Los Peligros que Corre un Corazón de Doble Ánimo (Hechos 7:40b-43)

No sirve tan solo vivir una vida religiosa si tu corazón no está entregado a Dios. Los israelitas volvieron a Egipto, y la esclavitud que estaban allí en sus corazones. Sin embargo, la pregunta que debemos hacernos a nosotros mismos mientras estudiamos estos versículos es: ¿hacia dónde corro yo? ¿Estoy corriendo hacia Dios, lo estoy buscando y sirviendo, o estoy corriendo en la dirección de mi propia elección? Mantenga la respuesta a esa pregunta en su mente, a medida que continuamos en nuestro estudio.

golden-calf-paintingLos israelitas anhelaban volver a su antiguo estilo de vida en Egipto. Querían sus ídolos y ceremonias, en lugar de este nuevo Dios. Anhelaban la vida más fácil de la esclavitud en lugar de la vida más difícil de la fe.
La gente lucha con eso hoy. Le gustan sus pecados y, francamente, no quiere cambiar. No ve nada malo en ello. Sin embargo, lo que no ve es la esclavitud a la que está sometida en ese momento. Ellos están justo donde el enemigo los quiere. Proverbios 14:12 nos dice que “hay camino que al hombre le parece derecho, pero su fin es camino de muerte”.
Engañaron a Aarón para elaborarlos un ídolo con forma de becerro, que en ese momento era de moda en Egipto. Así que, ellos habían dado la espalda totalmente a Dios no tan solo con sus corazones. Ellos rebelaron contra el mismo Dios que los había librado, apenas unas semanas antes.
Tenían su becerro, hacían sus sacrificios, procedían a quitarse toda la ropa y bailar alrededor de la estatua. Esta orgullosa nación judía, que fue el pueblo elegido de Dios, se equivocó. Esteban argumenta que no es suficiente vivir una vida religiosa si el corazón no está entregado a Dios.

I. Las tendencias idolatras del pueblo remarcadas (vv. 40b-41) 

A. Buscaron un reemplazo por Moisés, el líder asignado por Dios v. 40b Por más que los acusadores alababan, veneraron, y guardaban la reputación de Moisés, ellos eran responsables por no obedecer a la ley de Moisés por su propia idolatría de corazón (6:13-14).

B. Elevaron sus propias creaciones al nivel Dios v. 41 La idea de un becerro en la idolatría está bien registrada (I Reyes 12:28). Dios detestaba esta rebelión de corazón (Oseas 8:4-6). Por implicancia daba a entender que un Dios pudo ser hecho con manos humanas y adoptados por elección propia (Isaías 44:9-20).

II. Las consecuencias de la idolatría detalladas (vv. 42-43)

A. Dios les dio rienda suelta para seguir a sus ídolos (v. 42ª) De igual manera que ellos volvieron en sus corazones de Dios (v. 39), Dios los abandonó a sus pasiones y los entregó a las mismas (Romanos 1:24, 26, 28).

B. Los idólatras llevan una doble vida (v. 42b-43ª) La cita es de Amós 5:25-27 donde Amós dice que no tan solo implicaba una adoración a Dios sino una entrega de corazón a Él. Esteban argumenta que ellos adoraron a Dios boca afuera pero sus corazones estuvieron adorando a otros dioses (Isaías 29:13). En Deuteronomio 4:19 Moisés había advertido al pueblo judío contra la adoración de los cuerpos celestiales. Pero en Jeremías 8:2 vemos que llegó a ser pecado para el pueblo de Israel.

C. Sufren un desplazamiento repentino (v. 43b) En vez de destruir al pueblo por completo, Dios propuso disciplinar severamente a los rebeldes condenándolos al cautiverio en Babilonia para que pudieran ver las verdaderas consecuencias de la idolatría de corazón.

predica hechos copy

El Líder Dado por Dios (Hechos 7:37-40)

Solo el libertador dado por Dios nos puede salvar de nuestras rebeliones.

