Acercamiento al Cumplimiento de la Promesa de Dios (Hechos 7:17-36)

Dios ofrece redención en la Persona de Jesucristo. Muchos de los que estamos hoy aquí hemos tenido, o aún tenemos, muchos problemas en nuestras vidas. Estamos bajo un estrés constante por una cosa u otra: tal vez nosotros o alguien a quien conocemos y amamos esté extremadamente enfermo; o nuestras finanzas son un poco inestables; o una relación significativa en nuestra vida está perturbada; o nos encontramos atrapados en un comportamiento que sabemos que está mal, pero parece que no podemos sacudirlo; o estamos lidiando con alguna otra crisis mental, emocional o espiritual.
Podrían ser cualquiera de las mil y una cosas que nos afligen, pero el resultado es que nos sentimos cansados; o nos encontramos enojados con otras personas por casi ninguna razón o, incluso más comúnmente, nos sentimos incapaces de pensar bien o hacer lo que creemos que son cosas buenas. ¿Entonces qué hacemos al respecto?
Mucha gente no hace nada. Simplemente viven en su rutina asumiendo que, por alguna razón, la miseria que sienten está destinada a ser su destino en la vida.
Luego están los que adoptan un enfoque más proactivo y emplean muchas estrategias diferentes para “arreglarse” a sí mismos a medida que abordan los problemas en su vida. Su búsqueda de una solución los lleve a uno de los muchos medios de escapismo: demasiada televisión, abuso de sustancias, exceso de comida o la inmersión total de uno mismo en el trabajo. Sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos, estas mismas personas se encuentran tan cansadas e infelices como las que no han hecho nada.
Tal vez, como último esfuerzo, algunas personas se dirigen hacia la religión. Recurren a los valores y principios enseñados por algún pastor, predicador o maestro de escuela dominical. Eso es lo que Pablo hizo. En la segunda mitad de Romanos 7 descubrimos que Pablo se volvió hacia RELIGION (con todas sus reglas, rituales, regulaciones y requisitos), solo para descubrir que la religión tampoco funcionaba. Pablo descubrió que el bien que le gustaría hacer no lo hizo y el mal que no quería hacer terminó por hacerlo de todos modos. ¿Alguna vez has sentido como si hubiera algún tipo de guerra dentro de ti? ¿Alguna vez te has encontrado diciendo con Paul: “¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” Nos dice que todos sus esfuerzos por limpiar su acto solo lo dejaron sintiéndose frustrado. Su única súplica fue esta: “¿Quién me salvará?” “¿Quién me liberará de esta vida que está dominada por el pecado?” “¿Quién me librará?” Después Pablo responde a su propia pregunta: “¡Gracias a Dios! La respuesta es una relación Jesucristo nuestro Redentor”.

En nuestro texto hoy, vemos la estrategia de Esteban de demostrar que Dios llama y utiliza a personas que en gran manera termina siendo rechazadas por las demás personas para demostrar Su soberanía y la necesidad de someternos a Su voluntad para ser rescatados o redimidos. Moisés será utilizado en su día para librar al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Él termina siendo un tipo de redentor que apunta al futuro Redentor definitivo del pueblo. Dios ofrece redención en la Persona de Jesucristo.

I. Moisés, el líder que no debe de ser vv. 17-22

A. Su nacimiento con sus circunstancias vv. 17-20  Moisés nunca debe de haber nacido o vivido más de tres meses. Pero Dios intervino para salvarle la vida al poner en el corazón de sus padres el deseo de mantenerlo vivo.

B. Su crianza con su entorno v. 21  El rescate por una princesa de Egipto es una demostración del poder de Dios para cambiar las circunstancias de nuestras vidas para lograr Sus propósitos.

C. Su educación con sus resultados v. 22  Por más que Moisés mismo da testimonio de que es básicamente tartamudo, aquí nos hace entender que era una excusa por no cumplir con la voluntad de Dios.

