Temor de la Soberanía de Dios II (Proverbios 16:1-9)

ver. prov 16.8

Proverbios 16:1-9
1 Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de Jehová es la respuesta de la lengua.
2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus.
3 Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.
4 Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, Y aun al impío para el día malo.
5 Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune.
6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.
7 Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, Aun a sus enemigos hace estar en paz con él.
8 Mejor es lo poco con justicia Que la muchedumbre de frutos sin derecho.
9 El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 16 de feb, 2014

Aún cuando nosotros sabemos que algo nos beneficiará, a menudo no lo implementamos en nuestra vida simple porque tenemos miedo de perdernos una oportunidad importante.

Mientras nos acercamos al pasaje hoy, nos encontramos expuestos a un temor que afecta a muchos cristianos. Es el temor de la soberanía de Dios. Tocamos los primeros tres versículos en la prédica del domingo pasado y dijimos que “El hombre propone pero Dios dispone” en el versículo uno o en otras palabras que la soberanía de Dios le gana a la voluntad del hombre. En Segundo lugar vimos la realidad de que Dios juzga a nuestras motivaciones en el versículo 2 Esto significa que Dios juzga al hombre basado en las motivaciones del corazón. Simplemente, Dios conoce el corazón del hombre.

Quiero seguir hoy con los próximos versículos para ayudarnos evaluar nuestro entendimiento de quién es nuestro Dios y como este entendimiento juega un papel importante en como respondemos a la guía de Dios en nuestras vidas.

Es esencial que pongamos al lado nuestras premoniciones y temores de la soberanía de Dios antes que podamos enfocarnos en la Gran Comisión de Dios.

I. Dios muestra su soberanía sobre cada aspecto de nuestra vida v. 4

A. El designio de Dios es que cada hombre le trae gloria en cada circunstancia (Romanos 11:36).

B. Muchos cristianos fracasan en darse cuenta de que Dios obra según el designio de su voluntad (Ephesians 1:11). 

Dios utilice a los impíos para demostrar que el pecar y el sufrir están ligados.  

II. Dios se opone a nuestra arrogante independencia del Señor. v. 5   

A. Dios odia a nuestro orgullo. Como una razón principal de nuestro fracaso en depender de Dios y su voluntad, el orgullo nos mantiene lejos de una entrega total.

B. Dios juzgará a los arrogantes.  Todas las artimañas del hombre no le quitarán el juico de Dios.

III. Dios desea quitar nuestra culpabilidad. v. 6  

A. La reconciliación proviene como resultado de nuestra  fe en el Señor. Ambos el amor real [chesed] y la fidelidad de un Dios Santo están en vista aquí. La Palabra de Dios es la verdad que no solamente nos guía a Dios, sino también nos sostiene en nuestro diario vivir con el Señor.

B. Una victoria continua sobre el pecado viene como resultado de apartarnos del mal.  Esto es posible solo cuando nosotros estamos mandados a arrodillarnos. Debés de entender que una postura correcta involucrada en el temor de Dios. Los que se describen en las Escrituras como temerosos de Dios siempre se encuentran postrados delante de un Dios Santo. Cuando nos descubrimos por quienes realmente somos captamos la grandeza de nuestro Dios y le adoramos según este entendimiento. Nunca jamás odiará a tu pecado hasta que aprendés a reverenciar al Salvador.

IV. La soberanía de Dios obrando en nuestras vidas puede producir paz con nuestros enemigos v. 7

Literalmente quiere decir que es efectiva nuestra diplomacia. Esta generalización no pone trabas a la persecución del creyente (2 Timoteo 3:12). Porque no es cambie al carácter de nuestros enemigos sino tiene una influencia para bien sobre los con los cuales tenemos contacto en el día y puede reducir la deshonestidad en la comunidad.

poco con justiciaV. Un poco es mucho, cuando Dios esté allí. v. 8

Vivir piadosamente es mejor que gran ganancia (Pr. 15:16) Desde que todos nosotros apareceremos y daremos cuenta delante de nuestro Dios soberano debemos darnos cuenta de que estaremos juzgados basado, no en las posesiones que logramos tener, sino en lo que hicimos para Cristo. Ganancia deshonesta trae juicio mientras tener un poco logrado honestamente es mejor.

