El Propósito Perdido (Hechos 7:9-16)

El propósito de Dios para tu vida proporciona la presencia de Dios durante toda la peregrinación. Continuamos nuestro estudio hoy de la defensa de Esteban frente al concilio de los judíos.

En el matrimonio hay veces cuando las dos partes reciben la misma información, pero terminan con dos interpretaciones totalmente diferentes. El resultado muchas veces es un conflicto por el mal entendido. Puede ser que se comunica un horario para un evento. El esposo lo interpreta como un estimativo mientras la esposa lo interpreta como la hora final, el plazo máximo para llegar a tiempo. El esposo termina saliendo de casa para la cita en un horario que significa su llegada después de la hora anunciada y la esposa se pone nerviosa y decepcionada con su esposo por estimar que van a llegar tardes a la cita. Ella cree que el propósito de la cita se pierde por la tardanza mientras el esposo cree que no va a haber problema. El tiempo a veces revela quien realmente tiene la razón.

Lo que vemos en el texto hoy es una sección dedicada a la historia de Josué en Egipto. Esteban argumenta que el rechazo de Cristo y Su evangelio era algo bastante parecido a la actitud de los antepasados de los judíos quienes mal entendieron el plan y las intenciones de Dios para la humanidad. El resultado fue una rebelión y rechazo de Sus propósitos por nunca llegar a entender el plan de Dios por más que este último les fue revelado en las Escrituras. Tanto en esta sección como en la subsiguiente que trata con Moisés, Esteban argumenta que estas figuras están rechazadas en su primera venida pero son aceptados en su segunda venida. Por más que los judíos hayan rechazado a la persona de Jesucristo, algún día verán a Jesús por quién es, su Salvador. Esta realidad traerá mucho gozo al reconocer el propósito de Dios y la cercanía de una relación personal con Él. El propósito de Dios para tu vida proporciona la presencia de Dios durante toda tu peregrinación aquí en la tierra.

I. Dios es por nosotros aún cuando todos los demás parecen estar en nuestra contra vv. 9-10

A. Dios es por nosotros cuando nuestra familia nos decepciona v. 9  Los patriarcas vendieron a su hermano en esclavitud. Los primeros y más importantes descendientes de Abraham, los que formaron las doce tribus, fueron hombres inmundos que operaron fuera del plan de Dios. Pero Dios acompañó a Josué en todas sus aflicciones.

B. Dios nos acompaña aún cuando las circunstancia indican el opuesto v. 10   Parece que Josué estuvo bastante solito en su exilio. Pero el texto nos indica que Josué entendió algo acerca que Dios que lo mantuvo en el centro de la voluntad de Dios. Es que Dios es soberano y tiene las circunstancias bajo Su control. Josué termina siendo un tipo de Cristo por su fidelidad.

II. Los propósitos de Dios son más grandes que nuestras vidas vv. 11-13 

A. El hambre de la región formaba parte del propósito de Dios vv. 11-12  Dios quiso sacar a Israel de Egipto y así demostrar su plan de sacar a un pueblo redimido del mundo ya que Egipto es un tipo del pecado.

B. La restauración de la familia de Josué indica la soberanía de Dios v. 13 Cuando por fin Josué se descubre a su persona a sus hermanos la relación con ellos es restablecida. Es lo que Dios promete ocurrirá con el pueblo de Israel (Zacarías 12:10) 

III. Las promesas de Dios son confiables sin importar el territorio vv. 14-16  

A. Todos los descendientes de Abraham se mudaron a Egipto a vivir vv. 14-15  

B. Hasta sus huesos fueron sacados de la tierra de Egipto y puestos en Samaria v. 16

PREDICA hechos square copy

Un Saludo Cariñoso (1 Tesalonicenses 1:1-3)

Pablo es el primer cristiano a predicar en Europa y comienza en el centro cultural más grande de la zona, cual es Filipos. Después de haber salido de Filipos con su grupo de evangelistas por los ruegos de los pretores a causa del alboroto y las prisiones de Pablo y Silas, Pablo llega a Tesalónica donde había una sinagoga de los judíos (Hechos 17:1). Es capitolio de la provincia de Macedonia y la ciudad más grande de la zona, una ciudad que existe hasta el día de hoy.

segundo viaje de Pablo

 

Pablo entra en la sinagoga durante tres sábados seguidos (Hechos 17:2), cosa que indica el periodo menor de su estadía. El problema es que no hay indicios en cuanto a la duración de su ministerio en aquella ciudad. Algunos argumentan que estuvo casi 6 meses, pero nadie argumenta que sea más tiempo que eso. La mayoría de los estudiosos concluyen que estuvo entre un mes y dos meses en la ciudad y que durante este periodo pudo establecerse un fuerte núcleo de creyentes.

