Lienzo Llamativo (Hechos 10:9-17)

10 Lienzo Llamativo petersvision

Dios prepara a las personas para realizar los planes suyos. Cuando perdemos la instrucción la primera vez…

No es la primera vez que el Señor le repitió hasta tres veces la instrucción.

I. El escenario de la visión vv. 9-10

A. Los prepara un encuentro histórico v.9a Los mensajeros se acercan a la residencia donde está Pedro sin saber si lo van a encontrar y sin saber quién es. Mientras tanto, el apóstol realiza algunas actividades de su vida devota a su Señor típicas a la vida discipular. Lo increíble de esta situación es que dos pueblos totalmente diferentes y en cierta medida aislados van a ser juntados de una manera sobrenatural que producirá la más grande expansión del evangelio jamás imaginada.

B. Pedro se retira para orar a pesar de sus impulsos v. 9b-10a  El texto nos dice que Pedro padece una sensación fuerte de hambre al mediodía mientras está retirado en la azotea de la casa para orar. No es la hora común de comer entonces podemos deducir que esta sensación fuerte es parte del plan de Dios para preparar a Pedro para recibir la visión celestial. Nuevamente nos enfrentamos con la realidad de que nuestro Dios puede influenciar en las circunstancias más mínimas de nuestra vida para guiarnos a llevar a cabo Su voluntad.

C. Dios prepara a Pedro al dejarle en un trance v. 10b   La palabra aquí éxtasis es sacada directamente del griego al español y no nos provea mucha explicación. Literalmente el término significa “fuera de lugar” y denota una distracción de la mente. En este estado, Pedro está por recibir una señal del cielo para acondicionarle para su futuro ministerio. No es nada común así que sabemos que lo que sigue es algo especial que marca un antes y un después en el alcance del evangelio.

II. La enigmática visión vv. 11-12  Dios le revela a Pedro una visión preocupante. El lienzo que ve Pedro se puede comparar a la vela de un barco y se desciende de lo alto lleno de animales y aves considerados inmundos por los judíos. En sí, la visión es rara porque los animales están siendo provistos desde el cielo y además son animales no asociadas con la santidad. De todos modos, no es la parte más preocupante porque ahora Pedro va a recibir instrucciones en cuanto a lo que se presenta delante de él.

III. El exorbitante costo del discipulado según la visión vv. 13-16  

A. Dios le da instrucciones contrarias a sus creencias v.13   La voz es una voz celestial igual como el lienzo lo es. Desciende de lo alto un mandato de levantarse, matar y comer. Hay en este mandato la sombra de la tentación de Jesús en el desierto ya que después de cuarenta días de ayunos Satanás le acercó a Jesús para tentarle a convertir algunas piedras en pan para saciarle su hambre. Pedro siente hambre y ahora viene la oportunidad de satisfacer su apetito carnal. Parece ser toda una clase de prueba para el apóstol ya que este es judío devoto por más que es un seguidor profesante de Jesucristo.

B. Pedro niega participar por cuestiones de consciencia v. 14  Pedro inmediatamente niega participar y cita a sus creencias de toda la vida para respaldar su postura. En cierta manera Pedro le dice al Señor, “No puedo cometer esta clase de pecado porque me dejaría inmundo según los que me rodean y a los que yo pertenezco.” Su argumento es basado en su conocimiento bíblico que termina siendo inadecuado frente a esta prueba.  Desde Gen. 12:3 Dios había prometido bendecir no tan solo a Israel sino a todas las naciones del mundo. El pensamiento judío incluía la idea que ellos iban a convertirse en judíos practicantes.

C. Dios asegura que el encargo divino es perfectamente alineada con los propósitos divinos vv. 15-16  ¡Tres veces no es un número insignificante para Pedro! Dios le repite el mandato hasta que no le queda otra para Pedro sino concluir que Dios le está dando la instrucción porque le conoce íntimamente. Dios dice que Su mandato supera cualquier interpretación bíblica que Pedro hubiera adoptado.