VI. El Dios soberano determina nuestros pasos. v. 9

Esto es a la vez ambos positivo y negativo en su aplicación. Cuando elegimos nuestro propio camino nuestro Dios soberano prevalece contra nuestros planes para guiarnos por la senda que él tiene para nosotros. Cuando andemos con el Señor, aún cuando el destino no es cierto, el Señor nos guía en el camino y nuestros planes se cumplen (Gen. 24:27).

soberania de DiosConclusión: Sentirte temor en cuanto a la soberanía de Dios y su guía en nuestra vida es un temor sin base alguno. Cuando reconocemos a Dios por quien verdaderamente es, y le permitimos tener control absoluto de nuestro ser es cuando recién tenemos la oportunidad de cumplir con su propósito en nuestra vida. Dios no te mantendrá lejos de las cosas que son para tu bien y es cierto que no te va a arruinar la vida. Él desea bendecirte ricamente mientras le servís con todo tu ser. No hay nada para temer de reverenciar a un Dios Santo.

Temor de la Soberanía de Dios (Proverbios 16:1-9)

Proverbios 16:1-9
1 Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de Jehová es la respuesta de la lengua.
2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus.
3 Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.
4 Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, Y aun al impío para el día malo.
5 Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune.
6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.
7 Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, Aun a sus enemigos hace estar en paz con él.
8 Mejor es lo poco con justicia Que la muchedumbre de frutos sin derecho.
9 El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 9 de feb, 2014
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=8K9Xyu8RQCs]

Aún cuando nosotros sabemos que algo nos beneficiará, a menudo no lo implementamos en nuestra vida simple porque tenemos miedo de perdernos una oportunidad importante.

Mientras nos acercamos al pasaje hoy, nos encontramos expuestos a un temor que afecta a muchos cristianos. Es el temor de la soberanía de Dios. Tocamos los primeros tres versículos en la prédica del domingo pasado y dijimos que “El hombre propone pero Dios dispone” en el versículo uno o en otras palabras que la soberanía de Dios le gana a la voluntad del hombre. En Segundo lugar vimos la realidad de que Dios juzga a nuestras motivaciones en el versículo 2 Esto significa que Dios juzga al hombre basado en las motivaciones del corazón. Simplemente, Dios conoce el corazón del hombre.

Quiero seguir hoy con los próximos versículos para ayudarnos evaluar nuestro entendimiento de quién es nuestro Dios y como este entendimiento juega un papel importante en como respondemos a la guía de Dios en nuestras vidas.

Es esencial que pongamos al lado nuestras premoniciones y temores de la soberanía de Dios antes que podamos enfocarnos en la Gran Comisión de Dios.

I. Dios muestra su soberanía sobre cada aspecto de nuestra vida V. 4

A. El designio de Dios es que cada hombre le trae gloria en cada circunstancia (Romanos 11:36).

B. Muchos cristianos fracasan en darse cuenta de que Dios obra según el designio de su voluntad (Ephesians 1:11). 

Dios utilice a los impíos para demostrar que el pecar y el sufrir están ligados.  

II. Dios se opone a nuestra arrogante independencia del Señor. V. 5   

A. Dios odia a nuestro orgullo. Como una razón principal de nuestro fracaso en depender de Dios y su voluntad, el orgullo nos mantiene lejos de una entrega total.

B. Dios juzgará a los arrogantes.  Todas las artimañas del hombre no le quitarán el juico de Dios.

III. Dios desea quitar nuestra culpabilidad. V. 6  

A. La reconciliación proviene como resultado de nuestra  fe en el Señor. Ambos el amor real [chesed] y la fidelidad de un Dios Santo están en vista aquí. La Palabra de Dios es la verdad que no solamente nos guía a Dios, sino también nos sostiene en nuestro diario vivir con el Señor.

B. Una victoria continua sobre el pecado viene como resultado de apartarnos del mal.  Esto es posible solo cuando nosotros estamos mandados a arrodillarnos. Debés de entender que una postura correcta involucrada en el temor de Dios. Los que se describen en las Escrituras como temerosos de Dios siempre se encuentran postrados delante de un Dios Santo. Cuando nos descubrimos por quienes realmente somos captamos la grandeza de nuestro Dios y le adoramos según este entendimiento. Nunca jamás odiará a tu pecado hasta que aprendés a reverenciar al Salvador.