napoleon_crossing_the_alps_-_malmaison2Se escucha contar la historia sobre un mariscal en el ejército de Napoleón, un hombre que estaba devoto y totalmente unido a él, que recibió una herida mortal en batalla. A medida que se acercaba los últimos momentos y él yacía moribundo en su tienda, envió a su líder. Napoleón vino a verlo. El pobre hombre creía que su emperador podía hacer cualquier cosa. Tal vez incluso buscó ponerlo en el lugar de Dios. Así que le rogó seriamente a su líder que le salvara la vida. El emperador cabeceó la negativa y tristemente se dio vuelta. Pero mientras el hombre moribundo sintió que la mano fría y despiadada de la muerte lo arrastraba irresistiblemente detrás de la cortina del mundo invisible, todavía se escuchaba gritar: “¡Sálvame, Napoleón! ¡Sálvame! ”En la hora de su muerte, ese soldado descubrió que ni siquiera el poderoso Napoleón podía darle vida física.
14__stephen_martyred_jpegEl mensaje de Esteban al Sanedrín fue este. Ni Abraham, ni José, ni Moisés pudieron salvarlos. Solo el profeta que Moisés les dijo que vendría podría hacerlo. Él, siendo el Hijo de Dios, se ofreciera como el sacrificio adecuado por sus pecados. Solo Él podía salvarlos, y estaban a punto de rechazarlo al igual que Moisés fue rechazado.

Esteban es un hombre con el que nos hemos familiarizado en las últimas semanas. Era un hombre de fe y de sabiduría que se había convertido en una vasija usado por Dios para derramar su Espíritu. Dios había bendecido a Esteban con la capacidad de proclamar la verdad, y él se encontró en Jerusalén haciendo precisamente eso.
El problema era que no todos querían escuchar este mensaje acerca de la salvación a través de Jesús. Algunas personas se enojaron, y Esteban termina frente al Sanedrín, las autoridades locales, enfrentando cargos de blasfemia. Bajo la dirección del Espíritu, Esteban comienza a compartirles el mensaje de la salvación, mezclado con una muy buena defensa forense de los cargos en su contra. Esteban repasa la lista de los famosos patriarcas judíos, comenzando con Abraham y José. La semana pasada, vimos a Esteban pasar mucho tiempo hablando de Moisés. Continuamos hoy con la vida de Moisés como un líder dado por Dios quien señaló bien al verdadero libertado quien iba de venir más tarde. Es que ellos no quisieron arrepentirse de sus rebeliones.

I. Moisés predijo la venida del verdadero libertador (v. 37) Hasta el momento en que Juan el Bautista y Jesús aparecieron en escena, Moisés fue el profeta más grande en la historia de la nación de Israel. Moisés les dijo que vendría otro aún más grande.
El pasaje de las escrituras que Stephen está citando aquí proviene de Deuteronomio capítulo 18, versículo 15. Jesús fue ese profeta. Así como los judíos rechazaron a Moisés la primera vez que vino a los israelitas, ellos también rechazaron a Jesús. Pero Moisés agrega que a Jesús ellos van a prestar atención (a él oiréis). Esta profecía es para cumplirse todavía.

II. Moisés fue testigo de todo lo que Dios le reveló (v. 38) Dios le dio su Palabra viva a la nación de Israel, sellando y apartándolos así como su pueblo particular. La palabra revelada a Moisés es una figura de lo que existe en la presencia de Dios. La congregación de aquel entonces (ekklesia) es diferente de la congregación de la Iglesia que se ve desarrollado en el NT.

III. Moisés enfrenta la rebelión del pueblo no convencido (vv. 39-40)  El versículo 39 nos dice que se negaron a obedecer a Dios. En el fondo mismo de nuestras creencias, al final de todo, está el principio de la obediencia a Dios. Dios no quiere que salgamos a elegir nuestra propia dirección; Él desea que corramos en la suya. Los israelitas anhelaban volver a su antiguo estilo de vida en Egipto. Querían sus ídolos y ceremonias, en lugar de este nuevo Dios. Anhelaban la vida más cómoda de la esclavitud en lugar de la vida más ardua de la fe. El pueblo demandó de Aarón un becerro y ellos empezaron a adorarlo. A pesar de su rebelión Dios fue fiel a su pacto con Abraham y no les rechazó como Su pueblo.

predica hechos copy

Acercamiento al Cumplimiento de la Promesa de Dios (Hechos 7:17-36)

