Una Actitud de Gratitud (1 Tes 3:9-10)

1 Tes 3:9-10
9 Por lo cual, ¿qué acción de gracias podremos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos gozamos a causa de vosotros delante de nuestro Dios,
10 orando de noche y de día con gran insistencia, para que veamos vuestro rostro, y completemos lo que falte a vuestra fe?

 

1 Tes copy La gratitud es una actitud que proviene de un corazón que reconoce a Dios como a cargo de toda circunstancia en nuestras vidas. Es demasiado fácil de tomar para uno mismo el prestigio y honra cuando las cosas salen bien y de acusar a otros cuando las cosas salen mal. En las experiencias de la vida cotidiana uno puede aceptar con facilidad el alabo de la gente y a la misma vez disculparse cuando las circunstancias no salen como uno espera.

El Apóstol Pablo asegura a los tesalonicenses que él sabe bien de sus luchas y las circunstancias adversas que estuvieron enfrentando. El Apóstol mismo les hace saber que él padece dificultades por el mismo evangelio. Pero Pablo agradece a Dios porque los tesalonicenses se han mantenido firmes en su fe a pesar de las dificultades. Su fe en acción ha manifestado la veracidad del mensaje de Pablo y corroborado su posición como pastor fundador de la obra.

Pero en vez de demostrar una actitud de superioridad por todos los logros en tesalónica, Pablo demuestra una actitud de humildad al agradecerle a Dios por los avances en aquella ciudad. La actitud de Pablo es digna de imitar porque demuestra una madurez en su conocimiento de cómo funciona la vida siendo Dios a cargo de las circunstancias en nuestras vidas.

I. Pablo expresa su satisfacción por lo que Dios hizo v. 9

A. La obra de Dios supera nuestra habilidad de ofrecer acciones de gracias. Pablo realiza una pregunta de ¿cómo él puede agradecer a Dios de forma adecuada por todo lo que Dios ha hecho en sus vidas? La frase indica que Pablo reconoce de antemano su inhabilidad de expresar su gratitud de manera adecuada. Pablo ve la gracia de Dios en operación y toma pausa para agradecerle a Dios por obrar en una manera tan maravillosa (II Cor. 4:15)

B. Dios trae el verdadero gozo al alma que es de origen divino. Pablo no siente una mera felicidad sino el gozo que es sumamente espiritual en naturaleza. Las palabras “nuestro Dios” unen a los tesalonicenses en los procesos divinos. Pablo reconoce que ellos están activos en hacer factible los éxitos en su ministerio y esto le trae gozo.

II. Pablo anticipa por fe continuar ministrar a esta congregación v. 10

A. Pablo ora constante y fervientemente que pueda seguir con ellos. La frase “orando de noche y de día’’ no es una fórmula de oración como tienen los musulmanes. Es más una expresión de constancia junto con abundancia en la oración. Pablo ora de corazón poder volver a estar con ellos porque siente una depravación al no poder verlos.

B. Pablo desea perfeccionar en ellos su fe.  A pesar del gozo que siente Pablo por su fe en acción, también reconoce que no hubo tiempo adecuado para instruir los en todo lo necesario concerniente su fe en Jesucristo. Entonces Pablo desea darles aún más instrucción (Rom. 1:11).

 

El Discurso de Jesús con sus Discípulos (Juan 4:31-34)

Juan 4:31-34

31 Entre tanto, los discípulos le rogaban, diciendo: Rabí, come.

32 El les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis.

33 Entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer?

34 Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 17 de febrero, 2013

Escuchar y/o descargar mp3

I. Diligencia en ejecutar la obra. Vs. 31-32

En versículo 31 los discípulos rogaban a Jesús que comiese algo de la comida que le habían buscado. “Durante el intervalo” los discípulos le dice a Jesús “Rabí, coma.” Era una preocupación natural que se basaba en su cansancio y hambre.

A. Jesús descuida su comida. V. 32ª La respuesta de Jesús marca una distinción entre ellos y Él. Algo le había pasado en la vida del Señor durante la ausencia de los discípulos. Antes, Jesús estuvo cansado y hambriento pero ahora no le importaba la comida y bebida. La indiferencia de Jesús a buscar suplir sus propias necesidades físicas es una lección para nosotros de preocuparnos más en las cosas espirituales. Debemos hacer nuestra comida menos importante que atender a las necesidades espirituales de los que nos rodean.

  • B. Jesús se convierte su obrar en Comida y bebida. V. 32b

Los discípulos le ofrecían comida mientras Jesús les daba instrucciones. La tarea que iba a realizar entre los samaritanos se convirtió  en comida  para el Señor. Esto llegó a ser su mayor placer y satisfacción. Es triste cuando nosotros los cristianos estamos en el mismo lugar de los discípulos y ni sepamos de esta comida tan rica con la cual debemos satisfacernos.