II. Moisés, el líder rechazado vv. 23-29

A. Un intento de relacionarse más con su pueblo vv. 23-25  Dios puso en el corazón de Moisés el deseo de intervenir en las vidas de los Israelitas.

B. Una candidatura de reconciliador negado vv. 26-29  Por más que Moisés sintió una necesidad de intervenir, el pueblo lo rechaza.

III. Moisés, el líder definitivo vv. 30-36  

A. Una experiencia con Dios fuera de lo común vv. 30-34  Al experimentar la presencia de Dios en la zarza ardiente, Moisés tiene un contacto personal con Dios que lo prepara para ser líder del pueblo en buscar a Dios.

B. Un llamado por Dios a pesar de su trasfondo vv. 35-36  Dios insista en usar al pobre Moisés para redimir al pueblo y así ser un tipo de Cristo quien iba de venir más adelante.

 

PREDICA hechos square copy

Una Defensa Detallada (Hechos 7:1-8)

13_Stephen_Martyred_JPEGPoder ofrecer una buena defensa de nuestra fe es un indicio de nuestro conocimiento bíblico y frustra las intenciones de los malvados.  En el caso delante de nosotros, Esteban es traído delante el concilio por unas falsas acusaciones  y las intenciones de los acusadores es destruir a Esteban. Ellos lograron este propósito. Pero atrás de lo inmediato y la destrucción de la persona de Esteban es la intención de destruir a la enseñanza que Jesús es el Mesías y la nueva religión que se está formando alrededor de sus seguidores. En este caso, los acusadores no sólo ven a sus intenciones frustradas además el evangelio de Jesucristo se expande aún más rápido.

Nosotros debemos reconocer que este relato es uno de los más largos del libro de los Hechos y que hay mucha diferencia de opinión sobre el propósito del relato. Seguro que Esteban ofrece una defensa detallada de las acusaciones falsas en su contra. Pero, los detalles parecen ser tan sólo un repaso de la historia de Israel a primera vista. Nos es preciso tomarnos el tiempo adecuado para llegar a comprender que la defensa de Esteban no tan sólo derribe a los argumentos en su contra sino también nos ofrecen una explicación detallada de cómo Dios puede ser justificado en cambiar por completo la religión ritualista o sacramental de los judíos a lo que nosotros conocemos hoy día. Si nosotros disfrutamos de una adoración en Espíritu y en verdad es porque hubo hombres como Esteban quienes pudieron defender su fe por un conocimiento bíblico profundo que frustra las intenciones de los malvados.

I. Una defensa del los pasos para llegar a la bendición (vv. 1-5)

A. Esteban es dada una oportunidad única (v. 1)  El Sumo Sacerdote le concede a Esteban un lugar para expresar su defensa. Siendo un hombre del vulgo es muy probable que ellos esperaron escuchar a Esteban negar las acusaciones y rogar por su vida. Lo que viene es una respuesta guidad por el Espíritu Santo de Dios Lucas 21:12-15

B. Esteban empieza con los comienzos (vv. 2-3)  Esteban empieza con lo que Dios había hecho con Abraham. Si Dios escogió a Abraham para sacarlo de entre los caldeos entonces es Dios quien puede determinar cómo es la verdadera religión y dónde la adoración va a tener su comienzo y hasta dónde se puede expandir.

C. Esteban explica que la vida se vive por fe (vv. 4-5)  Por más que Abraham siguió a Dios, nunca pudo disfrutar de las promesas personalmente sino tuvo que creer a Dios y vivir por fe que todas las cosas prometidas iban a ocurrir en su tiempo.

II. Una explicación del pacto y sus implicancias (vv. 6-8)  

A. El plan de Dios incluye las demás naciones del mundo (vv. 6-7)  Dios le explicó a Abraham que iba pasar mucho tiempo antes de ver a siquiera los comienzos de Su plan.

B. El pacto se vive aún cuando no hay evidencias concretas (v. 8)  Dios dice que Él tendrá una relación especial con Abraham y su descendencia y que el símbolo será la circuncisión. Esto también indica que ellos tienen que elegir a Dios al someter a sus hijos en perpetuidad a esta práctica.