02_Paul_Thessalonica_Berea_1024

La predicación de la crucifixión y resurrección de Jesús señalaba la venida del Cristo tuvo un éxito sin par (Hechos 17:3). La mayoría de los convertidos fueron gentiles religiosos que ya tuvieron contacto con la sinagoga (Hechos 17:4). Por los celos de los judíos no creyentes, hubo otro alboroto encabezado por algunos hombres de carácter dudoso que buscaban a Pablo y a Silas en la casa de un Jasón (Hechos 17:5). Al no encontrarlos, le llevaron a Jasón delante de las autoridades y obteniendo fianza de él, le soltaron (Hechos 17:6-9). Esta reacción impulsaba a los creyentes a enviar de noche a Pablo y a Silas en camino hasta Berea. Habiendo llegado a Berea comenzaron a predicar y tuvieron aún más éxito con la predicación del evangelio (Hechos 17:10). Pero llegaron algunos desde Tesalónica y acusaron a Pablo y a Silas y enviaron a Pablo hacia Atenas (Hechos 17:15).

06_Paul_Thessalonica_Berea_1024

En algún momento durante su estadía en Atenas vino Timoteo a visitar a Pablo quien lo envió de nuevo a Tesalónica para animar a los nuevos creyentes (1 Ts. 3:2). “Tenemos toda la razón en pensar que Pablo era un hombre desanimado cuando llegó a Corinto, su próximo puerto de escala. Los oponentes fanáticos habían provocado su expulsión forzada de tres lugares sucesivos de predicación, en cada caso justo cuando parecía que su trabajo sería coronado con éxito. Después de estar allí había ido a Atenas, el centro cultural de Grecia, y había sido recibido por la burla. En días posteriores recordó que había llegado a Corinto “con debilidad y temor, y con mucho temblor” (1 Co. 2:3).[1]

04_Paul_Athens_1024

Según Hechos 18:5 Pablo, Silas y Timoteo se encontraron de nuevo en Corinto y Pablo debe haber cobrado ánimo al escuchar de la perseverancia de los santos a pesar de las persecuciones (I Ts. 3:6-9); porque comenzó a predicar con denuedo nuevamente . Es en este contexto que Pablo escribe su primera carta a los Tesalonicenses animándoles al expresar su gozo por su fe.

***

I. El saludo es típico de las cartas de este periodo (v.1a). Pablo adapta una forma convencional para hacer una aplicación a una audiencia cristiana.

A. Pablo se asocia con Silvano y Timoteo.  Silvano es la manera en que Pablo registra el nombre de Silas como está registrado por Lucas. Este hombre es un ayudante al apóstol Pablo y el primer registro de su persona en la Biblia se encuentra en Hechos 15:22, 27. Se conoce también como un profeta Hechos 15:32. Timoteo es hijo de un padre griego y una madre judía. Fue criado en las disciplinas de una familia judía II Tim. 3:14-15 por más que nunca fue circuncidado (Hechos 16:1-3). Es un seguidor de Pablo que termina siendo pastor en varias locales.

B. Se expresa la característica de una iglesia cristiana. La iglesia no es conocida por su simple reconocimiento de Dios sino por estar “en Dios” y en su Hijo Jesucristo. Dios se conoce como Padre en algunos ejemplos en el AT pero para el creyente es una designación personal. Jesús (Yahweh es salvación) el hombre está reconocido por ser el Señor (traducción griega del hebreo “Yahweh”) y el Cristo o Mesías.

1493145792058_image

II. El saludo nuevo adaptado por Pablo (v. 1b). 

A. Gracia a vosotros. El saludo hebreo común era “misericordia y paz” pero “es difícil sacar gracia de la misericordia” (Morris). Aquí tenemos algo sencillamente nuevo. Pablo se expresa a ellos en una nueva manera para hacerles entender que les desea algo que genuinamente pertenece a los creyentes.