Dios ofrece redención en la Persona de Jesucristo. Muchos de los que estamos hoy aquí hemos tenido, o aún tenemos, muchos problemas en nuestras vidas. Estamos bajo un estrés constante por una cosa u otra: tal vez nosotros o alguien a quien conocemos y amamos esté extremadamente enfermo; o nuestras finanzas son un poco inestables; o una relación significativa en nuestra vida está perturbada; o nos encontramos atrapados en un comportamiento que sabemos que está mal, pero parece que no podemos sacudirlo; o estamos lidiando con alguna otra crisis mental, emocional o espiritual.
Podrían ser cualquiera de las mil y una cosas que nos afligen, pero el resultado es que nos sentimos cansados; o nos encontramos enojados con otras personas por casi ninguna razón o, incluso más comúnmente, nos sentimos incapaces de pensar bien o hacer lo que creemos que son cosas buenas. ¿Entonces qué hacemos al respecto?
Mucha gente no hace nada. Simplemente viven en su rutina asumiendo que, por alguna razón, la miseria que sienten está destinada a ser su destino en la vida.
Luego están los que adoptan un enfoque más proactivo y emplean muchas estrategias diferentes para “arreglarse” a sí mismos a medida que abordan los problemas en su vida. Su búsqueda de una solución los lleve a uno de los muchos medios de escapismo: demasiada televisión, abuso de sustancias, exceso de comida o la inmersión total de uno mismo en el trabajo. Sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos, estas mismas personas se encuentran tan cansadas e infelices como las que no han hecho nada.
Tal vez, como último esfuerzo, algunas personas se dirigen hacia la religión. Recurren a los valores y principios enseñados por algún pastor, predicador o maestro de escuela dominical. Eso es lo que Pablo hizo. En la segunda mitad de Romanos 7 descubrimos que Pablo se volvió hacia RELIGION (con todas sus reglas, rituales, regulaciones y requisitos), solo para descubrir que la religión tampoco funcionaba. Pablo descubrió que el bien que le gustaría hacer no lo hizo y el mal que no quería hacer terminó por hacerlo de todos modos. ¿Alguna vez has sentido como si hubiera algún tipo de guerra dentro de ti? ¿Alguna vez te has encontrado diciendo con Paul: “¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” Nos dice que todos sus esfuerzos por limpiar su acto solo lo dejaron sintiéndose frustrado. Su única súplica fue esta: “¿Quién me salvará?” “¿Quién me liberará de esta vida que está dominada por el pecado?” “¿Quién me librará?” Después Pablo responde a su propia pregunta: “¡Gracias a Dios! La respuesta es una relación Jesucristo nuestro Redentor”.

En nuestro texto hoy, vemos la estrategia de Esteban de demostrar que Dios llama y utiliza a personas que en gran manera termina siendo rechazadas por las demás personas para demostrar Su soberanía y la necesidad de someternos a Su voluntad para ser rescatados o redimidos. Moisés será utilizado en su día para librar al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Él termina siendo un tipo de redentor que apunta al futuro Redentor definitivo del pueblo. Dios ofrece redención en la Persona de Jesucristo.

I. Moisés, el líder que no debe de ser vv. 17-22

A. Su nacimiento con sus circunstancias vv. 17-20  Moisés nunca debe de haber nacido o vivido más de tres meses. Pero Dios intervino para salvarle la vida al poner en el corazón de sus padres el deseo de mantenerlo vivo.

B. Su crianza con su entorno v. 21  El rescate por una princesa de Egipto es una demostración del poder de Dios para cambiar las circunstancias de nuestras vidas para lograr Sus propósitos.

C. Su educación con sus resultados v. 22  Por más que Moisés mismo da testimonio de que es básicamente tartamudo, aquí nos hace entender que era una excusa por no cumplir con la voluntad de Dios.

II. Moisés, el líder rechazado vv. 23-29

A. Un intento de relacionarse más con su pueblo vv. 23-25  Dios puso en el corazón de Moisés el deseo de intervenir en las vidas de los Israelitas.

B. Una candidatura de reconciliador negado vv. 26-29  Por más que Moisés sintió una necesidad de intervenir, el pueblo lo rechaza.

III. Moisés, el líder definitivo vv. 30-36  

A. Una experiencia con Dios fuera de lo común vv. 30-34  Al experimentar la presencia de Dios en la zarza ardiente, Moisés tiene un contacto personal con Dios que lo prepara para ser líder del pueblo en buscar a Dios.