PREDICA hechos square copy

La Purga del Templo

¿Los frenos de tu auto han perdido potencia? En el sistema de frenos intervienen varios elementos (discos, pastillas, tambores, bomba, etc.): uno de vital importancia es el líquido de frenos que recorre todo el circuito. Si por algún problema, ingresó aire o se “contaminó” el líquido, deberás purgar el sistema. El proceso implica la necesidad de quitar el aire a través de una serie de pasos que permite salir el aire y sellar el sistema de frenos para que funcionen correctamente.

Juan 2:12-17

12 Después de esto descendieron a Capernaum, él, su madre, sus hermanos y sus discípulos; y estuvieron allí no muchos días.

13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,

14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.

15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;

16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.

17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 25 de noviembre, 2012

grabar.descargar ESCUCHAR/DESCARGAR mp3

Es interesante que Jesús, al comenzar su ministerio público fuera al Templo para purgar el mismo. El Templo representaba el lugar de adoración de Dios para el pueblo judío. El problema es que en los atrios del mismo templo había una gran cantidad de mercaderes. Estos atrios representaban el lugar donde el gentil pudo acercarse a Dios. Pero en vez de un lugar de encuentro, se había convertido en un supermercado de animales para el sacrificio y mesas de cambio para poder ofrendar en la moneda aceptada. Jesús se acerca para llamar la atención al pueblo de Dios de su alejamiento de los propósitos del lugar de adoración.

Es interesante tomar en cuenta que hay un relato de la purificación del templo en los cuatro evangelios. La diferencia es que en los otros tres evangelios este relato ocurre justo antes de la crucifixión de Jesús, pero aquí se ve al comienzo del ministerio de Jesús. Cuando uno compara cuidadosamente los relatos, llega a la conclusión de que hubo dos purificaciones del templo. Si es así, entonces, la primera purificación es sorprendente para todos los líderes religiosos pero la segunda purificación llega a formar parte de la razón por el arresto de Jesús.

I. La Pascua en el Templo Vs.12-14

La visita a Capernaum nos introduce a la ciudad central del ministerio de Jesús a se llama “su ciudad” en Mt. 9:1. Fue una ciudad importante de aproximadamente un día de viaje desde Caná y más bajo en elevación y por eso dice que descendió. Fue acompañado por su madre, sus hermanos, y sus discípulos durante unos pocos días. Parece que sus hermanos no están en su contra en este momento. Debemos entender que Jesús tuvo hermanos cosa que niega la perpetua virginidad de María enseñada por la iglesia católica romana.

De allí, sube Jesús a Jerusalén para festejar la Pascua en Jerusalén (Ex 23:17). La frase “de los judíos ayuda a los lectores gentiles entender que esta era una costumbre en Israel. Pero además señala que pertenecía a los religiosos siendo Cristo mismo nuestra Pascua I Cor. 5:7. La pascua representaba la liberación del pueblo judío de los egipcios (Ex. 12).

Jesús va a cumplir la profecía de Mal. 3:1 al llegar al templo y allí descubrirse al público como el enviado de Dios, el hijo de Dios. Pero se encuentra en el Templo dedicado a la adoración de Dios un mercado lleno de los que aman más al dinero que a Dios.

II. La Purificación en el Templo Vs. 15-16

El mismo Jesús llamado el Cordero de Dios en capitulo 1 se ve aquí airado por el celo de la casa de su Padre.

La primera obra pública de Jesús en el Templo fue una purificación del mismo. Este suceso es el cumplimiento de la profecía de Mal. 3:2-3 de purificar y purgar la levadura del pecado. Parte de la celebración de la pascua incluye una búsqueda de cualquier remanente de levadura en la casa y echarla de la misma antes de celebrarse la cena pascual.

Fíjense en la manera en que limpia el Templo.

II. Una Pasión por el Templo V.17