La Iniciación Inesperada (Hechos 1:9-11)

Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. (Hechos 1:9-11)

PREDICA hechos square copy

La ascensión es la iniciación del plan de Dios en esta dispensación. Hay una leyenda que cuenta que el primer hombre en llegar al espacio el ruso Yuri Gagarin dijo, “Yo buscaba y buscaba y no encontré a Dios.” Muchos dudan de que él lo hubiera dicho en primer lugar porque era un miembro fiel de la iglesia ortodoxa de Rusia y muchos creen que fueron palabras atributadas a Gagarin por los comunistas para descreditar a la iglesia ortodoxa. Si lo dijo o no, es el sentir de muchas personas hoy por hoy al considerar la existencia de Dios y las pruebas de su existencia. Al leer la Biblia y ver la descripción de la ascensión, hay muchas personas que esperarían ver a Dios al pasar más allá de nuestra atmósfera de nuestro planeta tierra. Nuestro texto nos enseña que Jesús ascendió al cielo pero en ningún lugar no dice el texto que simplemente fue al espacio sino más bien desapareció atrás del velo entre nuestro universo y el lugar donde habita Dios. Es este acontecimiento inesperado que dejó a los apóstoles atónitos mirando al cielo. Pero este mismo acontecimiento dio iniciación al plan de Dios para esta dispensación.

I. Los apóstoles sirven de testigos oculares de la veracidad de la ascensión (vv. 9-10a)

A. La descripción de la ascensión (v. 9)  Jesús termina de hablar sobre la tarea y el alcance de la obra de hacer discípulos y mientras los discípulos observan es llevado arriba y oculto por una nube. Como ya mencionamos, no debemos de entender que el cielo está arriba de nuestra atmósfera sino que el movimiento de Jesús los dejó mirando hacia arriba hasta que una nube especial lo ocultó de su vista. La nube es un símbolo de la gloria de Dios (Lucas 9:34). Los apóstoles no se encuentran mirando en su alrededor como si Jesús hubiera desaparecido mientras ellos se distraían, sino ellos vieron con sus ojos a Jesús irse de forma milagrosa de esta tierra.

B. La anticipación del regreso del Señor (v. 10a)  Los apóstoles habían escuchado a Jesús decir en Juan 14:3 “Y si me fuere y os prepare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo”.  La reacción de cada uno de estar mirando atentamente al cielo nos indica que ellos anticipaban el regreso en tan corto periodo que se quedaron esperando su pronta venida o parusía. Apocalipsis 1:7 anticipa que volverá Jesús en una nube para reinar. Ellos anticiparon reinar con Cristo sentados sobre doce tronos Lucas 22:30; Mateo19:28.

II. El mandato de hacer discípulos no debe ser reemplazado con observar las estrellas (vv. 10b-11)

A. Dios confirma su mandato en boca de dos mensajeros más (v. 10b)  Indudablemente es una referencia a dos ángeles, mensajeros de Dios para proclamar Su voluntad. Ellos vienen para confirmar lo que Jesús acaba de decir. Ellos también tienen la función necesaria de llamar la atención de los apóstoles de mirar inactivamente al cielo a la tarea fundamental que Dios les había dado.

B. La ascensión indica que la obra de Cristo tiene su continuidad en los discípulos (v. 11) La interrogativa de los ángeles indica la tendencia humana de quedarnos quietos mientras debemos estar activos en la obra a la cual hemos sido llamados. Si yo les digo esta mañana, “vayan al mundo y hacer discípulos” (pausa dramática) y nadie se mueva, vemos lo que es la tendencia humana y lo que sucedió en la vida de los discípulos al ver a Jesús ascender al cielo. El mandato ya se había dado pero ellos esperaron con sus deseos personales de estar con Jesús.

Los ángeles aclaran que Jesús volverá de manera personal, visible y de manera gloriosa. Pero mientras tanto es hora de entrar en la mies para trabajar.