IV. La explicación de la visión se avecina v. 17  Por más que Pedro estuvo expuesto a un encuentro con Dios, su mente no puede darle significado a la visión. Pero Dios no le iba a dejar en espera mucho tiempo ya que los hombres enviado por Cornelio habían llegado a la casa en búsqueda de Pedro. Dios va a poner perspectiva sobre la visión ya que el comer de lo inmundo equivale el comer con los gentiles.

 

Obreros No Reconocidos (Hechos 9:36-43)

hechos 936 obrerosEl rol de líder se hace más fácil cuando hay muchos dispuestos ayudar con las tareas. Esta semana pasada volvieron tres hermanos de nuestra congregación de una semana de trabajo en Comodoro Rivadavia. Ellos fueron con otros tres hermanos de una iglesia hermana para ayudar en levantar paredes en un segunda planta de la iglesia Bautista en aquella ciudad. Sacrificaron de sus medios y de su tiempo para poder realizar una obra de construcción que Dios bendijo con lindo clima, protección personal y mucha fuerza. Al final, realizaron el doble de lo que se había propuesto para aquellos días. Su sacrificio nos recuerda que cuando cada uno aporta su grano de arena se hace un mar. Sin la ayuda de estos hermanos la obra de aquella iglesia sería más difícil por lo cual agradecemos a Dios por estos obreros por más que su trabajo no sea reconocido fuera de nuestro entorno.

Los tres ejemplos de personas dispuestos a ser utilizados en el servicio del Señor que vamos a ver hoy demuestran que el rol de un líder se hace más fácil cuando hay muchas personas dispuestas a ayudar con las tareas inmediatas. La obra del apóstol Pedro se hace efectivo por la obediencia y fidelidad de los que obraron tras el escenario en varias situaciones.

I. El testimonio de los dos hermanos que buscaron a Pedro vv. 36-38

En vez de enterrar al cuerpo inmediatamente, se preparó y se guardó en un aposento alto. Llamaron a Pedro para que venga urgentemente con la expectativa de que él realice alguna clase de milagroso. Pero era necesario mandar a algunos a buscar y convencer a Pedro a acercarse. Gracias a Dios por la buena disposición de estos dos hermanos quienes fueron hasta Lida para traer a Jope al apóstol Pedro. Su sacrificio de fe resulta en una tremenda bendición para la iglesia local y la comunidad de los inconversos. Los resultados son la restauración de la hermana Tabita y la evangelización de una tremenda cantidad de personas de la zona (v. 42). Precisamos hombres dispuestos a dar de su tiempo aún cuando la tarea parece inútil o de poco provecho.

II. Las evidencias de la vida entregada de Tabita vv. 39-42

Tabita o Dorcas se destaca por su servicio a la comunidad tanto creyente como inconverso. Ella ministra tanto con sus palabras además con sus limosnas. Ella prepara ropa para otros por más que no tiene grandes capacidades para ofrendar a los pobres (v. 36). Al morir ella, es lamentada por muchos y en especial las viudas que ella atendía. En vez de considerar su recursos limitados un estorbo en su ministrar para Jesús, ella utilizó su poco para convertirlo en mucho Mateo 14:19; Lucas 21:3. Tabita termina siendo un ejemplo digno de seguir por su ministerio abnegado de ministrar a los necesitados.

III. La demostración de hospitalidad de Simón v. 43

El testimonio de estos acontecimientos produjo un gran número de conversiones en la zona. Para poder quedarse allí y ministrarles el evangelio era necesario que el apóstol Pedro cuente con algún hospedaje. Se refugia en la casa de un tal Simón, curtidor. Según la tradición de los judíos, la tarea de curtidor se consideraba inmunda tanto que una mujer pudo pedir el divorcio de su esposo por trabajar en este rubro. Tenemos que preguntarnos el significado de la estadía de Pedro en la casa de un hombre que tiene su principal trabajo en algo que los judíos consideran inmundo. Es importante este dato porque demuestra como Dios prepara el entorno para que Pedro pueda estar preparado para llevar próximamente el evangelio a los gentiles ya que Palestina ha sido evangelizado. Pero sin la disposición de Simón de extenderle la gracia a Pedro a quedarse en su casa no hubiera podido realizar su tarea. Vamos a ver en nuestro estudio de 1ra de Timoteo que cada creyente debe ser dado a la hospitalidad (3:2). Cuando el pueblo de Dios realiza tareas para ayudar a los obreros de Dios, la obra avanza porque las necesidades están cumplidas.