B. Paz en Dios. La paz para los griegos era algo negativo (desea que no entres en guerra) pero para los judíos algo hermoso que abarca toda la bendición de Dios (Shalom).

[1] Morris, L. (1991). The First and Second Epistles to the Thessalonians (p. 7). Grand Rapids, MI; Cambridge, U.K.: Wm. B. Eerdmans Publishing Co.

¡Cuidado Creyente! (Colosenses 2:8-23)

cuidadoNo hay solamente peligros para los creyentes de los que son de afuera de la iglesia como dice versículo 8 en adelante, sino hay peligros dentro del rebaño de los que proclaman el nombre de Jesucristo.  Es decir que hay los que después de experimentar la salvación y la gracia de Dios eligen vivir, no en la gracia del Señor, pero bajo reglas hechos por hombres.  Por eso tenemos el aviso del apóstol Pablo en Colosenses 2 de vigilar a nosotros mismos.  Estamos hechos completos en Cristo lo cual significa que no nos falta nada para lograr la plenitud en Cristo.  Ahora estamos vivos a través de la obra de Cristo y libres de nuestros pecados.  Así que, Pablo nos avisa y dice mirad, o cuidado creyente.

Colosenses 2:8-23

8 Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.

9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;

12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.

13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,

17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

18 Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal,

19 y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.

20 Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos

21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques

22 (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?

23 Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.

Predica de Pastor Jaime Greenwood, 24 de mayo, 2015

[youtube https://youtu.be/PSAGiIf-_28]

 I. Que nadie lo juzgue (Legalismo). Vs. 16-17 Aparentemente el legalismo de los judíos había infiltrado en la iglesia.  Esto no es sorprendente cuando uno observa que la carne del hombre prospera bajo reglas religiosas.

A. La base de nuestra libertad. Vs. 16a “Por Tanto” refiere a la persona y trabajo de Cristo. Cuando uno quiere añadir el legalismo a la salvación, profesa que la obra de Jesucristo no es suficiente para vivir una vida plena en Dios.  De hecho, sus acciones declaran que debe haber algo más necesario de hacer para poder cumplir la obra de Dios.

B. La esclavitud de legalismo. Vs. 16b  El legalismo es esclavitud, como nos dice también Gálatas 5:1.  No es una confirmación de nuestra espiritualidad de comer o no comer algo, porque lo que procede del corazón es lo que hace a la persona espiritual.

C. La bendición de la gracia. Vs. 17 La ley fue solamente una sombra de lo que iba a venir, pero Cristo es la realidad. La gente le gusta mostrar su espiritualidad a través de sus ritos observados, pero requiere otro nivel de entrega para vivir una vida espiritual en Cristo, la verdadera sustancia.

 II. Que nadie lo prive (Misticismo). Vs. 18-19  Esa frase “prive de vuestro premio” es un término deportivo que significa descalificarse por no obedecer las reglas del juego.  No es que uno pierde su ciudadanía por jugar ilícitamente, sino su oportunidad de ganar el premio.

A. Con misticismo oriental. Vs. 18  Aparte de la Palabra de Dios o el Espíritu de Dios uno se abra al ataque del diablo y sus demonios porque Satanás sabe bien como engañar a la gente con experiencias falsas.  La palabra “entremetiéndose” en el griego significa “pararse en el santuario secreto”.  Reconocemos que la mente del hombre no controlada por el Espíritu Santo desea profundizar los misterios de lo desconocido. El problema es que aquel hombre tiende a sufrir engaño por faltar “la mente de Cristo” y termina adorando más a lo creado que al Creador por su falta de humildad verdadera.

B. En vez de los recursos de Cristo. Vs.19 Si un creyente no busca su alimentación espiritual en Cristo, va a fatigarse.  Cada creyente forma una parte importante para el crecimiento y salud del cuerpo de Cristo.

 III. Que nadie lo esclavice (Ascetismo). Vs. 20-23  Por último Pablo atacó al ascetismo.  Esas prácticas se tratan del hecho de  negarse a uno mismo algo temporal como dice en versículo 21, como vivir aparte de otros, no hablar por días o años y flagelarse para nombrar a algunos ejemplos. Estas prácticas se pusieron de moda en especial durante la era media.  Las prácticas ascetas están pensadas para santificar al alma a través de la disciplina del cuerpo.

