El Bautismo como Ilustración de Nuestra Nueva Vida

Hay dos extremos en la vida cristiano que hay que evitar a cualquier precio. Hay el extremo de legalismo que nos lleva a obedecer a la palabra de Dios en cada punto pero sin entregar por completo el corazón. El otro extremo es tomar licencia y argumentar que el pecado se necesita abundar en nuestras vidas para que sobreabunde la gracia de Dios. Estos dos extremos son condenados en la Biblia. En primer lugar el legalismo no agrada al Señor porque eleva el hombre a una posición de ser alabado por seguir fielmente a una lista de reglamentos. Dios es el único que merece la gloria por los logros en nuestras vidas. Y en segundo lugar la licencia no agrada al Señor tampoco porque hemos sido liberados del pecado y el control que tiene en la vida de uno que es inconverso.

bautismo   bautismo   bautismo   bautismo   bautismo  bautismo   bautismo

1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;

sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

(Romanos 6:1-6)

Pablo argumenta en el pasaje hoy que nuestra nueva vida resulta en una nueva manera de vivir. El va a ilustrar esta verdad con el ejemplo del bautismo. El bautismo es un hecho donde uno se identifica con Cristo en su muerte, sepultura y resurrección. Vamos a descubrir que recibimos todo lo necesario para vivir una vida victoriosa si somos salvos por la gracia mediante Jesucristo.

I. El creyente es liberado de su dependencia en el pecado. Vs. 1-2

1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?

En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

La palabra perseverar acá lleva la idea de estar cómodo o en casa, ser huésped en la casa de una persona. Hay un dicho que “después de tres días tanto los pescados como las visitas huelen mal.” Como creyentes no tenemos el derecho de reservar un lugar en nuestras vidas donde el pecado puede tomar residencia y sentirse cómodo.

A. La gracia de Dios no demanda que pequemos. Vs. 1  La gracia de Dios puede superabundar sin que nos dediquemos a vivir en el pecado.

B. El poder del pecado es eliminado de la vida cristiana. Vs. 2   Dios hizo una obra en nuestras vidas de separarnos del poder del pecado. La muerte no significa extinción sino separación. Esto es entonces una cirugía dónde Dios nos separa del pecado y su control en nuestras vidas. No es la eliminación de pecado como Juan nos dice en su primera carta 1:8. En el momento de poner nuestra fe y confianza en el Señor Jesucristo como salvador personal experimentamos la muerte al pecado y la posibilidad de vivir una vida nueva.

II. La naturaleza divina nos es dada y no queremos pecar. Vs.3-4

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

A. No tenemos que obedecer al pecado. Vs. 3

B. Recibimos la naturaleza divina. Vs. 4  Esto llega a ser la fuente de nuestra vida ética, moral, y espiritual cosa que nos lleva a rechazar el pecado y abrazar a la vida justa.

La Obra de Dios

Predica de Jesse Garza, 15 de noviembre, 2012 – a continuación de La OBRA MISIONERA es LA OBRA DE DIOS

grabar.descargar

ESCUCHAR/DESCARGAR mp3

III.  La Motivación. El Amor y compasión. El amor es el fruto de Dios, Espirtu Santo. Gálatas 5:22a “ Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe…  Es indispensable rendirnos al control total del Espíritu Santo.  Efesios 5:17-18 “Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. 8 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu.”  !Nuestro Señor Jesucristo es nuestro ejemplo! !Es necesario imitar el ejemplo de EL!  Juan 14:12 “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

Un religioso le hizo la siguiente pregunta tentando a nuestro Señor:   Mateo 22:36-39 “ Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?   37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”  Como nos podemos decir ser Cristianos y NO OBEDECER ESTOS, SUS GRANDE MANDAMIENTOS.

IV. El Método. ¡La Obra de Dios necesita hacerse conforme a la Palabra de Dios con el Poder de Dios Y para la Gloria de Dios!    ¡NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ES NUESTRO EJEMPLO!

A. Oración a DIOS. Nuestro Señor oro por la salvación de los que iban a ser salvos por medio de nosotros y sigue intercediendo a la diestra del Padre Celestial. Juan 17:20 “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,”

B. Obediencia a toda la Palabra de DIOS.

1. Vivir una vida consagrada.  ¡Vacios de nuestro pecado y llenos de Su Poder!

2. Ver a la gente con compasión.  Mateo 9:36 “ Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.

3. Id creyendo en el poder de DIOS. Algunos a otros lugares!  Id creyendo que nuestro Señor va hacer Su Obra por medio de nosotros. Es necesario rendirnos al Espiritu Santo.  ¡No confiando en nosotros sino totalmente en EL!

4. Mantenernos consientes de la santidad y poder de DIOS.  También mantenernos consientes de la condición pecaminosa del ser humano y las consecuencias del pecado.  Hebreos 9:27 “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,”   !No es la obra del hombre ES LA GRAN OBRA DE DIOS!

Marcos 10:26-27 “Ellos se asombraban aun más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? 27 Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, más para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.

1 Corintios 3:6-7 “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.

Dios el Padre – Juan 6:44a “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

Dios el Espíritu Santo – Juan 16:7-8 “Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.  Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

Dios Hijo – Juan 10:28 “ y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

5. Dar el plan de salvación de la Palabra de DIOS. Siempre dar el Evangelio (no olvidar la resurrección).  Seguimiento con estudios Bíblicos de discipulado en casa.

6. Discipular a otros cristianos usando la Palabra de DIOS.

7. Servir and dar con sacrificio con énfasis en el cumplimiento de La Gran Comisión. ¡Apoyar la obra de plantar iglesias!

 IV. Conclusión

A.  El Mandato. Id a todos y hacer SU GRAN OBRA

B.  La Motivación. El Amor y compasión

C.  El Método. ¡La Obra de Dios se necesita hacer conforme a la Palabra de Dios con el Poder de Dios Y para la Gloria de Dios!

Oración a DIOS- Obediencia a toda la Palabra de DIOS.

  1. Vivir una vida consagrada.

  2. Ver a la gente con compasión.

  3. Id creyendo en el poder de DIOS.

  4. Mantenernos consientes de la santidad y poder de DIOS.

  5. Dar el plan de salvación de la Palabra de DIOS.

  6. Discipular a otros cristianos usando la Palabra de DIOS.

Servir and dar con sacrificio con énfasis en el cumplimiento de La Gran Comisión. ¡Apoyar la obra de plantar iglesias!  ”Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”  (1 Corintios 15:58)