Los Fracasos del Malestar y la Muerte (Hechos 9:32-43)

hechos 932 pedro muerteLa muerte es tan solo terminal para los que rehúsan creer en Jesucristo.

En Octubre de 2018 una familia de 10 personas, la familia Wesco, llegó a Camerún, África para empezar su obra de evangelización con otra familia misionera. Tan solo 12 días después el padre, Carlos Wesco, murió mientras viajaba con su esposa un hijo y el otro misionero en un vehículo. Los Wescos habían programado su llegada a África para agosto pero por los disturbios entre los soldados gubernamentales y un grupo que quiso formar un nuevo país en el extremo occidental de Camerún se habían postergados su llegada para Octubre. A pesar de la violencia y el peligro, los Wesco decidieron mudarse con sus 8 hijos a ministrar la Palabra en esta zona de conflicto. Pero tan poco tiempo después y ahora Carlos está muerto y era necesario evacuar a la esposa con sus ocho hijos más la familia del otro misionero dando fin a todos los esfuerzos evangelísticos de este pequeño grupo.

Después de establecerse nuevamente en los Estados Unidos, el mes pasado la esposa Estefanía fue diagnosticada con varios tumores en su cuerpo de los cuales los doctores sospechaban que eran cancerosos. Pareciera que los ocho hijos iban a también perder a otro padre. Pero en la gracia de Dios después de que muchos creyentes oraran por Estefanía los médicos anunciaron que no había nada de cáncer en su cuerpo. Que todos los tumores eran benignos. Dios designó que muriera el padre Carlos y que sea sanada la esposa Estefanía. No podemos explicar la mente de Cristo en este caso más allá de que tiene un plan perfecto, parte del cual es que el otro misionero está predicando por todas partes en los Estados Unidos y ¡tan solo durante una oportunidad esta semana pasada cuatro jóvenes entregaron sus vidas para servir a Cristo después de la prédica al compartir sus experiencias!

Algunos estarían tentados a juzgar las acciones de esta familia misionera y decir que eligieron mal. Que se equivocaron en ir a África con toda su familia. Que ellos necesitaron hacer otra cosa. Algunos critican a su decisión y digan que necesitaban hacer un sinfín de otras cosas o tener a mano cosas para prevenir lo sucedido.

A fin y acabo nuestro texto dice que ¡tan solo precisaban un Apóstol para mejorar sus circunstancias!

La muerte de Carlos Wesco en ninguna manera es terminal. Él se goza de la presencia de su Señor y salvador Jesucristo. Por su fe en la obra redentora de Jesús cuando después de Su Pasión murió por nuestros pecados y resucitó tres días después Carlos Wesco y su familia tienen seguros la vida eterna. Es esta vida eterna de que testifica Pedro delante de las congregaciones que él visita según nuestro texto. Pero es una cosa decir que Jesús es un gran personaje digo de seguir por todas las cosas buenas que Él hizo mientras estuvo aquí en la tierra. Es otra cosa por completo demostrar que el poder divino también posa sobre sus Apóstoles. Si los primeros seguidores elegidos por Jesucristo están para instruirnos en el Camino, debe haber algunas pruebas de que estén investidos con el poder divino para llevar a cabo la obra de Jesús en la manera de Jesús. Los dos relatos que vamos a ver hoy demuestran que el poder de Jesucristo acompañaba a Pedro para demostrar que la muerte es tan solo terminal para los que no creen en Jesucristo.