IV. La soberanía de Dios obrando en nuestras vidas puede producir paz con nuestros enemigos V. 7

Literalmente quiere decir que es efectiva nuestra diplomacia.

V. Un poco es mucho, cuando Dios esté allí. V. 8

Vivir piadosamente es mejor que gran ganancia.

Desde que todos nosotros tendremos que presentarnos y dar cuenta delante de nuestro Dios soberano debemos darnos cuenta de que estaremos juzgados basado no en las posesiones que logramos tener, sino lo que hicimos para Cristo.

VI. El Dios soberano determina nuestros pasos. V. 9

Esto es a la vez ambos positivo y negativo en su aplicación. Cuando elegimos nuestro propio camino nuestro Dios soberano nos guía por la senda que él tiene para nosotros. Cuando andemos con el Señor, aún cuando el destino no es cierto, el Señor nos guía en el camino. Gen. 24:27

Conclusión: Sentirte temor en cuanto a la soberanía de Dios y su guía en nuestra vida es un temor sin base alguno. Cuando reconocemos a Dios por quien verdaderamente es, y le permitimos tener control absoluto de nuestro ser es cuando recién tenemos la oportunidad de cumplir con su propósito en nuestra vida. Dios no te mantendrá lejos de las cosas que son para tu bien y es cierto que no te va a arruinar la vida. Él desea bendecirte ricamente mientras le servís con todo tu ser. No hay nada para temer de reverenciar a un Dios Santo.

ver. prov 16.2

Escogiendo El Camino De La Sabiduría

Estudio de Proverbios: Lección 13

Escogiendo El Camino De La Sabiduría

El libro de Proverbios nos presenta dos caminos. Yo tengo que escoger (o ya he escogido) uno de estos dos. Es una decisión muy importante, porque el camino por el cual transito, determinará la dirección de mi vida y mi destino en la próxima vida. El libro de Proverbios presenta dos senderos (ver nuevamente el debate en el Capítulo 2 de estos estudios). Hay un sendero por el que transita un hombre sabio y hay un sendero por el cual transita un necio. Al escoger y tomar una decisión, aprendimos que hay dos MUJERES que nos llaman y nos invitan a lo largo del camino de la vida: la MUJER SABIDURÍA  (Proverbios 1:20 y 9:1-4) y la MUJER MUNDANA Y MALA (Proverbios 9:13-18). ¿A cuál escucharemos? La MUJER SABIDURÍA dice, “…todos los que me aborrecen aman la muerte”(Proverbios 8:35-36). Sí, hay quienes encuentran vida y hay quienes aman la muerte. ¿Cuál será tu elección?  Seguir leyendo…

two-paths

Proverbios, lección 3 – El Perezoso

¿Deseás hacer más y realizar más cosas durante el día? ¿Querés tener éxito en la vida o querés ser un fracaso? ¿Querés aprovechar mejor tú tiempo? ¿Sos de las personas que usualmente esperan hasta el último minuto para estudiar para una prueba o preparar realizar una tarea?  ¿Tenés a veces problemas con la pereza? Sos a veces reacio para actuar o para trabajar, simplemente porque no tenés ganas?

 

Ve a la hormiga, oh perezoso,
Mira sus caminos, y sé sabio;
” (Prov. 6:6)

hormigas

 Dios tiene un mensaje especial para EL PEREZOSO. Puesto que en cierta medida todos nosotros tenemos este problema, todos necesitamos prestar atención a este mensaje. Un perezoso es una persona floja—que preferiría hacer cualquier cosa, menos trabajar. Lo opuesto a un perezoso es una persona diligente, industriosa, esforzada. Otra palabra que describe a un PEREZOSO es la palabra “holgazán.” La palabra “perezoso” se usa para describir a una persona que se mueve con lentitud y que gusta tomar las cosas con calma.