A. La posición del creyente espiritual. Vs.20a El ascetismo tiene su relación con los rudimentos del mundo (prácticas legalistas) y no con las riquezas del reino de Dios.  Ahora la palabra “rudimentos” hace referencia a las reglas de las comidas.   Pablo no fue enseñándonos a ser rebeldes, sino nos avisó a no pensar que somos espirituales porque obedecemos algunas reglas que pertenecen al cuidado del cuerpo.

B. Lo inútil de reglas ascetas. Vs. 20b-22  Esas reglas no provienen de Dios. Doctrinas de hombres pueden reemplazar la palabra de Dios.  Entonces cuando uno piensa que es más espiritual porque no come algún tipo de comida está equivocado.

C. La decepción de ascetismo. V.23  Los que viven vidas ascetas tienen la reputación de espiritualidad, pero el producto no coincide.  Es impresionante ver la cantidad de gente que quiere escuchar a un místico y prestar atención a su sabiduría que no puede producir cambios en el corazón.

Es importante ejercer control sobre su cuerpo, pero eso en sí mismo no le lleva a la espiritualidad.  El poder de Dios no solamente restringe sus deseos pero pone nuevos deseos en su corazón.

La respuesta para el legalismo es nuestra realidad espiritual en Cristo.  La respuesta para el misticismo es nuestra unión espiritual con Cristo la Cabeza de la iglesia. La respuesta para el ascetismo es nuestra posición en la muerte, sepultura, y la resurrección de Cristo.  ¿Es Cristo la cosa más importante en su vida?  ¿Busca su poder espiritual en Él o depende de un substituto religioso hecho por los hombres?

Superando La Traición (Juan 18:25-27)

06_Peter_Denies_Jesus_1920

Juan 18:25-27
25 Estaba, pues, Pedro en pie, calentándose. Y le dijeron: ¿No eres tú de sus discípulos? El negó, y dijo: No lo soy.

26 Uno de los siervos del sumo sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro había cortado la oreja, le dijo: ¿No te vi yo en el huerto con él?

27 Negó Pedro otra vez; y en seguida cantó el gallo.

Predica por Pastor Jaime Greenwood, 17 de mayo 2015

I. Pedro se niega identificarse con Cristo. V. 25

A. Pedro se esconde entre la gente común y corriente.  En los otros evangelios vemos que las acciones de Pedro registradas aquí indican que él busca esconder su verdadera identidad. Mateo 26:71 Desea vivir como un discípulo escondido.

B. Pedro siente estar perseguido.  La negación en este versículo es fuerte y tajante. Las interrogaciones le llevan a Pedro a considerar que está bajo ataque. Pero su persecución es liviano a la luz de lo que sucede en este mismo predio concerniente su Maestro.

C. Pedro niega ser un seguidor de Jesús.  Pedro abre su boca para defenderse sólo para traer más dudas sobre su persona. Marcos 14:70

II. Pedro actúa de forma distinta a su verdadero carácter. Vs. 26-27

A. La lealtad Pedro se convierte en cobardía. V. 26  La pregunta esta vez espera una respuesta afirmativa. Pedro había respaldado su lealtad declarado en el aposento alto Jn. 13:38 y con su actuar en el huerto tanto como su presencia en el patio del sumo sacerdote. Pero a pesar de sus acciones anteriores, Pedro se ve débil en este momento porque no actúa en base del poder de Dios.

B. Las negaciones de Pedro no lo definen como una persona. V. 27 Por más que Pedro sufre el peor momento de su vida a esta altura, no es lo que define el carácter y persona de este seguidor de Cristo. Su derrota es simplemente una afirmación de la debilidad del hombre y su tremenda necesidad de depender completamente en el Señor para salir victoriosos en las batallas del diario vivir. La persecución en este instante produce un fracaso, pero la lección aprendida es tan grande para Pedro que nunca más sufre una baja al enfrentarse con la persecución, sino sale victorioso en Cristo.

A pesar de que Juan no recoge la mirada de Jesús en este momento, Lucas 22:61-62, llegamos a entender que esta mirada justo al momento en que cante el gallo es tanto una afirmación de las palabras de Jesús pronunciadas anteriormente, como una expresión del perdón que Jesús ofrece al momento de nuestro mayor fracaso Marcos 16:7.  Jesús ve más allá de nuestros momentos de debilidad para ver los momentos de victoria que están a nuestro alcance por el poder de Dios en nosotros.