I. Pedro es instrumento de sanación y salvación en las iglesias fuera de su localidad vv. 32-35

Es muy probable que Eneas fuera un creyente. El texto nos indica que durante por lo menos ocho años este hombre había padecido una enfermedad. Ahora con la visita de un apóstol Eneas va a ver cuán grande es el poder divino que opera en los embajadores de Cristo quienes existen para instruir a la nueva iglesia. Pedro no invoca su propio poder sino habla en nombre de Jesucristo, dando a entender que es a través del Salvador que uno puede esperar un verdadero milagro. El levantarse y hacer su cama tiene su paralela en Lucas 8:55. El resultado es la conversión de muchas personas en la comunidad.

II. El testimonio de Pedro provoca expectativa y esperanza vv. 36-38

Tabita o Dorcas es una persona entregada al servicio de su comunidad. Ella ministra no tan solo con sus palabras sino también con sus manos. Ella hace para otros por mas que no tiene con que dar a los pobres. Ella muere y es lamentada por muchos. En vez de enterrarla, se prepara el cuerpo y al saber que hay un apóstol cerca, llaman a Pedro para que venga urgentemente para hacer algo milagroso. Se nota la expectativa en que ni le adelantan el motivo de su llamado a acompañar a los hermanos.

III. Pedro imita su Maestro dando una demostración del poder divino vv. 39-42

Lo que sucede ahora tiene su paralela en el ministerio de Jesús en Marcos 5:40 y Lucas 8:41-56. Jesús también había sanado a un paralítico en Lucas 5:17-26. Lo que sucede es un milagro porque la persona muerta está restaurada cumpliendo de esta manera con la promesa de Jesús en Juan 14:12. En el versículo 41 vemos algo que sirve de ejemplo para cada cristiano. Pedro llama a los santos, o en otras palabras los creyentes, y las viudas. Debemos entender este último como una referencia a personas pobres que todavía no habrían creído en Jesucristo. Una excelente pregunta para hacerte esta mañana es ¿Cuántos inconversos presenciarán tu velorio? En el caso de Tabita ella demuestra que su ministerio en la comunidad es tan grande que un sin número de personas pobres que ella atendía en sus necesidades estuvieron presentes para lamentar su muerte. Al fin, llegan a ser testigos del poder de Jesús sobre la muerte para vencerla y dar testimonio duradero de que la muerte para un creyente no es terminal. El testimonio de estos acontecimientos produjo un gran número de conversiones en la zona.

El Dar De Nuestro Mejor (Hechos 3:1-8)

acts 3 lame man

El Dar De Nuestro Mejor (Hechos 3:1-8)

El cristiano precisa una perspectiva correcta acerca del dinero.

Con el dinero uno puede comprar:
Una cama PERO NO el sueño.          Los libros PERO NO una mente.
La comida PERO NO un apetito.      La delicadeza PERO NO la belleza.
Una casa PERO NO un hogar.           La medicina PERO NO la salud.
Los lujos PERO NO la cultura.           La diversión PERO NO la felicidad.
Un crucifijo PERO NO un Salvador.  Un banco en la iglesia PERO NO el ir al cielo.

(Tan, P. L. (1996).)

Mientras la plata no nos puede proveer de las cosas más valoradas en esta vida nosotros nos encontramos buscando adquirirla con una pasión imparable. Poder tener más y más parece ser la única misión de algunos de los que se autodenominan seguidor de Jesucristo.

El capítulo tres del libro de los Hechos se enfoca en el cuento de un milagro realizado por Pedro, uno de los apóstoles. Pero si nosotros creemos que la Biblia enseña que el don de milagros cesó durante el primer siglo después de Cristo y no es vigente hoy, ¿Qué es la aplicación principal para el día de hoy? Lo que Pedro nos muestra es la actitud que se adoptó entre los hermanos de la iglesia cuando su enfoque no esté más en adquirir plata y posesiones sino tener la perspectiva correcta acerca del dinero. Pedro nos ilustra que el cristianismo tiene mucho más para ofrecer que la provisión temporal de las necesidades físicas. Nosotros tenemos la posibilidad de operar en la esfera del “Nombre de Jesucristo” y así ver a las vidas cambiadas para toda la eternidad. A pesar de no tener nada de plata, Pedro da al mendigo algo que le cambió la vida. Un autor cristiano dijo:

“El dar cristiano es siempre una respuesta. La motivación para el dar es que hemos recibido.”. Jones, G. C. (1986). Hoy vamos a enfocarnos en conseguir una perspectiva cristiana sobre el dinero para poder llevar adelante nuestra responsabilidad de hacer discípulos a pesar de las tentaciones de enfocarnos en conseguir más y más dinero.

I. Las circunstancias del milagro vv. 1-3

A. Los autores del milagro v. 1 Pedro y Juan suben juntos para orar a la tarde en el templo. No tenemos ninguna manera para fijar una fecha para este acontecimiento pero algunos autores dicen que entre varios meses y hasta un año puede haber trascurrido entre el final de capítulo 2 y el capítulo 3. De todos modos, Lucas nos relata esta historia para demostrar como la persecución de los creyentes, por parte de los religiosos que rechazaron a la Persona de Jesús, comenzó a incrementarse. Juan no parece ser importante ahora, pero lo es más adelante cuando tienen que dar testimonio delante del Sanedrín en capítulo 4.

B. El beneficiario del milagro vv. 2-3  No está mencionado el nombre del hombre pero sabemos que es un mendigo habitual en la puerta del Templo. Su condición es debido a una deformidad en sus piernas desde su nacimiento que no le permite caminar. Es un hombre mayor a 40 años según 4:22 y fue llevado cada día a su lugar frente a la puerta. Al llegar a su puesto en aquel día ve a Pedro y a Juan a punto de entrar y clama pidiéndoles una limosna.

II. El cuento del milagro vv. 4-6  

A. Un verdadero encuentro entre un mendigo y un benefactor vv. 4-5 En vez de una obra mecánica de caridad tenemos el relato de un verdadero encuentro personal. Pedro manda al mendigo a verlo de reojo. Esto debido a las muchas peticiones no respondidas por parte de los visitantes al templo. Juan también se fija su mirada en el hombre con determinación. Se elevaron las expectativas del mendigo, pero no mucho.

B. Los cristianos tenemos algo mejor que plata para compartir v. 6 Habiendo terminados de leer el capítulo 2:44-47 y deducir que Pedro es uno de los Apóstoles delante de cuyos pies fue puesto el dinero de los demás creyentes para suplir las necesidades diarias de todos, nos encontramos con las expectativas en alto para ver a Pedro suplir la necesidad de este hombre mendigo. “Pero en lugar de ilustrar qué tan generosos eran los cristianos con su dinero, aquí Lucas nos muestra la razón por la cual los bienes materiales fueron tomados de manera tan casual. Los cristianos tenían algo aún mejor para compartir”. Gempf, C. (1994). Hechos. El Nuevo Comentario de la Biblia. El “No tengo plata ni oro” son palabras devastadoras para un mendigo. Pero Pedro rápidamente agrega que puede ofrecerle algo mejor. En este caso le ofrece integridad en su ser por fe en el nombre o la autoridad de Jesucristo.

No hay ninguna prohibición en ofrecer ayuda económica o física sino las prioridades de la iglesia están expuestas.

III. Las consecuencias del milagro vv. 7-8  

A. El mendigo es sanado por completo inmediatamente v. 7  Pedro lo toma de la mano derecha para levantarlo Mateo 6:3. Completa e inmediatamente el hombre es sanado de su condición. No por su propia fe sino por la fe de los Apóstoles.

B. El mendigo termina dando testimonio de la bondad de Dios v. 8  No tan solo pudo pararse sino fue andando y saltando mientras alababa a Dios. Su gratitud es tan grande que no puede sino darle honra a Dios por algo que jamás había pensado que le iba a suceder. Su manera indecorosa en medio del complejo del templo sirve para amplificar el significado del evento. Este milagro cumple con la profecía de Isaías 35:6.

