Hechos: Una Introducción (Hechos 1:1)

En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, (Hechos 1:1)

PREDICA hechos square copy El libro de los hechos de los apóstoles también se conoce como el libro de los hechos del Espíritu Santo. Es el cuento histórico sobre los acontecimientos de cómo fue implementado el seguimiento de Jesucristo después de su muerte resurrección y su ascensión al cielo. Es un libro escrito en una manera distinta a los demás libros del nuevo testamento al tener como propósito el canonizar la historia del comienzo y expansión de la iglesia primeramente entre los judíos y después entre los gentiles.

 El autor de este libro, no solo histórico sino también de una historia verídica, es Lucas el autor del mismo evangelio que lleva su nombre. Es un hecho lamentable que haya una división en nuestras copias de las Escrituras entre el evangelio de Lucas y la segunda parte de su libro, los Hechos. En el primer siglo era común escribir un libro en dos secciones y de indicar la transición entre las dos secciones con un nuevo saludo al destinatario, en este caso Teófilo.

El propósito de este libro es no tan solo el registro de los acontecimientos de la iglesia primitiva sino también presenta el significado de estos acontecimientos. Por el uso del pronombre personal en la segunda sección del libro, deducimos que Lucas era testigo ocular de por lo menos una porción de su registro. Las demás porciones fueron aportadas por otros testigos oculares sin mencionarlos por nombre. Esto implica que los hechos son tan históricos que el mismo Lucas nos puede confiar su interpretación de los acontecimientos sin pensar que está haciendo dañó a la narración.

El valor de un estudio de este libro se puede resumir en cinco observaciones.

  1. Se nota la preocupación pastoral de Lucas. Su propósito principal es animar a la iglesia con su historia.
  2. Para Lucas, la tarea principal de la iglesia es misionar.  La proclamación de las buenas nuevas.
  3. No puede haber discriminación racial en la iglesia.  El testificar es a todas las personas del mundo.
  4. Hay un énfasis especial sobre la obra del Espíritu Santo en guiar y dar poder para cumplir con la misión.  Los dones están dados para el cumplimiento de la misión y no necesariamente para el individuo o la iglesia en sí.
  5. La iglesia cumplirá con su misión a través de su Salvador Jesucristo.  Lucas nos hace entender que el triunfo del evangelio es solo a través del sufrimiento y el martirio (Hechos 14:22).

 

No Se Agite (1 Tes. 3: 3-5)

chow_chow_puppyDurante esta semana pasada, intenté a introducir a nuestra perrita al perro nuevo que vive al lado. Nuestra hija tiene su perrita Sasha, un Yorkshire Terrier, y los vecinos recién consiguieron un perro Coke, un Chow chow, que es todavía cachorro. Por más que sea cachorro Coke ya tiene un tamaño tres veces más grande que Sasha. Al querer introducirlos llevé a Sasha en mis brazos hasta el alambrado que separa entre nuestros parques. Ella se asustó mal por el tamaño de Coke y se inquietó y huyó cuando él se acercó. El me ladra cuando me acerco pero de a poco nos estamos conociendo. La última vez que me acerqué a él vino a mí muy despacito pero moviéndose la cola torcida que descansa sobre sus espaldas.

1 Tes copyEn el pasaje delante nuestro, Pablo habla a los tesalonicenses y los hace entender que su mayor preocupación para ellos no es la tribulación que había escuchado que padecían, sino si ellos se habían inquietados en su fe. Esta palabra lleva el significado de un perro  que “se mueve la cola” y en este instante parece indicar estar agitados y desplazados. Pablo nos va a hablar de paso sobre la importancia de sufrir las penalidades de un soldado de Cristo al reconocer que nuestras tribulaciones o nos pueden inquietar o nos pueden fortalecer en nuestra fe. Pablo desea que ningún creyente se inquiete.

I. Las tribulaciones son inevitables v. 3 

A. La resistencia tiene una estrecha relación con la estabilidad del creyente. En el versículo 2, Pablo dice que se había mandado a Timoteo para establecer (confirmar y exhortar) a los tesalonicenses en su nueva fe. Pablo dice que esto es necesario porque es la única manera de poder resistir las inevitables tribulaciones del creyente.

B. El sufrimiento produce en nosotros el carácter que es peculiarmente cristiano.  Algunas cosas sólo aprendemos por la adversidad. Calvino comenta que “es como si hubiera dicho: somos cristianos basado en esta condición” de la tribulación. No debemos considerar nuestras tribulaciones como algo extraño, sino parte normal del desarrollo de la vida espiritual.

II. Las tribulaciones forman parte del plan de un Dios soberano v. 4

A. Los tesalonicenses estuvieron anticipando las tribulaciones.  Parte de la instrucción del Apóstol tenía que ver con la inevitable persecución que ellos iban a enfrentar. Ahora él desea reafirmar que es algo que el verdadero creyente debe de esperar y padecer sin fluctuar porque Dios tiene todo bajo Su control.

B. Las predicciones se cumplieron.  Pablo dice que para esta altura algunos de ellos ya se habían padecido por causa de Cristo. Si ellos iban a ir atrás, no valía la pena su esfuerzo.

