El Propósito Perdido (Hechos 7:9-16)

El propósito de Dios para tu vida proporciona la presencia de Dios durante toda la peregrinación. Continuamos nuestro estudio hoy de la defensa de Esteban frente al concilio de los judíos.

En el matrimonio hay veces cuando las dos partes reciben la misma información, pero terminan con dos interpretaciones totalmente diferentes. El resultado muchas veces es un conflicto por el mal entendido. Puede ser que se comunica un horario para un evento. El esposo lo interpreta como un estimativo mientras la esposa lo interpreta como la hora final, el plazo máximo para llegar a tiempo. El esposo termina saliendo de casa para la cita en un horario que significa su llegada después de la hora anunciada y la esposa se pone nerviosa y decepcionada con su esposo por estimar que van a llegar tardes a la cita. Ella cree que el propósito de la cita se pierde por la tardanza mientras el esposo cree que no va a haber problema. El tiempo a veces revela quien realmente tiene la razón.

Lo que vemos en el texto hoy es una sección dedicada a la historia de Josué en Egipto. Esteban argumenta que el rechazo de Cristo y Su evangelio era algo bastante parecido a la actitud de los antepasados de los judíos quienes mal entendieron el plan y las intenciones de Dios para la humanidad. El resultado fue una rebelión y rechazo de Sus propósitos por nunca llegar a entender el plan de Dios por más que este último les fue revelado en las Escrituras. Tanto en esta sección como en la subsiguiente que trata con Moisés, Esteban argumenta que estas figuras están rechazadas en su primera venida pero son aceptados en su segunda venida. Por más que los judíos hayan rechazado a la persona de Jesucristo, algún día verán a Jesús por quién es, su Salvador. Esta realidad traerá mucho gozo al reconocer el propósito de Dios y la cercanía de una relación personal con Él. El propósito de Dios para tu vida proporciona la presencia de Dios durante toda tu peregrinación aquí en la tierra.

I. Dios es por nosotros aún cuando todos los demás parecen estar en nuestra contra vv. 9-10

A. Dios es por nosotros cuando nuestra familia nos decepciona v. 9  Los patriarcas vendieron a su hermano en esclavitud. Los primeros y más importantes descendientes de Abraham, los que formaron las doce tribus, fueron hombres inmundos que operaron fuera del plan de Dios. Pero Dios acompañó a Josué en todas sus aflicciones.

B. Dios nos acompaña aún cuando las circunstancia indican el opuesto v. 10   Parece que Josué estuvo bastante solito en su exilio. Pero el texto nos indica que Josué entendió algo acerca que Dios que lo mantuvo en el centro de la voluntad de Dios. Es que Dios es soberano y tiene las circunstancias bajo Su control. Josué termina siendo un tipo de Cristo por su fidelidad.

II. Los propósitos de Dios son más grandes que nuestras vidas vv. 11-13 

A. El hambre de la región formaba parte del propósito de Dios vv. 11-12  Dios quiso sacar a Israel de Egipto y así demostrar su plan de sacar a un pueblo redimido del mundo ya que Egipto es un tipo del pecado.

B. La restauración de la familia de Josué indica la soberanía de Dios v. 13 Cuando por fin Josué se descubre a su persona a sus hermanos la relación con ellos es restablecida. Es lo que Dios promete ocurrirá con el pueblo de Israel (Zacarías 12:10) 

III. Las promesas de Dios son confiables sin importar el territorio vv. 14-16  

A. Todos los descendientes de Abraham se mudaron a Egipto a vivir vv. 14-15  

B. Hasta sus huesos fueron sacados de la tierra de Egipto y puestos en Samaria v. 16

PREDICA hechos square copy