Cómo Llegar a la Casa De Dios (John 13:36-14:6)

the way

John 13:36-14:6

36 Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; mas me seguirás después.

37 Le dijo Pedro: Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi vida pondré por ti.

38 Jesús le respondió: ¿Tu vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces.

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

***

[vimeo http://vimeo.com/114572038]

***

I. El intercambio emocional después del nuevo mandamiento. Vs.36-38  Jesús acaba de enseñar algo que forma la esencia de mensaje cristiano y sus discípulos ¡lo ignoran por completo! Están preocupados que se van a quedar sin su maestro.

A. Pedro está perplejo. (V. 36a)

B. Jesús responde indirectamente. (V. 36b) A diferencia de los fariseos, los verdaderos seguidores de Jesús lo pueden seguir y lo van a encontrar después.

C. Pedro está indignado. (v. 37)  Dice que no solo está dispuesto seguir a Jesús sin importar el lugar, dice que está dispuesto a entregar su vida por su Maestro. Pero sabemos que el contrario es la verdad y Jesús apunta a su pronta negación.

D. Jesús responde con ironía. (v. 38)  Me dices que está preparado para seguir hasta la muerte pero no es el caso todavía.

 II. Estar en presencia de Jesús nos ofrece consuelo. Vs. 1-3

A. Debemos confiar en Jesús de la misma manera que uno confié en el Padre. (V. 1)  Si el concepto de un Dios Padre nos ofrece consuelo en esta vida porque aceptamos por fe que nos ama y nos cuida, debemos tener la misma fe en Jesucristo. Es más, sin fe en Jesús no puede haber fe en el Padre.

B. Jesús seguramente nos prepara una morada con Él. V. 2  La razón por lo cual Jesús nos ofrece consuelo se ve en este versículo. Podemos creer en todo lo que Jesús nos ha dicho acerca de su persona porque ahora va a prepararnos un lugar en el Cielo. Su palabra es confiable así que nuestro lugar en el cielo es seguro.

C. Nos basta saber que estaremos dónde está nuestro Salvador. V. 3  Jesús hace una referencia clara a su segunda venida en este texto. Pero si Jesús tiene que ir, es solo para prepararnos un lugar antes de volver a buscarnos y llevarnos a pasar la eternidad en Su presencia. Para los que mueren antes de Su venida también hay una promesa de estar con Él. II Corintios 5:8

 III. Jesús es el camino que nos lleva al Padre. (Vs 4-6)

A. El camino no es un misterio escondido. (Vs. 4-5)   Tomás está perplejo igual como Pedro en 13:36. En toda sinceridad pregunta cómo pueden encontrar el camino si no les es posible seguir a Jesús a dónde ahora va. Jesús dijo en 13:33 y 36 que no podían ir allí. Pero Jesús recalca que ya “saben cómo seguirle. Cada vez que les enseñaba, les estaba mostrando el camino. Si siguen ese camino, llegarán a donde Él esté” (Morris, Leon El evangelio Según Juan Vol. II, p. 263).

B. Jesús como camino es singular y suficiente para llegar al Padre. (V. 6)  Jesús es la expresión de todo lo que vamos a encontrar en el Padre. Colosenses 2:9

Siendo el Camino Jesús nos redime de nuestra condición de vagar en el pecado. Siendo la Verdad podemos tener 100% de seguridad de que su mensaje es totalmente creíble. Siendo la Vida concluimos que la vida sin Cristo no tiene sentido. La vida que Jesús nos ofrece es autentica. Nuestra conclusión es que la obra de Jesús es suficiente para las necesidades del ser humano. Requiere fe para aceptar que un Dios hecho hombre puede servir de camino cuando su vida termina en una cruz. Que él es la verdad cuando fue entregado por las falsas acusaciones de otros. Que Él es la vida cuando su cuerpo fue puesto en una tumba. (Morris, p. 264)

ver. JUAN 14.6

Declarando la Lealtad (Juan 6:67-71)

Juan 6:67-71
67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

70 Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?

