Los Fracasos del Malestar y la Muerte (Hechos 9:32-43)

hechos 932 pedro muerteLa muerte es tan solo terminal para los que rehúsan creer en Jesucristo.

En Octubre de 2018 una familia de 10 personas, la familia Wesco, llegó a Camerún, África para empezar su obra de evangelización con otra familia misionera. Tan solo 12 días después el padre, Carlos Wesco, murió mientras viajaba con su esposa un hijo y el otro misionero en un vehículo. Los Wescos habían programado su llegada a África para agosto pero por los disturbios entre los soldados gubernamentales y un grupo que quiso formar un nuevo país en el extremo occidental de Camerún se habían postergados su llegada para Octubre. A pesar de la violencia y el peligro, los Wesco decidieron mudarse con sus 8 hijos a ministrar la Palabra en esta zona de conflicto. Pero tan poco tiempo después y ahora Carlos está muerto y era necesario evacuar a la esposa con sus ocho hijos más la familia del otro misionero dando fin a todos los esfuerzos evangelísticos de este pequeño grupo.

Después de establecerse nuevamente en los Estados Unidos, el mes pasado la esposa Estefanía fue diagnosticada con varios tumores en su cuerpo de los cuales los doctores sospechaban que eran cancerosos. Pareciera que los ocho hijos iban a también perder a otro padre. Pero en la gracia de Dios después de que muchos creyentes oraran por Estefanía los médicos anunciaron que no había nada de cáncer en su cuerpo. Que todos los tumores eran benignos. Dios designó que muriera el padre Carlos y que sea sanada la esposa Estefanía. No podemos explicar la mente de Cristo en este caso más allá de que tiene un plan perfecto, parte del cual es que el otro misionero está predicando por todas partes en los Estados Unidos y ¡tan solo durante una oportunidad esta semana pasada cuatro jóvenes entregaron sus vidas para servir a Cristo después de la prédica al compartir sus experiencias!

Algunos estarían tentados a juzgar las acciones de esta familia misionera y decir que eligieron mal. Que se equivocaron en ir a África con toda su familia. Que ellos necesitaron hacer otra cosa. Algunos critican a su decisión y digan que necesitaban hacer un sinfín de otras cosas o tener a mano cosas para prevenir lo sucedido.

A fin y acabo nuestro texto dice que ¡tan solo precisaban un Apóstol para mejorar sus circunstancias!

La muerte de Carlos Wesco en ninguna manera es terminal. Él se goza de la presencia de su Señor y salvador Jesucristo. Por su fe en la obra redentora de Jesús cuando después de Su Pasión murió por nuestros pecados y resucitó tres días después Carlos Wesco y su familia tienen seguros la vida eterna. Es esta vida eterna de que testifica Pedro delante de las congregaciones que él visita según nuestro texto. Pero es una cosa decir que Jesús es un gran personaje digo de seguir por todas las cosas buenas que Él hizo mientras estuvo aquí en la tierra. Es otra cosa por completo demostrar que el poder divino también posa sobre sus Apóstoles. Si los primeros seguidores elegidos por Jesucristo están para instruirnos en el Camino, debe haber algunas pruebas de que estén investidos con el poder divino para llevar a cabo la obra de Jesús en la manera de Jesús. Los dos relatos que vamos a ver hoy demuestran que el poder de Jesucristo acompañaba a Pedro para demostrar que la muerte es tan solo terminal para los que no creen en Jesucristo.

I. Pedro es instrumento de sanación y salvación en las iglesias fuera de su localidad vv. 32-35

Es muy probable que Eneas fuera un creyente. El texto nos indica que durante por lo menos ocho años este hombre había padecido una enfermedad. Ahora con la visita de un apóstol Eneas va a ver cuán grande es el poder divino que opera en los embajadores de Cristo quienes existen para instruir a la nueva iglesia. Pedro no invoca su propio poder sino habla en nombre de Jesucristo, dando a entender que es a través del Salvador que uno puede esperar un verdadero milagro. El levantarse y hacer su cama tiene su paralela en Lucas 8:55. El resultado es la conversión de muchas personas en la comunidad.

II. El testimonio de Pedro provoca expectativa y esperanza vv. 36-38

Tabita o Dorcas es una persona entregada al servicio de su comunidad. Ella ministra no tan solo con sus palabras sino también con sus manos. Ella hace para otros por mas que no tiene con que dar a los pobres. Ella muere y es lamentada por muchos. En vez de enterrarla, se prepara el cuerpo y al saber que hay un apóstol cerca, llaman a Pedro para que venga urgentemente para hacer algo milagroso. Se nota la expectativa en que ni le adelantan el motivo de su llamado a acompañar a los hermanos.

III. Pedro imita su Maestro dando una demostración del poder divino vv. 39-42

Lo que sucede ahora tiene su paralela en el ministerio de Jesús en Marcos 5:40 y Lucas 8:41-56. Jesús también había sanado a un paralítico en Lucas 5:17-26. Lo que sucede es un milagro porque la persona muerta está restaurada cumpliendo de esta manera con la promesa de Jesús en Juan 14:12. En el versículo 41 vemos algo que sirve de ejemplo para cada cristiano. Pedro llama a los santos, o en otras palabras los creyentes, y las viudas. Debemos entender este último como una referencia a personas pobres que todavía no habrían creído en Jesucristo. Una excelente pregunta para hacerte esta mañana es ¿Cuántos inconversos presenciarán tu velorio? En el caso de Tabita ella demuestra que su ministerio en la comunidad es tan grande que un sin número de personas pobres que ella atendía en sus necesidades estuvieron presentes para lamentar su muerte. Al fin, llegan a ser testigos del poder de Jesús sobre la muerte para vencerla y dar testimonio duradero de que la muerte para un creyente no es terminal. El testimonio de estos acontecimientos produjo un gran número de conversiones en la zona.