 Dios quiere que el PEREZOSO vaya a un animal para aprender de él una lección. ¿Cuál es este animal (Prov. 6:6)? ____________________ La próxima vez que veás a este pequeño animal, observalo por un rato. ¿Has visto a esta criatura durmiendo? _____ ¿Has visto a esta criatura tomar las cosas con calma? _____ ¿Has visto a este animal sentado ociosamente en una hoja, sencillamente relajándose? __________ Las hormigas siempre parecen atareadas. Siempre parecen estar trabajando. Y aunque son muy diminutas (Prov. 30:25), logran mucho. ¿En qué ocupan las hormigas la mayor parte de su tiempo (Prov. 6:8)?________________________ Hay un grupo de hormigas llamadas “hormigas graneros”. Ellas en realidad juntan granos. Cuando la semilla de muchas plantas madura, estas hormigas las recogen y las traen al nido. Las hormigas comen una parte de esa semilla. Pero también guardan semillas en el nido. De esta manera siempre tienen comida, aún cuando no pueden encontrar semillas frescas. Trabajan duro, pero bien vale la pena.

 ¿Qué le gusta hacer al PEREZOSO (Prov. 6:9-10)? _______________ ¿Quiere dormir mucho rato más o un poco más (Prov. 6:10; 24:33)? ________________________ ¿Has visto esos despertadores que tienen un “botón de dormitar”? Suena la alarma y puedes presionar el botón de dormitar y la alarma se detiene, pero en diez minutos más la alarma sonará de nuevo. Te permite dormir un poco más. El problema es que muchas personas presionan una y otra vez ese botón y los “diez minutos” de cabeceo terminan en mucho tiempo perdido. Los pequeños minutos se suman. Supongamos que separaras solo diez minutos diarios para leer tu Biblia. En una semana esos diez minutos sumarían ¿cuánto tiempo? ___________________ ¿Es malo dormir? ________ ¿Necesitamos dormir? __________ El problema se presenta cuando una persona duerme cuando en realidad debería estar haciendo otra cosa. En Prov. 10:5, ¿qué debería estar haciendo el que está durmiendo? ___________________________ Hay un tiempo para dormir y hay un tiempo para trabajar. El PEREZOSO duerme durante las horas de trabajo. ¿Una persona que trabaja esforzadamente disfruta dormir según Eclesiastés 5:12? ______ ¿Gustaba dormir indebidamente el Señor Jesucristo o era diligente en aprovechar bien el día (Marcos 1:35)? ___________________________________

Considera Prov. 10:26. ¿Te gusta tener humo en los ojos? _____ ¿Te agrada lo que el vinagre hace a tus dientes? ______ ¿Te molestan estas cosas? ______ ¿Te alteran estas cosas? ______ La gente reacciona de igual manera cuando envían a un perezoso a hacer alguna diligencia o cuando dan a un vago una tarea. ¿Por qué pensás que se molestan y alteran y enojan? ____________________________________ ¿Se molesta la gente por su flojera? _____

El hombre vago es descrito en Prov. 12:27, “El indolente ni aun asará lo que ha cazado; Pero haber precioso del hombre es la diligencia.”   ¿Tenía este hombre suficiente energía para cazar? ________ ¿Tenía suficiente energía para preparar y cocinar el animal que había cazado? _______ Este versículo nos dice que la gente floja comienza cosas, pero ellos no PERSEVERAN y terminan lo que han comenzado. ¿Cuántos proyectos y actividades comenzás y luego no terminás? Muchas veces tenemos mucha energía para comenzar algo, pero no CONTINUAMOS y TERMINAMOS. ¿PERSEVERA Dios Y TERMINA lo que ha comenzado (Filipenses 1:6)? _______

 Considera Prov. 14:23, “En toda labor hay fruto; Mas las vanas palabras de los labios empobrecen.” Qué es provechoso–¿hablar sobre hacer algo o hacerlo? __________ No hablás solamente, ¡HACELO! Es el trabajo duro lo que trae recompensas y provecho. Otro problema que tenemos muchos de nosotros es la DILACIÓN (dejar para más tarde algo que debe ser hecho AHORA, posponer un deber actual). ¿Por qué esperamos hasta la noche antes de empezar a hacer un trabajo para el otro día? ¿Por qué esperamos hasta el último minuto para estudiar para un examen, cuando podríamos haber comenzado a mirar la materia hace semanas?