II. Deleite en realizar la obra. Vs. 33-34ª

Los discípulos no entendieron las palabras de Jesús sobre la comida de la misma manera que Nicodemo no entendió la enseñanza sobre el nuevo nacimiento y la mujer samaritana mal interpretó la del agua viva.

A. La carne terrenal no satisface. V. 33  La sorpresa de los discípulos sobre la posibilidad que su maestro ya está satisfecho cuando su misión justamente fue buscarle comida en la aldea. “Ellos estuvieron satisfechos con pan, mientras Jesús estuvo satisfecho en realizar la obra de su Padre.”[1]  Si nuestra tarea o nuestra obra nos destruyen en vez de edificar, debemos cuestionar si es la voluntad de Dios para nuestras vidas.

  • B. La carne espiritual puede alimentar el alma. V. 34ª

“Mi comida es que haga la voluntad la voluntad del que me envió” para el bien de otros. Salmo 40:8  El entusiasmo por realizar la tarea divina, dada por Dios, hizo que Jesús se olvide, por lo menos momentáneamente, de su hambre física. No significa que Jesús no necesitaba comida física, sino su gran pasión era hacer la voluntad de Dios (5:30). La salvación de los pecadores es la voluntad de Dios (I Tim. 2:4).

III. Dedicación en terminar la obra. V. 34b

    1. A. Jesús estuvo preparado llegar hasta el fin.

No es suficiente empezar la obra no más. Es necesario continuar en la obra día tras día. Nuestra tarea demanda dedicación a la obra.

  • B. Jesús estuvo dispuesto acabar con la tarea.  

Al final de la voluntad de Dios le esperaba Jesús una cruz. (Fil. 2:8).

Nuestro Maestro nos dejó aquí un ejemplo, para que podamos aprender a hacer la voluntad de Dios como él lo hizo: Primero con diligencia y una aplicación personal de la misma. Segundo con deleite y placer en ella. Y tercero con constancia y perseverancia, no sólo cuidando de hacerlo, pero con el objetivo de acabar nuestro trabajo.

voluntad de Dios


[1]Wiersbe, Warren W.: El Comentario Bíblico Exposicional. Wheaton, Ill. : Victor Books, 1996, c1989, S. Jn 4:31

La OBRA MISIONERA es LA OBRA DE DIOS

grabar.descargar ESCUCHAR/DESCARGAR mp3.

Predica de Jesse Garza, 14 de noviembre, 2012

I.  ¿Que es la OBRA MISIONERA? La OBRA MISIONERA es LA OBRA DE DIOS. !LA OBRA DE DIOS es la obra más grande!  ¡NUESTRA MISIÓN ES LA GRAN COMISIÓN!

A.   El nos ha mandado a cumplir Su Gran Comisión (Mat. 28:18-20).  “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

B.   Él, y solo El, nos regala Su gran salvación (Heb 2:3).  “¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,”

C.   El ha dado a nosotros, los cristianos, el privilegio de hacer Su Obra.  1 Corintios 3:9 “Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios.

 D.   El nos ensena en Su Palabra como hacer Su Obra “Y serán todos enseñados por Dios.

II.  El Mandato –  Id a todos y hacer SU GRAN OBRA

A. La Persona y Su Poder. “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. (Mat. 28:18)  !El omnipotente DIOS HIJO!  La obra de DIOS se hace con el poder de DIOS!

B. Su Plan. “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; (Mat. 28:19,20)  El plan de nuestro Señor es que iglesias locales sean plantadas. Una iglesia local NO es un edificio, es el grupo (asamblea) de Cristianos que se reúnen en un lugar ( no necesita ser un edificio, templo, o casa) para adorar a DIOS en espíritu y en verdad, para discipular, y para celebrar las ordenanzas. Las ordenanzas son la Cena del Señor y el Bautismo.

1. Evangelizar.  Marcos 16:15 “ Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el  evangelio a toda criatura”  Evangelio significa, “buenas nuevas”   1 Corintios 15:3-4 “ Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;” Romanos 1:16 “ Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” ¡PLANTAR  IGLESIAS! El Apóstol Pablo fue enviado por la iglesia local en Antioquia.

2.  Bautizar. El testimonio del nuevo creyente en el Señor Jesucristo identificándose como discípulo de Él.  1 Corintios 1:17 “Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.”  1 Corintios 4:15 “Porque aunque tengáis diez mil ayos en Cristo, no tendréis muchos padres; pues en Cristo Jesús yo os engendré por medio del evangelio.

3.  Discipular. La enseñanza de la obediencia a toda la Palabra de DIOS.

C. Su Promesa.” …y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mat. 28:20b)