III. Las tribulaciones pueden vencerse v. 5  Pablo indica cuán grande es su afecto por los tesalonicenses al repetir la información de los versículos 1-2. Su gran consolación es que ellos están luchando contra un enemigo ya vencido así que su confianza es que ellos van a salir invictos de la batalla.

¡A Trabajar! (Juan 9:1-7)

carpe diem   Carpe diem es una locución latina que literalmente significa ‘toma el día’, que quiere decir ‘aprovecha el momento’, en el sentido de no malgastarlo. Fue acuñada por el poeta romano Horacio (Odas, I, 11): “Carpe diem quam minimum credula postero.”

El adagio latino podría equivaler a oraciones en castellano como «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy» o «vive cada momento de tu vida como si fuese el último». Es un tópico literario, o tema recurrente, en la literatura universal como exhortación a no dejar pasar el tiempo que se nos ha brindado.

En 1854, una joven de sólo 18 años de edad se dio cuenta de que, incluso para ella la luz del día se desvanecía y ella nos hizo acordar a trabajar porque la noche viene, cuando no vamos a ser capaces de trabajar para el Señor nunca más. Basado en el pasaje de Juan 9:4 donde dice, “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar,” Anna L. Coghill escribió las palabras de este antiguo himno. Y con los años el himno nos recuerda que nuestros días sobre la tierra están contados debido a la muerte o porque Jesús podría venir de nuevo en cualquier momento. Así que debemos ser desafiados a entrar en la obra del Señor, mientras que nosotros tenemos la salud y la libertad para hacerlo. Porque el tiempo para hacer esto se está poniendo más corto para cada uno de nosotros. (Escucha la música aquí.)

Pronto la noche viene,

¡Listos a trabajar!

¡Listos!, que muchas almas

hay que rescatar.

¿Quién de la vida el día

puede desperdiciar?

“Viene la noche y nadie

puede trabajar.”

pronto la noche viene

Juan 9:1-7

 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.

Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego?

Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él.

Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.

Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego,

y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.

I. El problema que precipitaba la curación. (Vs. 1-2)

A. Falta de visión. (V. 1)  No es simplemente que el hombre ciego no pudo ver, sino que los discípulos de Jesús no estaban atentos a las necesidades de este hombre inconverso. ¿Tenés un plan para alcanzar a los necesitados en tu alrededor?

B. Falta de compasión. (V. 1)  Nadie trajo el hombre a Jesús. Sin embargo Jesús lo vio en su condición y va a hacer algo para ayudarlo.  ¿Te preocupás por las necesidades espirituales de los demás?

C. Falta de comprensión. (V. 2)  Los discípulos pensaron equivocadamente que el sufrimiento era siempre el resultado del pecado. Esto los llevó a preguntar por qué el hombre tuvo que sufrir aquel infortunio.

II. El propósito de la condición de ceguera. (Vs. 3-5)

A. Traerle gloria a Dios. (V. 3)  Jesús aclara la situación asegurándolos de que el sufrimiento no es siempre consecuencia del pecado. El hombre se encontró en tal estado de desgracia porque era la voluntad de Dios para traerles gloria a Dios Padre y a Dios Hijo. Un comentarista aclara que Dios no hizo al hombre sufrir tanto tiempo simplemente curarlo y así mostrar su majestad.

“Dios anuló aquella desgracia que le había tocado desde niño para que aquel hombre, ya de mayor, pudiera, al recobrar la vista, ver la gloria de Dios en la faz de Cristo” (Bruce citado en Morris, Leon, El Evangelio Según Juan Vol. II p.85).

Fíjense lo que dijo Pablo de su condición en Filipenses 4:11, “…he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.”

ver. juan 9.3

B. Animar a más obreros. (Vs. 4-5)  En el versículo 4 Jesús dice más bien que “nosotros debemos” trabajar mientras exista la posibilidad de realizar tareas. Vendrá la noche cuando se acabará toda oportunidad. El día se entiende por la luminosidad. Según el verso 5, Jesús es la luz de mundo y brilló más fuerte mientras Él estuvo en la tierra durante su Encarnación. Pero pronto viene la noche cuando nadie más tendrá la oportunidad de aprovechar de la luz y sufrirá la noche perpetua. Así que, es imprescindible y urgente que nosotros nos dediquemos a llevar al mundo el mensaje de que Jesús puede curar la ceguera del pecado.

II. El poder que produjo la curación. (Vs. 6-7)

A. El poder de nuestro Dios no tiene límite alguno. (V. 6)  A pesar que este episodio nos hace preguntar por qué Jesús sanó usando barro y saliva, tenemos que llegar a la conclusión de que nuestro Dios no está limitado para obra en la vida de nadie. Es cierto que Jesús realizó varias cosas en un Día de Reposo que estaban prohibidas por las autoridades religiosas. Y también hubo una creencia acerca de poderes curativos en la saliva. Además Dios formó al hombre del polvo Gen. 2:7. Pero parece ser que sus acciones fueron los de un creador más que nada.

B. Ejercitar fe en Jesús produce resultados. (V. 7)  (Ejemplo: Eliseo y Naamán en II Reyes 5:10-14).

Naamán Rio Jordán