 Todos nosotros somos básicamente flojos y tenemos la tendencia de dejar las cosas difíciles para más tarde y hacemos primero las cosas fáciles.  Si la diligencia y el trabajo esforzado son virtudes y agradan a Dios, ¿por qué decimos muchas veces a los demás: “¡Tomalo con calma!” “No trabajás tanto”? ¿Queremos realmente que nuestros amigos sean flojos? La pereza paga malos salarios. De acuerdo con Prov. 20:4, ¿por qué no cosecha nada el perezoso? ___________________________ Si un hombre no siembra, ¿podrá cosechar? ______ (ver también 2 Corintios 9:6). Por lo general, obtendremos en la vida según lo que hemos invertido. Si inviertes poco esfuerzo y trabajo en algo, recibirás poco en retribución. Si trabajas duro, cosecharás los beneficios.

 ¿Desea muchas cosas la persona perezosa (Prov. 13:4)? _____ ¿Alcanza las cosas que desea (Prov. 13:4)? ______ ¿Qué clase de persona quiere Dios que seas (Prov. 13:4)? ___________________________

 Desear solamente no es suficiente. Podés desear mejores notas en el colegio. Podés desear lograr un buen trabajo. Podés desear ganar cierta cantidad de dinero. Desear está bien, pero necesitamos que poner algún empuje y sudor y afán y esfuerzo en la vida para lograr que los deseos se hagan realidad. Dios produce en el corazón del creyente (ver Filipenses 2:13), no solo el QUERER (“desear”) sino también el _____________ por Su buena voluntad. Es importante desear, pero el desear no es suficiente. QUERER y HACER, ambas cosas son necesarias.

 Considera al segundo hijo descrito en Mateo 21:28-30. ¿Deseaba él (v.30)? ______ ¿Tenía buenas intenciones? ______ ¿Son las buenas intenciones todo lo que necesitamos? ______

    •  ¿Puedes pensar en cómo puedes ser más diligente en tu casa?
    • ¿Puedes pensar en cómo puedes ser más diligente en el colegio?
    • ¿Puedes pensar en cómo puedes ser más diligente en la Iglesia?

Supongamos que te piden hacer algo que requiere cierta cantidad de esfuerzo, trabajo y diligencia. Coloca una marca ante las cosas que te deben hacer decidir si debes hacerlo, y coloca una “X” ante las cosas que no deben determinar tu decisión:

_______ ¿Me gusta hacer esto?

_______ ¿Me da la gana de hacerlo?

_______ ¿Soy yo el responsable de hacerlo?

_______ ¿Hay otras cosas que preferiría hacer?

_______ ¿Es obligación mía hacerlo?

_______ ¿Me conviene a mí y a otros que yo haga esto?

_______ ¿Me arrepentiré si no lo hago?

_______ ¿Agradará a Dios?

Que el Señor nos ayude a trabajar con ahínco y a realizar mucho para la gloria de Dios y para el beneficio de otros. La verdadera felicidad viene a la persona que sirve con diligencia a Dios y a otros. ¿De qué maneras sirves a Dios? ¿De qué maneras sirves a otros?

Libro de Proverbios – Introducción

proverbios

¿Quién escribió el libro de Proverbios (Proverbios 1:1)? _________

¿Quién fue el padre de este hombre (1 Reyes 2:1-3)? _________

Salomón tuvo un padre piadoso que temía al Señor y sirvió bien al Señor. Cuando David fue anciano, él dio a su hijo Salomón un consejo muy importante (leer 1 Crónicas 28:9):

  1. CONOCE AL SEÑOR
  2. SIRVE AL SEÑOR
  3. BUSCA AL SEÑOR (y no lo olvides)

Después de la muerte de David, Salomón llegó a ser rey sobre todo Israel. En 1 Reyes 3:5 Dios hizo a Salomón una asombrosa propuesta. Dios dijo, “Pide lo que quieras que yo te dé” (1 Reyes 3:5). Si Dios te dijera esto a ti, ¿qué quisieras que Dios te diera? ______________Salomón pidió la sabiduría (1 Reyes 3:9-12) ¿Qué más le dio Dios como bonificación (1 Reyes 3:13)? ______________ (Los que ponen en primer lugar las cosas primeras, nunca pierden. Ver Mateo 6:33) Salomón fue un hombre que recibió sabiduría de Dios. Dios dio a Salomón mucha sabiduría para escribir tres libros del Antiguo Testamento, incluyendo PROVERBIOS, Eclesiastés y el Cantar de los Cantares. El rey Salomón escribió la mayor parte del libro de Proverbios, pero no todo. Por ejemplo, los últimos dos capítulos de Proverbios no fueron escritos por Salomón (ver Proverbios 30:1 y 31:1).