B. Un llamado por Dios a pesar de su trasfondo vv. 35-36  Dios insista en usar al pobre Moisés para redimir al pueblo y así ser un tipo de Cristo quien iba de venir más adelante.

 

PREDICA hechos square copy

La Picadura del Pecado (Juan 3:8-15)

TaipanUn muchacho australiano de 17 años de edad, se encontró en estado grave tras ser mordido por lo que la mayoría de los expertos de reptiles creen que es el serpiente más venenosa del mundo.

Según el Sydney Morning Herald, el niño fue internado en un hospital de la localidad de Kurri Kurri con una picadura de serpiente en su mano izquierda. La serpiente, que fue llevado aún viva al hospital por el amigo del muchacho, fue identificada como un Taipan del interior o serpiente feróz. La serpiente es nativa del oeste de Nueva Gales del Sur, a unos 600 kilómetros de donde el muchacho fue mordido.

Un portavoz del zoológico de Taronga en Sydney dijo al periódico que una gota del veneno de la serpiente “puede matar a 100 hombres adultos y 250.000 ratones”. Julie Mendezona, jefe cuidador del zoológico en el Parque Australiano de Reptiles, dijo al diario que las denuncias de las picaduras de Taipan del interior son extremadamente raras, y que ha habido cerca de 100 en toda la historia de Australia. Una mordedura, de manera efectiva “inicia el cierre de la función de los mensajes que van al cerebro, a los órganos vitales, sus pulmones y su corazón e incluso sus músculos”, dijo. “Por lo tanto, la parálisis es generalmente lo que sucede con el paciente. Debido a que puede actuar con tanta rapidez, siendo neurotóxica, es lo que hace que sea un animal tan letal. Puede matar a alguien dentro de quizás 45 minutos. Ha habido informes de personas que sufren los efectos de veneno dentro de media hora también. Barry Martin, un cazador veterano de serpientes que fue llamado para identificar el Taipan del interior, dijo al Daily Telegraph que se conoce también como una “serpiente feroz”. “Ellos [solía ser] llamado el ‘serpiente de dos pasos’, en manera de que muerde, te da dos pasos y ya estás muerto”, dijo.
Mientras la serpiente feroz se considera la serpiente más venenosa del mundo, el hombre se encuentra afectado por la picadura de la serpiente vieja y en peligro de morir a causa de sus efectos. Por supuesto hago referencia al pecado que ha envenenado a toda la raza humana. La única esperanza es un remedio eficaz. Jesucristo quiere ser este remedio.

Juan 3:8-15
8 El viento* sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.

12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?

13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.

14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,

15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

*Juan 3:8 La misma palabra griega significa tanto viento como espíritu.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 16 de diciembre, 2012

grabar.descargarESCUCHAR/DESCARGAR mp3

I. El espíritu de Dios obra como el viento. Vs. 8-10
En el primer ejemplo terrenal Jesús compara la salvación al nacimiento nuevo. En la segunda ilustración usa la idea del viento.

A. El Espíritu es un viento. (v. 8)  En griego la misma palabra se usa para Espíritu y viento. Esto implica que el Espíritu obra de manera libre. I Cor. 12:11

viento

B. Estas verdades se revelan espiritualmente. (v. 9)  El estado espiritual de Nicodemo se ve claramente en su respuesta a Jesús. Por la falta de entendimiento de las cosas espirituales Jesús lo reprende por pretender ser un maestro de la ley. Es un hombre natural y no discierne las cosas espirituales. I Cor. 2:14

C. Este ejemplo no es algo nuevo. (v.10)  Debería haber entendido estas verdades por lo que enseña Ez. 37.

II. Jesús nos enseña verdades de lo alto. Vs. 12-13

A. Las ilustraciones son simplistas para nuestro entender. (v. 12)  Es algo familiar, pero hay verdades más profundas para los que las busquen.

B. Jesús revela desde lo alto las verdades acerca de Dios.  (Pr. 30:4, Deut. 30:12; Rom. 10)

III. El remedio perfecto por la picadura del pecado. Vs. 14-15

A. El ejemplo dado por Moisés. (Num. 21:6-9)

B. La aplicación es a través de la fe. (v. 15)

moises y serpiente