71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 14 de julio, 2013

[youtube  http://youtu.be/RxGNEMTdDiY]

entregarEstoy seguro que muchos de ustedes conocen a alguien nombrado por uno de los apóstoles. Un Pedro, Juan, Andrés, Felipe… o ¿Judas? No creo que haya muchas personas nombradas Judas por el simple hecho que su nombre se asocia con la traición y entrega de Jesús. Hace unos 2000 años atrás, una madre eligió nombra a su hijo Judas. Era un nombre bastante común en aquel entonces. Nuestra pregunta es ¿por qué Jesús escogió a Judas a ser uno de sus discípulos a lado de Pedro y Juan? ¿Se equivocó el Señor?

“Llegado este punto, este evangelio ya se ha hecho eco de los reclamos de Jesús, los cuales dejan bastante claro que no se trata de un profeta cualquiera. El evangelista ha ido perfilando tanto la identidad de Jesús como la de sus seguidores, y el dibujo es ahora bastante claro. Al principio la gente se agolpaba alrededor de Él (2:23). Pero Él eligió marcharse de Judea porque mucha gente se quería unir a Él y a su pequeño sequito (4:1-3). La gente había pensado que se iba a convertir en la cabeza de un movimiento popular. Pero poco a poco la multitud se fue dando cuenta de que Jesús representaba algo que no era tan atractivo, que no coincidía con sus expectativas. Las secciones que preceden a este capítulo muestran cómo muchos se apartaron de Jesús, primero las multitudes, y luego, algunos de sus discípulos. Ahora llega la gran prueba. ¿Qué iban a hacer los doce? Pedro se convierte en el portavoz del grupo, alzando una magnífica declaración de lealtad y aceptación.” (Morris, Leon, El Evangelio Según Juan Vol. I, p.438-39). Jesús añade que sabía que uno de sus propios discípulos le iba a entregar. Nuestra conclusión acerca de este pasaje es que hay dos tipos de seguidores de Jesús, los que están entregados al Señor y los que le entregan.

I. Palabras Penetrantes. V. 67

A. Jesús desafía a los doce.  Después de tantas deserciones, Jesús apunta su pregunta a los doce. Este es el grupo más íntimo elegido por Jesús mismo.

B. Jesús  espera la respuesta correcta.  Jesús forma su pregunta en esta manera para sacar la respuesta esperada. Otra manera de traducir estas palabras sería “Vosotros no os queréis marchar, ¿no es cierto?”, cuando la única respuesta que Jesús espera es un fuerte no. Esta pregunta se puede considerar una oportunidad de quitarles sus dudas.

II. Palabras de profesión. Vs. 68-69

A. Pedro menciona su creencia. V. 68  Como portavoz del grupo, Pedro le asegura a su Maestro que dentro del grupo no hay la más mínima idea irse. La pregunta de Pedro demuestra el nivel de entrega de parte de los doce. No les ocurra ninguna otra opción para sus vidas. No van a volver a sus vidas anteriores porque están comprometidos a ser seguidores de la persona que les parece ser el Cristo.

Pedro también muestra que ha entendido por lo menos un poco el mensaje de Jesús cuando dice “Tú tienes palabras de vida eterna.” En otras palabras, hemos entendido el mensaje de que significa tener parte contigo es obtener vida eterna.

B.  Pedro menciona su certidumbre. V. 69  Para Pedro, las evidencias de la realidad que Jesús es el Cristo son irresistibles. Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente no es una idea que le ocurra al hombre sin la intervención de Dios el Padre (Mateo 16:16-17).

III.  Palabras Soberanas. Vs. 70-71

A. Jesús demuestra su voluntad divina en escoger a los doce. V. 70a  Jesús no se equivocó a elegir a Judas porque era parte del plan divino.

B. Jesús responde a la exageración de Pedro con la realidad. V. 70b-71  Hubo un hombre en particular traidor entre los doce de Jesús. Jesús lo identifica como el espíritu de Satanás.