¿Qué es un Proverbio?

Un Proverbio es un dicho corto y sabio que es usado durante mucho tiempo por mucha gente. En español tenemos muchos proverbios comunes. Por ejemplo: 1) Más vale tarde que nunca. 2) Más vale prevenir que curar. El libro de Proverbios es una colección de dichos cortos y sabios. Cada capítulo contiene muchos proverbios. Por lo general, cada versículo es un proverbio. De modo que el Capítulo 13 tiene 25 versículos y 25 proverbios. ¿Cuántos proverbios dijo Salomón (1 Reyes 4:32)? _________ El libro de proverbios contiene muchos de los proverbios de Salomón, pero no todos. (El libro de los Proverbios solamente tiene un total de 915 versículos). El Señor sabía cuales proverbios debían formar parte de Su Biblia. Un proverbio es una verdad dicha de manera fácil de recordar. Las enseñanzas de los proverbios son MORALES. Esto significa que cada proverbio pone en claro lo que está BIEN y lo que está MAL. Considera Proverbios 15:1. ¿Qué está bien? _________________________ ¿Qué está mal? _____________________ Considera Proverbios 15:18. ¿Qué está bien? ___________________ ¿Qué está mal? __________________________

Un proverbio bíblico es un dicho corto que debe regular y gobernar la vida de un creyente. Los proverbios nos enseñan cómo vivir: qué hacer y qué no hacer. El tema del libro de Proverbios es la SABIDURÍA.  ¿Hay alguna diferencia entre conocimiento y sabiduría? ¿Puede una persona saber muchas cosas y no ser sabia? ______________ ¿Puede una persona tener conocimiento pero fracasar en usar ese conocimiento y fracasar en poner por obra ese conocimiento? _____________ El libro de Proverbios trata con la SABIDURÍA PRÁCTICA—sabiduría que nos ayuda en nuestra vida diaria. Un versículo clave del libro de Proverbios se encuentra en el primer capítulo, versículo 7: “El _________________ de la sabiduría es el ___________ de Jehová; Los _________________ desprecian la sabiduría y la enseñanza.”

Este versículo habla de dos clases de personas—los que temen a Dios y los que no le temen:

LOS QUE TEMEN A DIOS LOS QUE NO TEMEN A DIOS
Temen desagradar a DiosEstán conscientes de DiosIncluyen a Dios en sus pensamientos y planes

Respetan y honran a Dios por lo que ÉL es

Toman en serio la Palabra de Dios

Solo se preocupan de agradarse a sí mismosIgnoran a DiosDios está fuera de sus planes y pensamientos

Pretenden que Dios no existe

No les importa la Palabra de Dios

Si una persona desea verdadero conocimiento y sabiduría, tiene que COMENZAR con el temor del SEÑOR (Proverbios 1:7). El temor del Señor es la puerta que lleva a la casa de la sabiduría:

casa de sabiduria

Una persona no puede entrar en la casa de la sabiduría a menos que pase por la puerta. ¿Has entrado a la casa de la sabiduría? Los que entran en la casa de la SABIDURÍA encontrarán que el libro de Proverbios está lleno de mucha ayuda y sabiduría práctica para el diario vivir. Los que rechazan entrar en la casa de la sabiduría tendrán poco uso para el libro de Proverbios. Para ellos no será más que una colección de dichos cortos que tienen poco significado. PARA CONOCER LA SABIDURÍA UNO TIENE QUE CONOCER AL DIOS DE TODA SABIDURÍA.

http://iglesiabautistapilar.org/estudios-biblicos/el-libro-de-proverbios/

 

Este Estudio Bíblico es publicado por Middletown Bible Church, 349 East Street, Middletown, Connecticut 06457 (U.S.A.) y ha sido modificado.