. Sin el testimonio, la Palabra predicada, no puede haber fe. Pero cualquier fe no cuenta porque tiene que ser fe basada en el nombre de Jesús Hechos 4:12.

IMG_20190224_111037568

 

La Conexión Entre la Verdad y la Libertad (Juan 8:31-36)

ver. juan 8.32

Nosotros podemos experimentar verdadera libertad. Hoy por hoy hay mucha duda en cuanto a las afirmaciones de la Biblia. En el mundo pos-modernista en el cual vivimos nosotros, la verdad se cuestiona cuando no se conforma a los pensamientos de otra persona. La tolerancia es una frase cuya definición ha cambiado a significar aceptación de los valores que no comparto y es el mantra de los inconversos. Al profesar que la Biblia es verdad, el creyente sufre las consecuencias negativas. Pero hay una verdad que nos ofrece libertad, y esta verdad es la Palabra de Dios.

Un erudito dijo una vez acerca de la libertad lo siguiente:

“La libertad es asunto de cada persona. El hombre que no defenderá su libertad, no merece su libertad” (Carl McIntire).

Alguien más ha dicho que

“La libertad no se consigue libre de costos, no es gratuita.”

Para el cristiano estos pensamientos se hacen realidad al considerar el alto costo que pagó nuestro Señor Jesucristo para conseguir nuestra libertad. Cristo murió por nuestros pecados para librarnos de la esclavitud del pecado. Pero la salvación es un comienzo de la nueva vida y no su fin.

Hay que reconocer que no es la persona que tome una decisión una vez en la vida que experimenta verdadera libertad, sino él que decide persistir en su fe que encuentra libertad espiritual. Mientras seguimos ciegamente las mentiras de este mundo de tolerancia e incorporamos esta mentira en nuestra forma de vivir, debemos concluir que seguir una ilusión no nos libera sino nos esclaviza. A través de Jesucristo, nosotros podemos experimentar verdadera libertad.

Juan 8:31-36

31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

33 Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: Seréis libres?

34 Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

35 Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.

36 Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

I. La verdadera libertad se encuentra en vivir la vida del discípulo. (V. 31-32)

Nuestro texto dice que Jesús va a empezar a los que creyeron en Él. Pero la conclusión que vamos a tener que sacar es que ellos creyeron en sus afirmaciones de ser el Mesías de su propia manera. No se entregaron a la persona de Jesús.

A. El verdadero discípulo persiste en la palabra. (V. 31) Cuando estudiamos, entendemos y practicamos lo que la Biblia nos dice podemos persistir en la Palabra de Dios. Esta es una condición de ser un verdadero discípulo.  En otras palabras dice Jesús:

“Su lealtad futura a mis enseñanzas confirmará su profesión presente.”  (A. T. Robertson)

Cuando alguien se presenta para la membresía de esta iglesia, se hace basado en su profesión de fe. Pero su persistencia en la aplicación de la Palabra de Dios en su vida cotidiana muestra si es una profesión sincera o no.

B. El verdadero discípulo experimenta la verdad y disfruta de la libertad. (V. 32) La libertad aquí presentada es la libertad de la esclavitud del pecado (Romanos 8:2). Pero esta libertad no nos permite hacer lo que queremos porque tiene confines (Romanos 6:18). La libertad intelectual, moral y espiritual se logra únicamente cuando la oscuridad de la ignorancia, el pecado y la superstición es conquistada por la verdad de Dios que nos santifica (Juan 17:17). Habrá discernimiento entre la verdad y la mentira.

II. El engaño de este mundo es  extremadamente fuerte. (V. 33)

A. La jactancia es resultado del engaño.  Cada judío se jactaba de su descendencia de Abraham pero ellos confiaban en el mero descendencia física (Mateo 3:9).  Dios hizo de los gentiles descendentes espirituales de Abraham (Romanos 9:6).

B. La ceguera es resultado del engaño.  Los judíos se olvidaron de su situación actual. Estaban bajo el yugo de los romanos en aquel momento y había pasados por la esclavitud de los Asirios, los Babilonios, los Persas, y más imperios.

 III. La verdadera libertad se consigue en a través de Jesucristo. (Vs. 34-36)

A. Aparte de Cristo no hay libertad. (V. 34)

B. Sólo el Hijo tiene un lugar permanente. (V. 35)  (Gen. 21:10; Gal. 4:30)

C. Cristo nos quiere hacer hijos por adopción. (V. 36)

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 11 de mayo 2014